Es noticia
Menú
Piqué reenvió a Rubiales un audio de Sergio Ramos criticándolo: "Para ti. Confidencial"
  1. España
Supercopa Files

Piqué reenvió a Rubiales un audio de Sergio Ramos criticándolo: "Para ti. Confidencial"

Meses después de sellar su millonario acuerdo con los árabes, el central del Barça ejerció como confidente del dirigente a la hora de pulsar las opiniones de algunos jugadores

Foto: Ilustración: Learte.
Ilustración: Learte.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, y el defensa del Barça Gerard Piqué colaboraron en varios frentes más allá de la Supercopa de España en Arabia. El jugador reenvió a Rubiales un mensaje del entonces capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, que incluía críticas al máximo responsable del fútbol español. En el audio, al que ha tenido acceso El Confidencial, el madridista acusaba a Rubiales de maniobrar en la sombra para desplazar del cargo a David Aganzo, su sustituto al frente del principal sindicato de jugadores, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Piqué pidió al presidente de la RFEF que no mandara la grabación del jugador blanco a otras personas. "Quédatelo para ti", le dijo el central 'blaugrana'.

El audio de Ramos llegó al teléfono de Rubiales en mayo de 2020, en plena guerra por la AFE. Piqué había pedido previamente al defensa del Real Madrid que apoyara los planes del presidente de la Federación para desplazar a Aganzo de su cargo. Instantes después, el actual jugador del Paris Saint-Germain (PSG) envió un mensaje a Piqué para explicarle que no tenía ninguna intención de pronunciarse a favor de ninguna de las partes. “Yo sé la relación que han tenido Rubi [Rubiales] y Aganzo y eran íntimos hermanos, vamos, pero a todos lados juntos y demás", explicó Ramos, creyendo que Piqué no estaba al tanto de lo que ocurría. "¿Y qué pasa? Que cuando Rubi se presentó para la presidencia de la Federación, pues al otro [Aganzo] lo puso en la AFE. ¿Qué pasa?", prosiguió Ramos, "Que cada uno, al final, cuando se ve con cargo, en un buen cargo, y con poder, pues quiere mandar a su manera".

Foto: Ilustración: EC Diseño.

Ramos siguió describiendo la batalla en la que no tenía ninguna intención de meterse. "¿Qué pasa? Que Rubi tenía a tres o cuatro allí en la AFE que le contaban todo, aun estando Aganzo de presidente. Entonces este cogió y los echó. A partir de ahí empezó la guerra y ya pues se lo quiere cargar, porque Rubi quiere mandar en la Federación y en la AFE”, relató el entonces capitán del Real Madrid a Piqué. "Entonces, esto es un tema también muy delicado, Geri. Y yo con Aganzo, obviamente, ya te lo he dicho, la relación era correcta y profesional por pertenecer al sindicato y defender los intereses de los jugadores. Pero tampoco tengo nada con él y después del feo que me hizo le he puesto la cruz", reconoció Ramos, sin aclarar a qué episodio concreto se refería.

En todo caso, el defensa blanco dejó claro a Piqué que no pensaba mojarse. "Yo creo que esto no es un tema nuestro, es un tema... ¿Nosotros pidiendo la dimisión de un presidente de AFE que realmente el que lo está moviendo es Rubiales? No sé, yo creo que nosotros aquí es un tema suyo para que lo resuelvan entre ellos", zanjó Ramos.

Foto: Imagen: EC Diseño.

El audio tendría que haberse quedado en el teléfono del defensa del Barça, pero este se lo reenvió a Rubiales, el principal interesado en salir victorioso de esa guerra. Piqué era consciente de que estaba traicionando la confianza de Ramos y pidió al presidente de la Federación que fuera extremadamente discreto. “Rubi, este es un mensaje que me ha enviado Sergio Ramos. Quédatelo para ti. Por favor, que sea confidencial”, avisó Piqué.

La conversación no terminó ahí. Piqué, que solo hacía unos meses que había pactado con Rubiales el cobro de una comisión de 24 millones de euros por llevar la Supercopa a Arabia Saudí, advirtió al dirigente federativo de que, sin el apoyo del Real Madrid o el Atleti, su plan de derrocar a Aganzo se complicaba. Aun así, Piqué buscó sumar el respaldo de una voz tan autorizada como la de Leo Messi.

Rubiales contestó a Piqué con un mensaje con tono de reproche. Creía que el central del FC Barcelona le había pedido a Ramos su apoyo para el asalto a la AFE demasiado pronto. “No hace falta que me mandes nada porque no era el momento de hablar con Sergio [Ramos] en mi opinión”, respondió Rubiales.

Cuando Piqué reenvió el mensaje de Ramos a Rubiales ya habían pasado unos meses desde la disputa de la Supercopa de España de Arabia que les había reportado grandes beneficios económicos a ambos. El presidente de la RFEF y el defensa mantenían una estrecha relación. Este periódico ha venido informando sobre cómo el capitán 'blaugrana' se quejó ante Rubiales por un arbitraje antes de jugar un clásico contra el Real Madrid. También le pidió ayuda para ir convocado a los Juegos Olímpicos de Tokio y le pidió mantenerlo en secreto para que no se enterasen otros jugadores y también pidiesen ir convocados, como Sergio Ramos.

Es habitual que los capitanes de Primera División y en especial de los principales equipos mantengan cierta relación para abordar cuestiones que les afectan como colectivo. Ramos y Piqué, además, fueron compañeros durante casi una década en el centro de la defensa de la Selección española. Lo que se aprecia en la cantidad ingente de información inédita a la que ha tenido acceso este periódico en el marco de los Supercopa Files es que Piqué ejercía como un confidente de Rubiales a la hora de pulsar la opinión en algunos vestuarios, en paralelo a su actividad comercial.

Foto: Imagen: EC Diseño.

Así quedó también de manifiesto, por ejemplo, cuando Rubiales y Piqué quisieron modificar el calendario de Liga para encajar la Supercopa de España en los meses de invierno para que se pudiera disputar en Arabia Saudí. Para ello, el presidente de la RFEF solicitó a Piqué que convenciese a Aganzo para que diera su visto bueno a las nuevas fechas del torneo y le pidió también que buscara a algún jugador del Real Madrid que pudiera hacer la misma gestión con el responsable de la AFE. Rubiales le previno de que debían seleccionar bien al emisario. “Aquí no podemos equivocarnos, porque si se lo decimos a alguien y el que sea no quiere...”. En aquella ocasión, también buscaron el apoyo de Messi.

En algunos casos, esa confianza era de ida y vuelta. En las conversaciones se aprecia que en las mismas fechas en las que Piqué quería disputar los Juegos Olímpicos de Tokio, Ramos también pidió a Rubiales que le recibiera. El presidente de la RFEF avisó a Piqué y coincidieron en que el jugador blanco iba a solicitar igualmente ayuda para estar en la lista de España para los Juegos. Rubiales se comprometió con Piqué en mantenerle informado de las intenciones del madridista.

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, y el defensa del Barça Gerard Piqué colaboraron en varios frentes más allá de la Supercopa de España en Arabia. El jugador reenvió a Rubiales un mensaje del entonces capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, que incluía críticas al máximo responsable del fútbol español. En el audio, al que ha tenido acceso El Confidencial, el madridista acusaba a Rubiales de maniobrar en la sombra para desplazar del cargo a David Aganzo, su sustituto al frente del principal sindicato de jugadores, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Piqué pidió al presidente de la RFEF que no mandara la grabación del jugador blanco a otras personas. "Quédatelo para ti", le dijo el central 'blaugrana'.

Gerard Piqué Sergio Ramos Real Federación Española de Fútbol
El redactor recomienda