Es noticia
Menú
Batet cambiará las mayorías de la comisión de secretos para dar entrada a ERC y Bildu
  1. España
CHOQUE ENTRE GOBIERNO Y OPOSICIÓN

Batet cambiará las mayorías de la comisión de secretos para dar entrada a ERC y Bildu

La presidenta del Congreso tiene la potestad de impulsar una resolución para esquivar el veto de la oposición a la participación de ERC y Bildu en el órgano parlamentario

Foto: La presidenta del Congreso, Meritxell Batet. (EFE/Javier Lizón)
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet. (EFE/Javier Lizón)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Gobierno está abierto a ejecutar todas las fórmulas posibles para desbloquear "cuanto antes" la constitución de la llamada comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados, también conocida como la de secretos oficiales. El objetivo es que el CNI dé explicaciones sobre el supuesto espionaje a decenas de líderes independentistas entre 2017 y 2020 para tratar de calmar los ánimos de sus socios soberanistas, que amagaron con romper todos los puentes en una semana clave para el Ejecutivo. Pero el PSOE deberá resolver antes un nuevo escollo: esquivar el 'veto' implícito del PP y explícito de Ciudadanos y Vox a que ERC y Bildu tengan asiento en este órgano, donde tendrían acceso a información reservada y "secretos de Estado". Existe una vía, que depende de forma exclusiva de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ya ha tomado la decisión de reformar de la mayoría necesaria para desbloquear la celebración de la comisión.

El mencionado órgano de control consta de una naturaleza especial. La norma por la que se rige, una resolución de la Presidencia del Congreso del año 2004, bajo la presidencia del socialista Manuel Marín, establece que solo puede tener asiento en la comisión un diputado propuesto por cada grupo. Los nombres, además, deben contar con la confianza de, al menos, 210 diputados, una mayoría cualificada que obliga a sumar al acuerdo al principal partido de la oposición. El bloque de PP, Ciudadanos —y su diputado díscolo, Pablo Cambronero, adscrito al Grupo Mixto—, Vox y Navarra Suma supone 153 votos en la Cámara Baja, y la oposición ya ha avanzado que no respaldará la entrada de ERC y Bildu al órgano parlamentario que controla la actividad del CNI.

Foto: El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès (EFE/J.J. Guillén)

No es la posición del PSOE, que considera prioritario el ingreso de las fuerzas independentistas en la comisión de secretos como gesto de buena fe ante la inminente votación del 'decreto anticrisis' de Sánchez en el Congreso, que servirá también para medir la salud de que goza la legislatura después del escándalo de Pegasus. Todas las fuerzas implicadas en las escuchas, con la excepción del PDeCAT, han dejado en el aire el sentido de su voto al plan económico de Pedro Sánchez, que sí cuenta con el apoyo garantizado del PNV. "Si pretendes que tu socio de legislatura te siga dando apoyo, tienes que tomar decisiones, ser claro y llegar hasta el final", advirtió el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en su visita al Congreso, escenario que escogió para exigir ceses al Ejecutivo por el escándalo de espionaje.

Aunque ERC ya ha advertido de que la constitución de la comisión de secretos es "insuficiente", en el PSOE no quieren perder un minuto para tratar de esclarecer las escuchas al independentismo bajo la premisa de que el CNI actúa "con el más absoluto respeto a la legalidad vigente", como defendió la ministra de Defensa, Margarita Robles. Por ese motivo, y aunque los socialistas han manifestado su deseo de aprobar la constitución de la comisión "con los mecanismos regulados", Batet ha decidido impulsar una nueva resolución para reducir la mayoría necesaria de cara a facilitar la constitución de la comisión de secretos con la participación de "todos los partidos".

Foto: El vicesecretario de Economía del PP, Juan Bravo. (EFE/Kiko Huesca)

Se trata de una potestad exclusiva de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, aunque la resolución debe pasar por la Mesa del Congreso, donde los socios de coalición gozan de mayoría, y por la Junta de Portavoces. Tal y como ha podido confirmar El Confidencial, está prevista una reunión de la Mesa del Congreso esta misma noche, justo después del pleno.

La inclusión de Bildu y ERC, "absurda y suicida"

La llegada de Alberto Núñez Feijóo a Génova ha traído consigo un cambio evidente respecto a las formas en la interlocución con el Ejecutivo, pero no en el fondo. El vicesecretario de Economía del PP, Juan Bravo, aseveró este lunes que el primer partido de la oposición apoyaría la decisión de constituir la comisión de secretos como marco idóneo para exigir las explicaciones pertinentes en un asunto que ha salpicado de lleno al Gobierno de Sánchez, pero deslizó que la inclusión de Bildu y de los partidos que buscan "fracturar" España no contará con el respaldo del PP. "Concederle a Bildu información sobre secretos de Estado para aplacar un problema del Ejecutivo no nos parece el mejor camino", reiteró Bravo.

"El PSOE debe verbalizar si les parece bien que partidos que combaten al Estado conozcan los secretos de ese Estado"

Los populares, no obstante, aseguran que esperarán a una "propuesta formal" del PSOE en este sentido, una intención que cuenta con una doble lectura: la pretensión por parte del primer partido de la oposición de que sea el Gobierno el que se retrate como responsable de permitir el acceso de las fuerzas independentistas a secretos oficiales. "El PSOE debe verbalizar si les parece bien que partidos que combaten al Estado conozcan los secretos de ese Estado", reiteró Bravo.

El PP, aunque se ha inclinado a favor de mantener el actual sistema, reconoce la potestad de Batet para reformar el sistema de mayorías y no descarta que se ejecute. En todo caso, sí exigen que Sánchez informe a Feijóo de asuntos de Estado fuera de los márgenes parlamentarios.

Ciudadanos, por su parte, no ha titubeado a la hora de expresar su rechazo a la participación de fuerzas independentistas en la mencionada comisión parlamentaria, cuya inclusión sería "absurda" y "suicida", según afirmó la presidenta de la formación, Inés Arrimadas. En el mismo sentido se expresó Vox, que también se opondrá a la inclusión de "los traidores de España" en este foro, tal y como manifestó el portavoz nacional de la formación, Jorge Buxadé.

El Gobierno está abierto a ejecutar todas las fórmulas posibles para desbloquear "cuanto antes" la constitución de la llamada comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados, también conocida como la de secretos oficiales. El objetivo es que el CNI dé explicaciones sobre el supuesto espionaje a decenas de líderes independentistas entre 2017 y 2020 para tratar de calmar los ánimos de sus socios soberanistas, que amagaron con romper todos los puentes en una semana clave para el Ejecutivo. Pero el PSOE deberá resolver antes un nuevo escollo: esquivar el 'veto' implícito del PP y explícito de Ciudadanos y Vox a que ERC y Bildu tengan asiento en este órgano, donde tendrían acceso a información reservada y "secretos de Estado". Existe una vía, que depende de forma exclusiva de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ya ha tomado la decisión de reformar de la mayoría necesaria para desbloquear la celebración de la comisión.

Partido Popular (PP) Vox Ciudadanos
El redactor recomienda