Es noticia
Menú
Feijóo prepara una reunión con Abascal, pero diluye su papel como socio estratégico
  1. España
EL 19-J, EN EL HORIZONTE

Feijóo prepara una reunión con Abascal, pero diluye su papel como socio estratégico

El presidente del PP mantendrá encuentros con líderes de otras formaciones políticas una vez se asiente en Madrid. El gallego atará también los cabos sueltos en Congreso y Senado a partir de la segunda quincena de mayo

Foto: El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto a la secretaria general del PP, Cuca Gamarra. (EFE/Mariscal)
El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto a la secretaria general del PP, Cuca Gamarra. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Más de un mes después de su entronización como líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo aún no ha hecho las maletas. El "respeto absoluto" a los procedimientos y a "las formas", como señalan en su equipo, ha aplazado su aterrizaje definitivo en Madrid, que se producirá a partir de la segunda quincena de mayo. El todavía presidente en funciones de la Xunta tiene muchas tareas pendientes en la capital, pero hay una cita que sobresale en el calendario: un encuentro con el líder de Vox, Santiago Abascal. La nueva dirección de Génova enmarca la reunión dentro de una total "normalidad" y da por sentado que se producirá "en las próximas semanas", una vez que el gallego se instale en la capital. Aunque todo apunta que así será, la incógnita que aún no desvelan en Génova es si se producirá antes de las elecciones andaluzas, que se celebrarán el próximo 19 de junio.

Tras la inédita alianza entre PP y Vox en Castilla y León y el aterrizaje de Macarena Olona en Andalucía, dispuesta a ponerle las cosas difíciles a Juanma Moreno, el encuentro entre Feijóo y Abascal promete concitar un gran foco mediático. Los populares, sin embargo, no entienden la reunión como un intento de acercamiento entre el nuevo líder del PP y su homólogo de Vox como base para edificar futuros pactos, sino que más bien diluyen el papel de Vox como socio preferente. Desde la nueva dirección, aseguran que la de Abascal será una de las muchas citas que prevé mantener Feijóo con motivo de su llegada a Madrid, empezando por la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y "representantes de otras fuerzas políticas". No habrá, por tanto, un trato de favor hacia el presidente de Vox.

Foto: Alfonso Fernández Mañueco y (i) y Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Nacho Gallego)

Abascal aprovechó la investidura de Alfonso Fernández Mañueco para lanzar su primera oferta al PP de Feijóo, al que ve más alejado de la política de 'trazo grueso' con la que operaba Pablo Casado. Además de la reiterada petición en las filas de Vox para que los populares "se quiten los complejos", Abascal dibujó un horizonte en el que poder extender el acuerdo alcanzado en Castilla y León como "posible alternativa para toda España". Feijóo, sin embargo, se puso de perfil ante la mano tendida de Vox y lanzó una nueva oferta al PSOE en una entrevista een El Confidencial: que "gobierne la lista más votada" como fórmula para arrinconar el "populismo". Al menos de momento, Feijóo no se ha movido de ese planteamiento y Moreno sigue aspirando a gobernar sin Olona, incluso aunque su mayoría resulte insuficiente.

En la dirección popular recuerdan que el líder del PP ya ha mantenido diferentes encuentros en su condición como nuevo jefe de la oposición. Al margen de la vista con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a principios de abril, el presidente de los populares ha centrado el tiro en la economía, y ha mantenido diversas reuniones con el mundo empresarial y sindical, como con el líder de la CEOE, Antonio Garamendi, o los representantes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez. Abascal, apuntan, "no va a ser menos", reiterando que el jefe de los populares no tiene problema alguno en recibir en Génova a su homólogo de Vox.

Foto:  La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Sergio Pérez)

El líder del PP cederá definitivamente el testigo a su sucesor en el PP gallego, Alfonso Rueda, en el congreso autonómico que tendrá lugar el próximo 21 y 22 de mayo, aunque el pleno de sucesión se espera para la semana del 9 al 12 de mayo. Será entonces cuando el presidente de los populares se volcará por completo en su agenda como jefe de la oposición, desde las reuniones institucionales hasta la resolución de su asiento en la Cámara Alta, un extremo que en el entorno del gallego no terminan de confirmar, pero que en el PP dan por sentado, dado que es el único modo de confrontar directamente con el Ejecutivo hasta las próximas elecciones generales y, además, tener aforamiento.

Cambios en Congreso, Senado y Génova

El líder del PP ha invertido el orden de prioridades habitual entre los recién llegados a las direcciones de los partidos políticos, y pospuso sin fecha el encaje de bolillos dentro de la cúpula directiva en Génova, así como los previsibles cambios tanto en el Congreso como en el Senado. Fuentes de su entorno insisten en que el gallego "no tiene prisa" para terminar de hilvanar los equipos, aunque la inquietud, que no malestar, crece por momentos en las filas populares, a la espera de noticias de su líder.

La dirección nacional del PP lleva un mes funcionando únicamente con cinco vicesecretarios de área, el equipo mínimo para engrasar la maquinaria de Génova tras la etapa de Pablo Casado. Por ejemplo, Esteban González Pons (responsable de Institucional) ha iniciado los "contactos" con Moncloa para desatascar el Consejo General del Poder Judicial; y Juan Bravo (Economía) ha sido el interlocutor del PP con el Gobierno para cuestiones tan relevantes como la negociación del decreto 'anticrisis' de Sánchez que, finalmente, salió adelante con la colaboración de Bildu y no de los populares. El equipo lo completan Miguel Tellado (Organización); Carmen Navarro (Políticas Sociales) y Pedro Rollán (Coordinación Autonómica y Local), pero Feijóo tiene pendiente la confección de los secretarios de área para rematar definitivamente la cúpula directiva. En su equipo insisten: una vez deje la presidencia en funciones de la Xunta, solucionará esta cuestión.

Foto: Macarena Olona (Vox) y Juanma Moreno (PP). (EC Diseño)

Feijóo prepara también cambios en el Senado, y todas las quinielas apuntan a que habrá un cambio de portavocía —que actualmente ocupa Javier Maroto— que podría dar paso a la cuota femenina. Tal y como publicó El Confidencial, en los últimos días se han escuchado nombres como los de Ana Alós y Sofía Acebo. El grupo parlamentario en el Congreso se encuentra también a la espera de cambios que diversos diputados también dan por "seguros", sobre todo en las presidencias de las comisiones, pero sin descartar poner una segunda voz a Cuca Gamarra, que ya actúa como número uno del PP en el Congreso.

En el equipo de Feijóo insisten en que, una vez se instale en Madrid "después de San Isidro", se pondrá a trabajar en los cambios pendientes y reunirá previsiblemente a los grupos parlamentarios de Congreso y Senado para abordarlos. Será entonces cuando el líder popular fije también la fecha de los congresos regionales pendientes —solo se ha fijado el del PP de Madrid—, aunque en la dirección señalan que la apertura del periodo electoral en Andalucía no será un impedimento para fijar nuevos cónclaves. En el corto plazo, se espera la resolución de los congresos de Murcia, La Rioja, Extremadura, Navarra, Cantabria y Asturias.

Más de un mes después de su entronización como líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo aún no ha hecho las maletas. El "respeto absoluto" a los procedimientos y a "las formas", como señalan en su equipo, ha aplazado su aterrizaje definitivo en Madrid, que se producirá a partir de la segunda quincena de mayo. El todavía presidente en funciones de la Xunta tiene muchas tareas pendientes en la capital, pero hay una cita que sobresale en el calendario: un encuentro con el líder de Vox, Santiago Abascal. La nueva dirección de Génova enmarca la reunión dentro de una total "normalidad" y da por sentado que se producirá "en las próximas semanas", una vez que el gallego se instale en la capital. Aunque todo apunta que así será, la incógnita que aún no desvelan en Génova es si se producirá antes de las elecciones andaluzas, que se celebrarán el próximo 19 de junio.

Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda