Es noticia
Menú
"No quiero reinventar el mundo, sino cuidarlo": este es el proyecto de Yolanda Díaz
  1. España
NUEVE ELEMENTOS DE SU PROGRAMA

"No quiero reinventar el mundo, sino cuidarlo": este es el proyecto de Yolanda Díaz

La vicepresidenta segunda ha mostrado varias de las cartas ideológicas del espacio que pretende construir en sus intervenciones públicas de la pasada semana. Sus propuestas están muy avanzadas

Foto: Yolanda Díaz toma posiciones. (EFE/J.J. Guillén)
Yolanda Díaz toma posiciones. (EFE/J.J. Guillén)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La izquierda vive momentos complicados. El PSOE debe afrontar el enésimo equilibrio en la relación con sus socios, ya sea por un mal manejo de la situación o por la debilidad que supone gobernar sin apoyos seguros. Yolanda Díaz, por su parte, tiene que lidiar con una complicada situación interna y con una creciente animadversión entre Podemos y su proyecto. Pero, más allá de las dificultades coyunturales, las izquierdas tienen que replantearse muchos aspectos de su futuro, forzadas por el notable crecimiento de PP y Vox.

La hoja de ruta que habían trazado, que pasaba por la revitalización de la actividad económica tras la pandemia y el refuerzo de los fondos europeos, con lo que esperaban conseguir generación de empleo, recuperación de empresas y un buen cuadro macro, ha sido puesta entre paréntesis por la invasión de Ucrania. La visión compartida, con los matices pertinentes, acerca de una España moderna, sostenible, inclusiva, que pondría el énfasis en los jóvenes y en la renovación digital y verde, palidece frente a la inflación, las tensiones geopolíticas, la prioridad de la defensa, el regreso de las nucleares y los procesos de desglobalización. El problema con las ideas de la izquierda es que no suenan bien en estos instantes, no por inadecuadas, que cada votante tendrá su visión al respecto, sino por insuficientes: hace falta algo más para recuperar la iniciativa política frente a una derecha en auge.

Foto: Los líderes de los partidos involucrados en el pacto, en la Feria de Abril. (Inma Nieto)

El PSOE está demasiado enredado en lo cotidiano como para tejer un proyecto ideológico más amplio, y Podemos continúa anclado en su marco de pelea institucional contra el Estado profundo y los medios de comunicación. Las novedades tendrían que venir de la mano de Yolanda Díaz, que es quien está impulsando un nuevo proyecto de país. Y se trata de un espacio, además, indispensable para la izquierda si quiere tener opciones de gobernar, dado el actual reparto de bloques.

Nueve puntos del proyecto de Díaz

Hasta la fecha, Díaz había anunciado repetidamente que iba a poner en marcha un proceso de escucha tras el que conformaría una red de alianzas y un programa. De este se sabía muy poco, pero ya conocemos bastante más. Sus intervenciones de la pasada semana en el 'podcast' ‘Generación Futuro’, en el desayuno con Europa Press y en la entrevista con Ana Pastor, han dejado claras sus prioridades y han subrayado elementos significativos de su proyecto:

1. El elemento programático se resume en una frase: "No quiero reinventar el mundo, quiero cuidar el mundo". Quiere un país diverso ("soy gallega"), pluricultural, plurilingüístico y fraternal. Y también optimista y digital. En ese aspecto, entiende más necesario que nunca "sumar", en lugar de fragmentar a las fuerzas de izquierda.

2. La pregunta "qué es ser progresista" tiene una respuesta poco definida, pero significativa: "Dejémonos de etiquetas y caminemos. Ser progresista no tiene una traducción electoral concreta… Conozco gente muy liberal en términos económicos, pero que es muy progresista".

3. El tiempo será el gran objeto de debate laboral. No solo tenemos que centrarnos en lo clásico, señaló Díaz, sino que hemos de hablar de la reducción de jornada, del uso del tiempo y de la productividad. "Se ha demostrado que las jornadas presenciales no sirven para aumentar la productividad", aseguró. Hay que transformar la relación laboral desde la flexibilidad, con medidas como las bolsas de horas y con los pactos con el empleador acerca de una jornada de trabajo diferente, también para permitir los cuidados. Y, desde luego, en los que quepan nuevas iniciativas: "¿Por qué no va a pedir un trabajador una excedencia para ir a formarse un año a EEUU?". Esas medidas, además, atraerían talento a las empresas, según Díaz.

Foto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Caroline Blumberg)

4. Hay que abordar 'la gran dimisión', ya que es un asunto directamente relacionado con el cambio cultural que estamos viviendo. Reconoce Díaz que es un fenómeno limitado en España, ya que solo hay un 0,7% de vacantes en puestos concretos. Sin embargo, lo percibe como un elemento muy relevante, ya que afecta a "esos jóvenes de nuestro país con elevadísima formación, que hablan muchos idiomas y han viajado mucho, pero que obtienen un empleo de baja calidad o que no les satisface". Cree imprescindible alejar a los jóvenes de ese trayecto negativo, ya que es una generación que tiene talento "y va a cambiar España". Insistió en que hay 109.000 vacantes en sectores localizados y que hará todo lo preciso para acompañar en el proceso de cubrir esos puestos.

5. Propuestas como el trabajo garantizado no tendrán espacio en su programa. La sociedad española tiene mucha vitalidad y debe ser apoyada en sus iniciativas. Algunas de ellas muy interesantes, como las cooperativas o la acción del tercer sector, que deben aportar todo lo que puedan, que es mucho.

6. Pondrá en marcha un nuevo Estatuto de los Trabajadores, ya que el anterior es de hace más de cuatro décadas y necesita ser actualizado. Citó la norma que protege la privacidad de los trabajadores en las taquillas como ejemplo de disposición que precisa ser revisada, ya que hoy las amenazas a la privacidad sobrepasan con mucho las antiguas. Además, esa reforma es imprescindible no por una simple tarea de puesta al día, sino porque una economía que se rige con algoritmos no puede regularse con normas pensadas para otro tiempo.

7. En el nuevo estatuto reservará un espacio para la democracia económica. Se trata de un asunto sobre el que Alemania legisló en el 76, y que ha servido para mejorar la productividad y las condiciones laborales, según Díaz, mientras que en España su recorrido ha quedado muy limitado. Insistió en que Navantia tiene representantes de los trabajadores en su consejo de administración, al igual que diferentes empresas del País Vasco. Es una iniciativa que debería extenderse, desde su perspectiva.

Foto: El exvicepresidente del Gobierno y exsecretario general de Podemos Pablo Iglesias. (EFE/Martín)

8. Hay que combatir las tendencias autoritarias entre los partidos europeos, porque el futuro de España no puede ser el francés, "el de Macron contra Le Pen". Una de las formas que entiende más provechosas es la del cambio en los partidos políticos. Cree que "siguen tratando a la ciudadanía como si fueran menores de edad", y que, para incitar a la participación y para continuar ejerciendo adecuadamente su función representativa, han de modernizarse y responder a los nuevos tiempos. Citó los trabajos de Sánchez-Cuenca al respecto.

9. Lo cotidiano es prioritario. Los partidos tienen que dedicarse a mejorar la vida de la gente, a dar respuesta a temas que le preocupan, como la educación y la sanidad públicas, las plazas para mayores en centros y residencias, y la corrección de las injusticias fiscales con el objetivo de mejorar los servicios públicos.

Es un conjunto de propuestas muy ligado a las tendencias habituales en la izquierda, que emparenta bien con el programa de Errejón y menos con el de Iglesias, y que conecta con muchas ideas del progresismo verde europeo. Con estas ideas y otras similares, tratará de atraer a la sociedad española que emerja tras la invasión de Ucrania.

La izquierda vive momentos complicados. El PSOE debe afrontar el enésimo equilibrio en la relación con sus socios, ya sea por un mal manejo de la situación o por la debilidad que supone gobernar sin apoyos seguros. Yolanda Díaz, por su parte, tiene que lidiar con una complicada situación interna y con una creciente animadversión entre Podemos y su proyecto. Pero, más allá de las dificultades coyunturales, las izquierdas tienen que replantearse muchos aspectos de su futuro, forzadas por el notable crecimiento de PP y Vox.

Yolanda Díaz PSOE Ucrania Inflación Pandemia Trabajo
El redactor recomienda