Es noticia
Menú
Operación recuperar Cataluña: Feijóo desplegará en el Cercle su plan territorial
  1. España
COINCIDIRÁ CON SÁNCHEZ

Operación recuperar Cataluña: Feijóo desplegará en el Cercle su plan territorial

El gallego prepara un discurso "pragmático" y "pegado al territorio" como primer paso para reconquistar el "liderazgo" del constitucionalismo, por delante de Cs y Vox

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (d), y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE/Javier Lizón)
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (d), y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE/Javier Lizón)

El PP atraviesa por una luna de miel demoscópica. El aterrizaje de Feijóo en Génova ha disparado los buenos pronósticos para las siglas populares en las encuestas, un escenario idóneo para un líder que se enfrenta a su primer gran examen el próximo 19 de junio en Andalucía. El nuevo jefe de la oposición, que apenas lleva un mes en el cargo, no ha tardado en fijarse como meta la conquista de Moncloa, pero es consciente de que la debilidad del PP en territorios como País Vasco y Cataluña lo alejan de ese objetivo. El gallego se propone ahora enmendar una de las grandes cuentas pendientes de Pablo Casado. La primera visita oficial a Barcelona como presidente del PP no solo se plantea en Génova como un modo de seguir sumando adeptos a su plan fiscal, sino como puesta de largo de un plan más ambicioso: "recuperar el liderazgo" del constitucionalismo en Cataluña.

Como informó El Confidencial, Alberto Núñez Feijóo realizará un discurso este viernes en el seno del Cercle d'Economía, dispuesto a recuperar la confianza del 'lobby' económico catalán con el PP. La tensión se apoderó de las jornadas el año pasado, cuando Pablo Casado se quedó solo defendiendo su rechazo contra los indultos frente a la entidad dirigida por Xavier Faus. Pero la intervención del nuevo jefe de los populares no solo tendrá una vertiente económica, sino también política. Génova concibe el evento como un acto de primer nivel, que servirá para sentar las bases de cómo el 'nuevo PP' pretende "subir los umbrales de voto" en Cataluña. Como señalan en su equipo, Feijóo pronunciará un discurso "pragmático" y "pegado al territorio", por ejemplo, desde el punto de vista lingüístico, y se propone "marcar la diferencia" respecto a anteriores etapas, presentándose como un líder con especial "sensibilidad" ante las particularidades propias de cada territorio.

Feijóo se lanza a "subir los umbrales de voto" del PP en Cataluña con un discurso "pragmático"

Es la idea que el todavía presidente en funciones de la Xunta ha defendido en múltiples foros e intervenciones, pero que ahora se propone llevar en primera persona a Cataluña. El empresariado catalán será el público ante el que Feijóo explicará la nueva línea del PP en materia territorial, presentando las "diferencias" entre autonomías no como un elemento a combatir, sino "a defender" y "a reconocer", reiteran fuentes populares. Recuerdan en la nueva dirección que el líder del PP está en condiciones de atraer de nuevo al votante constitucionalista en Cataluña, que reconoce las diferencias entre el elector tradicional del centro derecha en Cataluña y en el resto de España, después de 13 años de mandato en una comunidad autónoma con identidad propia en la que el PP de Feijóo ha conseguido mantener a raya los nacionalismos.

Foto:  La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Sergio Pérez)

A esta cuestión hizo referencia el propio Feijóo este miércoles, durante su participación en un foro en el Hotel Four Seasons de Madrid. "Nuestro objetivo nunca fue fracturar a la sociedad, sino aplicar un bilingüismo cordial" y "parar al nacionalismo excluyente", subrayó el gallego. No es una alusión nueva. De hecho, el conocido alegato del dirigente por la "armonía de las lenguas", la pluralidad y la diversidad territorial ya le sirvió a Vox para dirigirse al gallego con el apelativo de "nacionalista". "Cada vez se parece más a los Pujol", llegó a aseverar Javier Ortega Smith durante un acto en Ourense hace unos años.

Feijóo se lanza a 'refundar' la marca en Cataluña para acercarla al modelo que implementaron Alicia Sánchez Camacho o Josep Piqué, cuando el partido sí era la 'casa común' del constitucionalismo en Cataluña. La expectación respecto al discurso del líder nacional también ha llegado al PP catalán, donde esperan que el nuevo presidente pronuncie un discurso "muy enfocado en la economía", pero también en la "recuperación del liderazgo en Cataluña", conscientes del estado casi comatoso de las siglas en la región. Enmiendan la "sensación de bandazos" que se vivió durante la etapa de Pablo Casado, y exigen una línea de actuación clara y contundente para reconquistar el bloque constitucionalista, plantar cara al independentismo y frenar a Vox.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Emilio Naranjo)

La derrota sin paliativos del PP en las últimas elecciones autonómicas llevó al anterior presidente nacional a anunciar la salida de la sede de Génova. Aunque no se esperaban grandes resultados, el adelantamiento de Vox por la derecha —que sumó nada menos que 11 escaños por los tres del PP— certificó la debilidad del partido en Cataluña. "El voto del PP comienza a hundirse en 2015", recuerdan fuentes de los populares catalanes, aunque el golpe definitivo se asestó "de un modo brutal" a partir de 2017, entre otros motivos porque el modo de gestionar el proceso separatista "no gustó ni a unos ni a otros", zanjan. Entonces, Inés Arrimadas hizo historia ganando las elecciones en Cataluña. Ahora, Feijóo se lanza a andar un largo camino hasta lograr ese mismo objetivo. Los primeros pasos, dicen en Génova, los dará este mismo viernes.

Feijóo somete su plan al 'visto bueno' del Cercle

El líder gallego ha hecho de la economía su principal carta de presentación nacional. Apenas había desembalado sus cajas en Génova y ya tenía entre manos un plan fiscal, madurado con exministros y agentes sociales, que remitió a Moncloa el pasado 22 de abril. El objetivo era corregir, al menos en parte, el rumbo económico marcado por Sánchez, pero este dio portazo a las medidas elaboradas por Feijóo, que solo se abrió a valorar cuando su decreto 'anticrisis', una de las normas clave de la legislatura por las consecuencias de la guerra en Ucrania, a punto estuvo de verse abocado al fracaso.

Ante el 'lobby' económico catalán, Feijóo tratará de evidenciar el "error" del presidente del Gobierno al rechazar un plan alejado de las recetas clásicas del PP, con rebajas impositivas "limitadas" y "moderadas", así como ayudas directas o iniciativas orientadas a la agilización de los fondos europeos. El gallego ya cuenta con el relevante respaldo del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que utiliza para aumentar la presión contra el Ejecutivo.

Foto: El presidente del PP y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Lavandeira)

Feijóo ha reconducido la relación del PP con el líder de la patronal desde su primer día en Génova, y este no solo ha avalado su proyecto económico, sino que redobla las apariciones públicas con el gallego. Sin ir más lejos, este miércoles se dejó ver en el foro organizado por 'El Debate' junto a Feijóo, un evento al que también acudió la exministra de Empleo Fátima Báñez. El líder popular ha mantenido un ritmo frenético de reuniones con diferentes poderes empresariales y sindicales para consolidar su alternativa económica ante la cita clave de este viernes en Barcelona. El último encuentro de estas características se produjo esta misma semana, en la que el gallego invitó a Génova al presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Sánchez también acudirá al Cercle

Todo apunta a que el líder de la oposición y el presidente del Gobierno podrían coincidir este viernes en el Hotel Vela de Barcelona. Pedro Sánchez tiene el cometido de clausurar las jornadas del Círculo de Economía, y no será una visita precisamente cómoda para el jefe del Ejecutivo. El máximo mandatario socialista podría verse las caras con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, una circunstancia relevante en el marco de la petición que mantienen desde el nacionalismo catalán de celebrar un encuentro entre ambos dirigentes para aclarar el escándalo de Pegasus y el presunto espionaje a decenas de líderes independentistas. "¿Se irá Pedro Sánchez sin dar explicaciones?", cuestionaba la portavoz del Govern, Patricia Plaja.

Foto: La ministra de Política Territorial y portavoz del gobierno Isabel Rodríguez. (EFE/Mariscal)

"Será la primera vez que el PP esté más cómodo en Cataluña que Pedro Sánchez", ironizan en Génova, donde atisban desde la barrera una "fractura evidente" en el Ejecutivo con motivo de las presuntas escuchas a los terminales de dirigentes independentistas, agravada por el "caos" del ataque a los móviles de Pedro Sánchez y Margarita Robles anunciado a bombo y platillo desde Moncloa. Tanto, que Feijóo ya ha dibujado en el horizonte la posibilidad de que Sánchez impulse un adelanto electoral ante la "crisis de debilidad" por la que atraviesa, sin el respaldo de sus socios de investidura y con la "oposición interna" de Unidas Podemos.

PSOE y PP acudirán a la reunión con posiciones enfrentadas por el portazo de Sánchez al plan de Feijóo. Pese a este contexto, la entidad dirigida por Xavier Faus insta a la consecución de un gran pacto de Estado para blindar la economía española ante el momento que vive el país a consecuencia de la invasión rusa. En una nota de opinión, y a las puertas de su reunión anual, el Cercle pide "salvaguardar la paz social mediante la generalización de una serie de pactos de Estado que afecten a la energía, las rentas, la política fiscal y laboral, el estado de bienestar, la seguridad y la defensa".

El PP atraviesa por una luna de miel demoscópica. El aterrizaje de Feijóo en Génova ha disparado los buenos pronósticos para las siglas populares en las encuestas, un escenario idóneo para un líder que se enfrenta a su primer gran examen el próximo 19 de junio en Andalucía. El nuevo jefe de la oposición, que apenas lleva un mes en el cargo, no ha tardado en fijarse como meta la conquista de Moncloa, pero es consciente de que la debilidad del PP en territorios como País Vasco y Cataluña lo alejan de ese objetivo. El gallego se propone ahora enmendar una de las grandes cuentas pendientes de Pablo Casado. La primera visita oficial a Barcelona como presidente del PP no solo se plantea en Génova como un modo de seguir sumando adeptos a su plan fiscal, sino como puesta de largo de un plan más ambicioso: "recuperar el liderazgo" del constitucionalismo en Cataluña.

Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda