Es noticia
Menú
"Estoy seguro de que Ayuso contará con mi equipo para el PP de Madrid"
  1. España
ENTREVISTA A JOSÉ LUIS MARTÍNEZ-ALMEIDA

"Estoy seguro de que Ayuso contará con mi equipo para el PP de Madrid"

El alcalde de Madrid asume su responsabilidad con las mascarillas porque les "engañaron", pero insiste en que no se ha demostrado tras la investigación ninguna irregularidad del Ayuntamiento. Se siente respaldado por el PP

Foto: Entrevista a José Luis Martínez-Almeida. (Jesús Hellin)
Entrevista a José Luis Martínez-Almeida. (Jesús Hellin)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Está viviendo uno de sus peores momentos desde que es alcalde de Madrid. El refrán dice que las desgracias nunca vienen solas y él ha encadenado el presunto caso de espionaje a su compañera Isabel Díaz Ayuso con el escándalo de las mascarillas. Asume su responsabilidad, que enmarca dentro de que es "un ingenuo", porque se creyó que Luis Medina y su socio no cobraban comisiones. Respeta la labor de los fiscales, pero no puede evitar ver la mano de Pedro Sánchez y Dolores Delgado en su calvario. Su defensa: no se ha encontrado tras diecisiete meses de investigación ni una sola irregularidad por parte del Ayuntamiento. Mira con distancia el Congreso del PP de Madrid. Ya no es su guerra. "La presidenta debe tener las manos libres para elegir a su equipo". Se siente respaldado por Alberto Núñez Feijóo y agradece a Begoña Villacís su apoyo. Nunca contempló una moción de censura. Ha adelgazado mucho y esta vez ha sido sin dietas. Le apasiona ser alcalde, pero José Luis Martínez-Almeida apuesta por un pacto con el PSOE para que gobierne la lista más votada: "Hay que dar estabilidad a España".

PREGUNTA. ¿Está atravesando su peor momento en política?

RESPUESTA. Es un momento complicado, eso es obvio. Pero también es cierto que, en una legislatura tan difícil, tan dura como la que tenemos en el Ayuntamiento de Madrid, y por muy diversas circunstancias, es también un momento más. Y lo digo desde la convicción de que en el Ayuntamiento no ha habido ningún tipo de irregularidad, como ha acreditado una investigación del fiscal durante diecisiete meses. Lo que intentamos en aquel momento era conseguir el material sanitario imprescindible para que más de 10.000 empleados públicos del Ayuntamiento de Madrid pudieran salir a la calle. Por lo tanto, es un momento complicado, como otros que hemos vivido a lo largo de esta legislatura, y más en un Gobierno de coalición, que hay que decir que está funcionando. Es un momento que superaremos desde la convicción de que, después de tantos meses de investigación, no hay irregularidad alguna en la actuación del Ayuntamiento.

P. ¿Por qué no denunció cuando conoció que había una investigación?

R. En primer lugar, porque la noticia que tenemos es que la Fiscalía nos pide documentación y luego cita como testigo a la coordinadora general de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid. Pero hasta ahí no contamos con más datos. También había una confidencialidad por parte del Ministerio Fiscal y tampoco dio traslado a la coordinadora sobre lo que se estaba investigando exactamente. El elemento clave que determina que para nosotros el contrato fuera válido es que desconocíamos total y absolutamente que tanto Medina como Luceño se habían llevado más de seis millones de euros en comisiones. Hubo discrepancias sobre parte del material, pero se solucionaron. Desconocíamos que se habían cobrado comisiones y, por tanto, la diferencia tan importante que había entre el precio real del material y el precio del contrato. Nosotros solo pagamos a la empresa. No sabíamos lo que había pasado después, por lo tanto, difícilmente podíamos denunciarlo. Aparte de eso, también hay una cuestión formal que hay que indicar: la Fiscalía General no permite la personación en este tipo de diligencias. Y, en segundo término, para quien tenga alguna duda, el Ayuntamiento se personó como acusación particular el mismo día que se admitió a trámite la querella.

P. Entonces, ¿descarta la imputación de algún cargo o funcionario del Ayuntamiento de Madrid?

R. Por ahora, quien lo ha descartado es la Fiscalía Anticorrupción. Yo me tengo que fiar de lo que ha hecho durante diecisiete meses, de las diligencias que ha instruido, de todas las pruebas que ha recabado y de que después de la investigación no aprecia ninguna irregularidad. De hecho, lo curioso es que aquellos que piden en estos momentos que se impute a Elena Collado por malversación de caudales públicos, lo hacen según unas diligencias donde no se ha encontrado ningún tipo de irregularidad. Esta es la oposición que tenemos. Por tanto, al margen de lo que yo pueda creer o no pueda creer, lo cierto es que la instrucción del fiscal es el aval para entender que, en estos momentos, no hay responsabilidad alguna por parte del Ayuntamiento.

"La duda la despejó el otro día Luis Medina definitivamente. Lo único que le proporcionó mi familiar fue una dirección de correo electrónico"

P. Usted ha dicho que prefiere marcharse antes que pedir a alguien de su equipo que dimita. ¿Es consciente del riesgo que implica esa afirmación?

R. Sí, porque fui testigo durante aquellos momentos del trabajo que realizaron Engracia Hidalgo y Elena Collado. Todos podemos acertar o todos nos podemos equivocar, pero no dudo de la honradez incuestionable de estas dos personas con una larguísima trayectoria en la Administración. Fui testigo de que, en aquellos momentos dramáticos que vivimos, cuando morían cientos de personas, había 10.000 servidores públicos del Ayuntamiento que tenían que salir a la calle, tenían que mantener abierta mínimamente esta ciudad y, sin el trabajo de estas dos personas, no hubiéramos dispuesto prácticamente de mascarillas en la ciudad de Madrid. Por tanto, mi respaldo total y absoluto. Asumo la responsabilidad como alcalde, pero sabiendo que tengo dos personas como Engracia Hidalgo y Elena Collado en las que confío total y absolutamente.

P. El papel de su primo se ha visto envuelto en contradicciones. Primero se dijo que facilitó un correo electrónico, luego un teléfono…

R. La duda la despejó el otro día Luis Medina, definitivamente, en su declaración judicial, cuando indicó que lo único que le proporcionó mi familiar fue precisamente una dirección de correo electrónico. Dijo dos cosas muy importantes: que no conocía de nada a mi primo y que le contactó a través de una conocida común, María Díaz de la Cebosa. Y también que lo hizo simplemente para poder entrar en contacto con el Ayuntamiento para ofrecer material sanitario. Acreditó que lo único que recibió de una persona que no conocía fue una dirección de correo electrónico pública y oficial.

P. El primo de Almeida, el hermano de Ayuso… algunos afirman que así funciona el PP.

R. No, esto es la gestión de una pandemia que, por cierto, los madrileños refrendaron de manera abrumadora el 4 de mayo frente a un modelo, el del Gobierno de la nación, diametralmente opuesto. Y, por lo tanto, también hay que valorar que, en términos políticos, desde luego, los madrileños entendieron que la gestión de la pandemia que se había realizado en la Comunidad de Madrid era la adecuada. En segundo lugar, los que nos pretenden criticar son aquellos que todavía no han encontrado, o todavía no han podido obtener, ninguna prueba ni ningún indicio de que se haya cometido algún tipo de irregularidad. Y, por tanto, lo que están haciendo es una labor de oposición en la cual, por otra parte, y permítanme que lo diga, tapan sus propias carencias.

placeholder Foto: J. H.
Foto: J. H.

P. Suena a que está poniendo el ventilador…

R. Yo no lo digo por el hecho del y tú más, porque no creo que los ciudadanos estén dispuestos a aceptar que para evadir mis responsabilidades señale al de enfrente. Mis responsabilidades las asumo, insisto, sin que se haya detectado ninguna irregularidad en el Ayuntamiento. Pero sí digo que a mí me llama la atención que hay tres imputados en el Gobierno de la nación, que, sin embargo, obvia esa situación para centrarse únicamente en lo que ha pasado en esta ciudad. En Madrid existe el mejor PP, el de las políticas que permiten crecer y prosperar. Lo he dicho y también lo repito: creo que Pedro Sánchez tiene un problema y una obsesión con Madrid y que lo ha demostrado a lo largo del tiempo. Sánchez ha puesto en el objetivo a Madrid. Lo asumimos porque sabemos que tenemos la confianza mayoritaria de los madrileños.

P. ¿Insinúa que hay una campaña en su contra por parte del Gobierno a través de la Fiscalía de Dolores Delgado?

R. Respeto el trabajo que, por supuesto, ha hecho el fiscal Anticorrupción. Ahora, si hablamos de la Fiscalía en términos institucionales, el proceso de descrédito que ha sufrido desde el nombramiento de Dolores Delgado es incuestionable. El penúltimo episodio de ese desgaste es precisamente tratar de elevar por la puerta de atrás a Delgado a categoría de fiscal de sala. Parece difícil pensar que la fiscal general es independiente de un Gobierno al cual se presentó por las listas electorales del PSOE y que, sin solución de continuidad, pasó de ministra de Justicia a fiscal general del Estado. Por tanto, creo que hay motivos más que suficientes, no para pensar que la actuación individual de los fiscales no se ajuste a la realidad, pero sí para pensar que la Fiscalía, como institución encarnada por Delgado, depende directamente de Pedro Sánchez y de la voluntad política de este. Hay también una serie de contratos del Gobierno que están denunciados ante Anticorrupción, dejemos que la Fiscalía trabaje.

P. Ha asegurado que durante la pandemia recibió muchos nombres de empresas para comprar material. ¿Los partidos de la oposición le sugirieron alguno?

R. Lo reconoció el otro día Luis Cueto, que pertenecía al grupo municipal de Más Madrid, en aquel momento comandado por Rita Maestre. Manifestó expresamente en el Pleno que él también había trasladado numerosas comunicaciones al Ayuntamiento de Madrid de personas y de empresas. Y, al mismo tiempo, también yo he tenido comunicaciones con el grupo municipal socialista, donde también se ha dado traslado del nombre de una empresa. Pero yo no les culpo. En aquel momento era lo que pasaba. Era un momento de desconcierto, de dificultad. El Ayuntamiento tenía muy difícil el acceso a las mascarillas y también el Gobierno de España y las comunidades autónomas. En mi ánimo no pienso que lo que pretendían era defraudar ni nada por el estilo, pero no pueden criticar ahora lo que ellos hicieron.

"Me siento respaldado por la Dirección Nacional del partido. Ellos saben que no hemos cometido ninguna irregularidad"

P. ¿Podrá el Ayuntamiento recuperar el dinero si se prueba el fraude?

R. Por supuesto. Nosotros vamos a poner todos los medios para que se recupere hasta el último céntimo. Entiendo la estupefacción de los madrileños al saber que en aquellos momentos hubo personas que nos engañaron y que se llevaron más de seis millones de euros en comisiones en un contrato de once millones. Para mí, lo importante no es tanto en qué se lo gastan, aunque es un tanto frívolo, sino que se lleven el dinero. Por tanto, si efectivamente se acredita que hubo un delito, recuperaremos hasta el último céntimo. Lamento profundamente esta situación.

P. ¿Mantiene que su única relación con Luis Medina es una conversación?

R. Solo tuve una conversación, lo dejé claro desde el primer momento. En la primera rueda de prensa que doy se me pregunta expresamente cuál es mi relación con Luis Medina y dije que tuve una conversación el 26 de marzo, dos días después de la formalización del contrato. Había donado 183.000 mascarillas y nosotros agradecimos a todos los donantes lo que hacían por el Ayuntamiento en aquel momento. Llámeme ingenuo, pero llamé a Luis Medina y le di las gracias por la donación de las mascarillas. Es una llamada que también ha reconocido el propio Luis Medina y es la primera vez en mi vida que hablaba con Luis Medina. Y, desde luego, es la última vez.

P. Al margen de la investigación judicial, ¿no hay una responsabilidad política?

R. Vamos a esperar a que judicialmente se determine si se ha producido una estafa. El mensaje que hay que transmitir a los madrileños es que si se vuelve a producir una situación tan dramática como la pandemia, las administraciones hemos tomado nota y aprendido lo que se puede hacer mejor. Sería imperdonable que nos volviera a pasar una situación de estas características. No podríamos permitir que se nos engañara otra vez. Para mí, al margen del reproche penal que se pueda producir, hay un reproche ético clarísimo. A nosotros en todo momento nos transmitieron que no eran intermediarios, ni comisionistas, que no iban a cobrar nada y, por lo tanto, nosotros, desde ese punto de vista, hemos sido engañados. Todos tenemos que aprender de eso.

placeholder Foto: J. H.
Foto: J. H.

P. ¿Ha temido que Begoña Villacís plantease una moción de censura?

R. No, sinceramente no. Begoña es un ejemplo de lealtad dentro de lo que es un gobierno como el que tenemos en el Ayuntamiento de Madrid. En primer lugar, confía en mí; en segundo lugar, la Fiscalía no aprecia ninguna irregularidad; y, en tercer lugar, sabe quiénes son Engracia Hidalgo y Elena Collado. El otro día, a mí me enorgulleció que cuando dije precisamente la frase de que antes me marchaba yo que dejar que se fuesen ellas, aplaudieron los concejales del PP, pero también los de Ciudadanos. Lo entendí como una señal de respaldo.

P. De sus afirmaciones deduzco que si dan los números, repetiría la coalición con Ciudadanos.

R. Veremos qué es lo que dicen los madrileños. Desde luego, lo que yo creo que les conviene es seguir teniendo un gobierno de centroderecha liberal con las políticas que hemos puesto en marcha. Nosotros, desde el PP, vamos a tratar de sacar el mejor resultado posible, pero si usted me pregunta si este gobierno ha funcionado, la respuesta es que sin duda.

P. ¿Ha hablado estos días con Feijóo?

R. Sí, claro, con el presidente y con la Dirección Nacional del partido.

P. ¿Se siente respaldado?

R. Me siento respaldado por la Dirección Nacional del partido y, además, es importante que, en un momento difícil como este, sientas que confían en ti y sientas que, al margen de que se haya producido ese engaño, ellos saben que no hemos cometido ninguna irregularidad ni mayor error que el de fiarnos de dos personas que nos engañaron.

"En Castilla y León hemos pactado un programa de gobierno que genera estabilidad"

P. Andalucía arranca el ciclo electoral en junio y Feijóo ya ha expresado su oferta al PSOE para que gobierne la lista más votada. ¿Comparte este planteamiento?

R. Estoy a favor de que gobierne la lista más votada. Creo que el mandato de los ciudadanos se debería traducir de esa manera. Se generaría una estabilidad que en estos momentos no tenemos, precisamente por la dependencia, y lo estamos viendo fundamentalmente en el Gobierno de la nación con partidos que son enemigos del Estado y de nuestro modelo constitucional. Todas aquellas alternativas que tengamos y que permitan dotar de mayor estabilidad política e institucional a España conviene que se analicen.

P. Con este criterio usted, en estos momentos, no sería alcalde.

R. Claro que no lo sería, pero, como en tantas situaciones, hay algunas que te benefician y otras que te perjudican. Lo que debes tener claro es qué es lo mejor para el interés general. Favorecer mecanismos electorales que nos permitan dotar de mayor estabilidad a los gobiernos y no depender tanto de partidos que lo que pretenden es dinamitar nuestro modelo de convivencia es importante y un buen mensaje para los españoles. Hay gente en el PSOE que también lo piensa.

P. En Castilla y León se ha acabado en una coalición con Vox.

R. Hace unos días se ha aprobado el decreto anticrisis y debería haber sido pactado con el PP. El PSOE no tenía ninguna intención de pactar con el PP. Ante un decreto anticrisis, en una situación como la que vivimos, que es complicadísima, el PSOE debió entender que los españoles lo que pretenden es que PSOE y PP podamos llegar a grandes acuerdos. Pedro Sánchez nunca ha sido partidario de esa vía. Ha preferido pactar con Bildu. Y eso es así. Es una muy mala noticia para el futuro de España que haya sido Bildu el que ha salvado el decreto anticrisis, pero no es sino la continuación de la forma de entender la política de Pedro Sánchez. Por tanto, eso hila con la siguiente cuestión, la escandalera que le supone a los que pactan con Bildu que nosotros podamos llegar a pactos con otros partidos políticos. Creo, sinceramente, que los españoles en su conjunto no lo entienden.

placeholder Foto: J. H.
Foto: J. H.

P. ¿Equipara pactar con Vox a pactar con Bildu?

R. No, ni mucho menos. No estoy diciendo que Vox y Bildu sean lo mismo. Por supuesto que no. Lo que estoy poniendo de manifiesto es la hipocresía de aquellos que nos dicen con quién no podemos pactar y ellos pactan, sin embargo, con los partidos que les conviene. Pero, efectivamente, yo no equiparo de ninguna manera a Vox ni a Bildu. Vox, al margen de la opinión que se pueda tener en relación con sus planteamientos, desde luego no pretende dinamitar nuestro modelo constitucional de convivencia como Bildu o ERC. Y, por cierto, soy de los primeros que plantearon discrepancias abiertas con Vox. Es decir, yo en eso no soy sospechoso, pero en Castilla y León hemos pactado un programa de gobierno que genera estabilidad, que es lo que en este momento los ciudadanos nos piden a los que estamos en política. Y lo que digo es que se pronuncien sobre el contenido del pacto, porque es público, y que luego ya opinen.

P. Usted defendió que no había que tener complejos con Vox, pero Feijóo está marcando distancias.

R. El señor Feijóo, en su discurso en Sevilla, que fue francamente bueno, dijo una frase que a mí me gustó especialmente y que creo que los ciudadanos, también en su conjunto, agradecen para un partido como el PP. Dijo "no vengo a liderar bloques, vengo a liderar mayorías", y en ese sentido también hay que entender lo de la lista más votada. Llega un momento en que en España tenemos que ser conscientes de que la división en bloques de todos aquellos que, siendo diferentes, sin embargo, queremos vivir juntos, no nos beneficia para nuestro mejor futuro. Y por eso, lo que ha hecho el presidente Feijóo no es apartarse de un pacto de gobierno, sino decir a los españoles que nosotros aspiramos a una mayoría suficiente que suponga que nos pasamos de los bloques a generar un modelo de convivencia consistente y sostenido por aquellos que, pensando diferente, podemos vivir juntos. Y ahí es donde, a mi juicio, se encuentra la clave del planteamiento político que está haciendo el presidente Feijóo.

P. Sobre la dependencia de ERC y Bildu trabajó codo con codo con la ministra Margarita Robles en la pandemia. ¿Cuál es su opinión sobre el espionaje a líderes independentistas?

R. Margarita Robles y yo pertenecemos a partidos diferentes y, por lo tanto, tenemos sensibilidades ideológicas distintas. Es cierto que tenemos un tronco común, porque ella es jueza y yo soy abogado del Estado, procedemos del mundo del derecho, pero tenemos, yo creo, una idea común dentro de nuestras diferencias de lo que es el Estado y de la importancia de preservar las instituciones. Yo lo que le diría a Margarita Robles, desde luego, es que aguante, si se me permite el consejo, porque yo creo que personas como ella en el Gobierno de España, en este momento, son muy necesarias. Y que cuando de un lado está Margarita Robles y de otro lado está Gabriel Rufián, no tengo ninguna duda del lado del que está José Luis Martínez Almeida.

"Tengo muy claro que la inmensa mayoría de los votantes de Vox son votantes nuestros; que votaron al PP durante muchos años"

P. ¿Pero pudo hacerse sin autorización judicial?

R. No tengo motivos para sospechar, en este momento, que se hubiera autorizado algún tipo de espionaje, pero, a mi juicio, con las debidas garantías judiciales, desde luego, no me parece criticable controlar a aquellos que de forma confesa pretenden atentar contra el Estado.

P. ¿Vox es de ultraderecha?

R. Hay que huir de las etiquetas y, fíjese lo que dije en la primera entrevista que di como candidato al Ayuntamiento de Madrid, ya en tiempos lejanos, en la que me hacen un planteamiento similar. Si tuviera que decir cuál es mi definición de Vox, creo que es más hacia el populismo. Es decir, yo creo que Vox da soluciones simples a problemas muy complejos. No está mal que haya soluciones, pero son soluciones que no atienden realmente a la complejidad de los problemas, pero que sí les permiten llegar de forma directa a gente que está cabreada por muchas cosas que han pasado o que están pasando en estos momentos en España. También hay que señalar que, al final, la política se acaba imponiendo. Vinieron diciendo que iban a acabar con las comunidades autónomas y han celebrado a lo grande entrar en el gobierno de una comunidad autónoma. Ahora tengo muy claro que la inmensa mayoría de los votantes de Vox son votantes nuestros en el sentido de que votaron al PP durante muchos años, que les dimos motivos para que votaran al PP y que lo que tenemos que hacer es darles motivos para que vuelvan a votarnos. Tanto a esos votantes que están en Vox, como los que están en Ciudadanos, e incluso a los votantes desencantados de la socialdemocracia, que en estos momentos quieren que prevalezca el modelo constitucional de convivencia sobre otras posiciones.

P. ¿Por qué dejaron de votar al PP?

R. Atravesamos una crisis económica que fue durísima en su momento. También se nos achaca el incumplimiento de determinados compromisos electorales que habíamos asumido. Obviamente, toda la situación de Cataluña, aunque a mi juicio prevaleció el Estado de derecho y eso es extraordinariamente importante, supuso un desgaste del PP. No podemos negar también que los casos de corrupción que se habían producido, o que se están juzgando en los tribunales, han supuesto también un elemento de desgaste. Por tanto, nosotros lo que tenemos es que generar ese proyecto nuevamente en el que se puede identificar una amplísima mayoría de españoles.

placeholder Foto: J. H.
Foto: J. H.

P. El Congreso de Madrid se va a celebrar finalmente de mayo. Usted ha mostrado su apoyo a Díaz Ayuso, pero hace unos meses no se le escuchaba tan convencido.

R. Hay que ver en mis declaraciones, en la cronología de declaraciones, que cuando Isabel Díaz Ayuso anunció que se presentaba a la presidencia del PP de Madrid dije, claramente, que me parecía una buena noticia, porque era un grandísimo activo político sin perjuicio de que el Congreso todavía estaba lejos y de las decisiones que se pudieran tomar. Por tanto, en la situación que tenemos en estos momentos, lo que nos corresponde es transmitir un mensaje de unidad y de ilusión. Y que aquí en Madrid, desde luego, quien transmite ese mensaje en estos momentos es Isabel Díaz Ayuso.

P. ¿Habrá gente cercana a usted en la cúpula del PP de Madrid?

R. Todavía no hemos hablado de este tema con la presidenta, pero yo digo claramente que debe tener manos libres para formar su equipo. Y, además, por lo que he podido saber, ella tiene la idea de que el equipo que esté en el partido tenga una dedicación muy importante al partido y, por tanto, que es difícil que se puedan compatibilizar cargos orgánicos y cargos institucionales. A mí eso me parece que es una excelente idea. Ahora estoy seguro, desde luego, de que la presidenta cuenta con el Ayuntamiento de Madrid.

P. ¿Cómo está su relación con Díaz Ayuso después del caso del presunto espionaje a familiares desde el Ayuntamiento?

R. Desde el primer momento descartó, y se lo quiero agradecer, cualquier tipo de implicación mía para obtener información sobre su hermano. O cuando el otro día, también en la Asamblea de Madrid, dijo que ponía la mano en el fuego en el caso de las mascarillas. La presidenta lo que está dejando claro, y es recíproco, es que hay una relación de confianza que se ha sustentado en los tres últimos años, desde que fuimos nominados candidatos ante la incredulidad de muchísima gente que no daba un duro ni por que Ayuso fuera presidenta ni por que Almeida fuera alcalde. Hemos tenido que enfrentarnos a todo tipo de situaciones siendo posiblemente, si no la más difícil, una de las legislaturas más difíciles que se han vivido en Madrid. Yo creo que hay esa relación y que esa relación se va a mantener, sin duda, en el tiempo.

"Yo le agradezco infinitamente a Pablo Casado la confianza que depositó en mí como candidato a la Alcaldía"

P. Les dio la oportunidad Pablo Casado y usted abandonó la portavocía del partido en plena crisis para sustituirle. ¿Cómo valora ahora lo que pasó?

R. Sinceramente, poco aporta lo que hablemos del pasado y mucho aporta lo que hablemos del futuro. Lo dije también en aquellos días. Yo le agradezco infinitamente a Pablo Casado la confianza que depositó en mí como candidato a la Alcaldía, porque era un candidato desconocido y porque, insisto, cuando nominó a Ayuso y nominó a Almeida, mucha gente se echó las manos a la cabeza, incluida gente dentro de nuestro propio partido que dudaba de nuestro perfil. Había escepticismo, que por otra parte era lógico. Pablo apostó ahí fuerte y le estoy agradecido, igual que digo que cuando me nominó a portavoz nacional del PP, pese a lo que algunos interpretaban, lo hizo porque creía que era lo mejor para el partido en aquel momento. Y yo también le agradezco esa confianza, pero ha llegado el momento de mirar hacia el futuro, porque los madrileños están más interesados en saber qué es lo que vamos a hacer que en saber qué es lo que ha pasado.

P. Representa a una generación que en la nueva etapa ha sido relegada por veteranos.

R. Lo que demuestra es que el PP tiene una gran cantera y que, por tanto, en cada momento el presidente tiene la capacidad de poder hacer sus equipos y creo, sinceramente, que tiene la suerte de poder contar con los mejores cuadros que cualquier partido político tiene en España. Igual que le digo que Casado tenía un buen equipo, ahora Feijóo también tiene un muy buen equipo, y eso es por la amplitud que tenemos en el PP y por la cantera, ya sea de personas más jóvenes, menos jóvenes o de juventud acumulada que forman parte de nuestras filas desde hace tanto tiempo.

placeholder Foto: J. H.
Foto: J. H.

P. Hay elecciones el próximo año, ¿cuál será su legado?

R. En primer lugar, vamos a poder vender que desde el punto de vista económico Madrid, sin lugar a duda, es la ciudad y la región que más y mejor está creciendo. Crecimos un 6,7%, frente a un 5,1% en el PIB en el año 2021. Los madrileños saben que están en una ciudad y en una región que tienen buenas perspectivas de crecimiento y de poder superar las consecuencias de la pandemia gracias a las políticas del PP y que, por lo tanto, saben que van a seguir pagando menos impuestos, porque eso es irrenunciable por nuestra parte. Pero, al mismo tiempo, también los madrileños están muy preocupados por la falta de inversión que había en esta ciudad y así, cuando acabemos la legislatura, van a tener la Puerta del Sol completamente renovada, van a tener también la obra de Plaza de España, que ya está completamente acabada, van a poder circular mejor por el nudo norte... Es decir, el nivel de inversión que se alcanza en esta legislatura en la ciudad es el nivel de inversión más alto de los últimos tres gobiernos y estamos todavía en tiempos de pandemia. Además, estamos demostrando que tenemos una capacidad de innovación tremendamente importante. Por primera vez en la historia, Madrid ha superado a Barcelona como la ciudad con mayor inversión por empresa emergente.

Y con el tráfico, ¿qué hacemos?

El tráfico siempre ha sido complicado en la ciudad de Madrid. Nosotros ahí tenemos un problema. En estos momentos no se han recuperado los niveles de uso del transporte público prepandemia. Hay dos razones. En primer lugar, porque durante la pandemia disminuyó muy considerablemente el tráfico y, por tanto, la gente que se pasó al vehículo privado todavía lo sigue utilizando. Y, en segundo lugar, porque todavía sigue habiendo cierta prevención en relación con el vehículo privado. Nosotros no estamos en niveles superiores de tráfico al periodo prepandemia, pero sí estamos en niveles inferiores de uso de transporte público. Seguimos trabajando en la potenciación del transporte público en Madrid. Desde ese punto de vista, el otro día presentamos una nueva línea que va a unir todos los desarrollos urbanísticos del norte de la ciudad y que supondrá 46 kilómetros adicionales. Vamos a hacer una ampliación a todos los distritos para seguir generando un sistema de alternativas que permita que se pueda dejar el vehículo privado dentro de casa y, para el caso en el que no se pueda dejar, lanzar una línea de renovación de la flota de vehículos.

Está viviendo uno de sus peores momentos desde que es alcalde de Madrid. El refrán dice que las desgracias nunca vienen solas y él ha encadenado el presunto caso de espionaje a su compañera Isabel Díaz Ayuso con el escándalo de las mascarillas. Asume su responsabilidad, que enmarca dentro de que es "un ingenuo", porque se creyó que Luis Medina y su socio no cobraban comisiones. Respeta la labor de los fiscales, pero no puede evitar ver la mano de Pedro Sánchez y Dolores Delgado en su calvario. Su defensa: no se ha encontrado tras diecisiete meses de investigación ni una sola irregularidad por parte del Ayuntamiento. Mira con distancia el Congreso del PP de Madrid. Ya no es su guerra. "La presidenta debe tener las manos libres para elegir a su equipo". Se siente respaldado por Alberto Núñez Feijóo y agradece a Begoña Villacís su apoyo. Nunca contempló una moción de censura. Ha adelgazado mucho y esta vez ha sido sin dietas. Le apasiona ser alcalde, pero José Luis Martínez-Almeida apuesta por un pacto con el PSOE para que gobierne la lista más votada: "Hay que dar estabilidad a España".

Pedro Sánchez Partido Popular (PP) Elecciones Madrid
El redactor recomienda