Es noticia
Menú
Medina, al juez: "Llamé a Carlos Martínez Almeida y le dije que teníamos material sanitario"
  1. España
NIEGA EL ALZAMIENTO DE BIENES

Medina, al juez: "Llamé a Carlos Martínez Almeida y le dije que teníamos material sanitario"

"No tengo conciencia de haber cometido ningún delito", trató de justificarse ante el juez. "En cualquier operación de compraventa nunca se dicen las comisiones"

Foto: El empresario Luis Medina a su salida del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid. (EFE)
El empresario Luis Medina a su salida del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El empresario Luis Medina declaró este lunes como imputado y, a preguntas del juez, confirmó su papel de "facilitador" a la hora de cerrar tres contratos con el Ayuntamiento de Madrid durante los primeros meses de la pandemia: "Llame a Carlos Martínez Almeida y le dije que teníamos material sanitario para vender", recoge el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso El Confidencial. "Al ser primo del alcalde, imaginé que me podría dar un contacto en el Ayuntamiento".

Según su versión, Carlos Martínez Almeida le facilitó un "email" que, según cree recordar, era el de Elena Collado, la entonces responsable de compras sanitarias en el consistorio. "Creo que era el email", apuntó durante su declaración. "Tuve luego una primera llamada con ella". "No he visto a Elena Collado en mi vida".

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. (EFE)

Medina sostiene que, a partir de ese momento, su socio Alberto Luceño "hizo todo el trabajo", pero por esta gestión, se embolsó un millón de dólares como comisión. "No tengo conciencia de haber cometido ningún delito", trató de justificarse ante el juez. "En cualquier operación de compraventa nunca se dicen las comisiones". Para reforzar esta idea, incidió en que se firma "un documento de confidencialidad [con el proveedor] que te prohíbe decir nada".

Cierra filas con Luceño

Alberto Luceño se llevó por su parte otros 5,1 millones de dólares, pero Medina negó este lunes haberse sentido "engañado" por él: "En principio me correspondía la comisión que cobré". Este cierre de filas choca con lo declarado hace un año ante Anticorrupción, cuando se desentendió de su antiguo socio: "Este año he intentado hablar con él y nunca me ha cogido el teléfono ni nada. Ya puedo entender un poco por dónde van los tiros...", llegó a decir entonces.

Foto: Luis Medina durante el interrogatorio de la Fiscalía Anticorrupción en abril de 2021

En aquella ocasión, Medina también enmarcó su relación con Luceño en que se conocían desde hacía "muchísimos años" por sus negocios de "bisutería", apuntando así a una relación de "hace 15 años" que les llevó a hablar varias veces por el sector de "materias primas". Pese a ello, según el acta de su declaración, este lunes apuntó de forma directa a la segunda etapa a la hora de explicar cómo conoció a su socio: "A partir de 2018 empiezo a trabajar con materias primas y conozco al Sr. Luceño". "Soy broker de materias primas: carne, alimentación, minería", aseguró. "Hasta que empezó el covid, no me he dedicado a temas sanitarios".

Alzamiento de bienes

El juez Adolfo Carretero investiga a Luceño por estafa agravada, falsedad documental y blanqueo de capitales. En el caso de Medina, añade además el delito de alzamiento de bienes por haber "realizado disposiciones de sus bonos y patrimoniales desde el 13 de abril de 2021, fecha en que fue citado por Anticorrupción".

Foto: Luis Medina, en una imagen de archivo. (Getty)

Durante el interrogatorio de este lunes, el empresario trató de quitar peso a este hecho: "No me dijo el Sr. fiscal expresamente que tuviera prohibido disponer de ellos", alegó. "Dispuse porque no pensé que hubiera nada irregular". "El Sr. Fiscal no me advirtió que si lo hacía fuera delictivo". "No tengo intención de defraudar nada".

Falsedad documental

En el marco de la presunta estafa, Anticorrupción sospecha además que los dos comisionistas falsificaron documentos. Ahí entra en juego su relación con Leno, la empresa malaya que les facilitó las mascarillas, guantes y test que después vendieron al consistorio. Luceño y Medina recibieron ocho transferencias desde Malasia entre marzo y abril de 2020 y, para justificarlas ante sus respectivos bancos, presentaron unos documentos en los que se presentaban como "agentes exclusivos" de esta empresa.

Foto: La fotografía de San Chin Choon que obra en el sumario del caso.

La tesis de los investigadores se centra en que estos títulos son falsos. El de Medina apunta a que los dos son agentes de la empresa, mientras que el de Luceño incluye su nombre y el de un tal Chan Beng Kay. "No conozco a la empresa Leno", reconoció el empresario este lunes. "El Sr. Luceño tenía el contacto con la empresa Leno". Sobre si era o no "agente exclusivo", el empresario apuntó a que se trata de un simple "formalismo". "En Asia, cuando estás haciendo una operación, te hacen firmar documentos acreditativos como que estás colaborando con ellos".

Con este razonamiento, Medida se pone de perfil ante unos documentos que, según advierte Anticorrupción, están plagados de contradicciones: "Ambos documentos están fechados el jueves 12 de septiembre de 2018, cuando en realidad el 12 de septiembre de 2018 fue miércoles", destaca la Fiscalía en un informe. "También resulta extraño que los documentos (...), que están basados en modelos de la International Chamber of Commerce (ICC), incorporen junto al membrete de esta el membrete y la dirección de otros organismos (...), como el Federal Bureau of Investigation (FBI) de los Estados Unidos de América o la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol)".

El problema con los guantes

En cuanto a los cuatro millones de dólares que Luceño se comprometió a devolver al Ayuntamiento después de que advirtieran que los guantes que les habían entregado no eran de la calidad acordada, Medina también se desmarcó de esta operación: "No sé por qué se devolvieron cuatro millones", aseguró. "Eso lo sabe el Sr. Luceño".

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. (EFE)

"Nos han estafado seguro", le escribió la trabajadora del consistorio Elena Collado a Luceño el 8 de abril de 2020 tras constatar el problema con este material. Medina, sin embargo, trató de minimizar este hecho ante el juez: "Los guantes eran los estipulados, otra cosa que las expectativas del Ayuntamiento fueran otras".

El empresario Luis Medina declaró este lunes como imputado y, a preguntas del juez, confirmó su papel de "facilitador" a la hora de cerrar tres contratos con el Ayuntamiento de Madrid durante los primeros meses de la pandemia: "Llame a Carlos Martínez Almeida y le dije que teníamos material sanitario para vender", recoge el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso El Confidencial. "Al ser primo del alcalde, imaginé que me podría dar un contacto en el Ayuntamiento".

Ayuntamiento de Madrid