Es noticia
Menú
Piqué se quejó a Rubiales del VAR antes de enfrentarse al Madrid: "Era penalti clarísimo"
  1. España
Supercopa Files

Piqué se quejó a Rubiales del VAR antes de enfrentarse al Madrid: "Era penalti clarísimo"

Protestó porque no le habían señalado una pena máxima en el descuento de un partido previo al clásico: "El VAR tendría que haber avisado al árbitro. Sobre todo si pitas el de Busquets"

Foto: Imagen: EC Diseño.
Imagen: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las conversaciones mantenidas entre el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, y el central del Fútbol Club Barcelona Gerard Piqué incluyen quejas del jugador al máximo mandatario del fútbol español sobre el arbitraje que recibe su equipo. Una de ellas, a la que ha tenido acceso El Confidencial, se produjo unos días antes de jugar el clásico contra el Real Madrid en la temporada 2019-2020. Como responsable de la Federación, Luis Rubiales es el jefe de los árbitros que pitan los partidos en la Liga española.

Piqué había disputado un partido con el Barça frente a la Real Sociedad en Anoeta que había terminado con empate y polémica por un presunto penalti no señalado a los 'blaugranas' en el descuento. Era el encuentro previo al enfrentamiento contra el Real Madrid, clave en esa temporada, que se decidió por un estrecho margen de puntos en favor de los blancos. Era diciembre de 2019 y Piqué y Rubiales habían estado buena parte del año negociando juntos el contrato por la Supercopa en Arabia Saudí que les había reportado grandes beneficios económicos a ambos.

Fue Rubiales quien escribió al jugador culé tras el encuentro en San Sebastián para conocer el estado de ánimo de la plantilla barcelonista: “¿Cómo estáis?”, preguntó. Piqué apenas tardó unos segundos en contestar: “Jodidos, hoy la han liado”. Rubiales insistió en conocer lo sucedido: “¿Qué ha pasado, que no he visto lo del VAR?”. Lo que recogen las crónicas de aquel partido es que terminó con el resultado de 2-2 y que en los últimos instantes el delantero Luis Suárez centró un balón al área que Piqué intentó rematar de cabeza. Forcejeó con un defensa de la Real y ni el árbitro ni los encargados del VAR estimaron que había infracción, sino un agarrón mutuo.

Así terminó un partido en el que, para mayor disgusto de Piqué, el colegiado sí decretó un penalti en la primera parte en contra del Barcelona cometido por Sergio Busquets. Así se lo trasladó Gerard Piqué a Luis Rubiales: “Pues que no han consultado el VAR y era penalti clarísimo. Y los del VAR tampoco han dicho nada. Tendrían que haber avisado al árbitro. Sobre todo si pitas el de Busi [Busquets] en la primera parte”. Piqué se refería al videoarbitraje que desde hace algunas temporadas interviene en ocasiones para corregir al árbitro de campo en caso de error manifiesto.

En la documentación que obra en poder de este periódico figura también el mensaje de voz que le mandó Rubiales a Piqué en esa conversación: “¿Sabes lo que pasa, Geri? Que o es clamoroso o… yo no lo he visto. Palabra de honor que yo no lo he visto. Estoy en Sevilla y… bueno, que en Sevilla también hay tele, pero que no lo he visto. Sé que os han pitado uno dudoso en contra, que si es dudoso no entran ni para bien ni para mal, y sé que no han pitado uno, un agarrón a ti, me han dicho. Pero los agarrones también, o es muy claro o tampoco entran. Pero bueno, lo veré después. Oye, si se han equivocado… Tú sabes que estando yo por medio no hay ni ganas de perjudicar ni de beneficiar a nadie, ¿sabes?”.

La polémica empujó a la Real Sociedad a pronunciarse en las redes sociales publicando las imágenes de la jugada desde otro ángulo para defender que no hubo penalti. El entonces presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, anunció que enviaría una carta a Rubiales para quejarse formalmente. El clásico contra el Real Madrid se jugaba el miércoles siguiente en el Camp Nou y la pugna entre los dos eternos rivales estaba en un puñado de puntos. Fue el día de las protestas en torno al feudo culé promovidas por la plataforma Tsunami Democràtic.

El Barça-Real Madrid terminó con 0-0 en el marcador y el choque no estuvo exento de polémica arbitral. En este caso, fueron los madridistas los que reclamaron hasta dos penaltis no pitados a su favor. Protestaron a través de su página web con un comunicado oficial en el que señalaban al "árbitro" y "el VAR" porque no "vieron los dos penaltis a Varane".

“El francés sufrió un plantillazo de Lenglet y dos minutos después fue agarrado de la camiseta por Rakitic”, se quejaba el Real Madrid en el comunicado. La temporada anterior, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, también llamó personalmente a Rubiales para quejarse por las decisiones del VAR. Esta llamada del mandatario blanco despertó una profunda polémica en el fútbol español y puso en duda la actuación de los árbitros en los partidos siguientes.

Foto: Simeone, en la Supercopa disputada en Arabia. (EFE/Juanjo Martín)

Piqué compareció este lunes en su canal de Twitch para dar explicaciones sobre las primeras informaciones desveladas por El Confidencial. Los periodistas le preguntaron por el conflicto de intereses que supone hacer negocios con el presidente de la Federación y al mismo tiempo jugar en la primera plantilla del Barcelona. También le recordaron que él en muchas ocasiones ha alimentado sospechas sobre conspiraciones arbitrales. El defensa y empresario salió al paso restando seriedad a sus declaraciones públicas sobre este tema, dijo que es algo que hace porque le divierte y pidió enmarcarlas en lo que calificó como “el 'show' del fútbol”.

En la misma rueda de prensa, Piqué aseveró de forma vehemente que sabe separar lo que son los negocios privados de su condición de futbolista: “Aquí ya te digo yo que sé separar perfectamente lo que es un acuerdo comercial de lo que es jugar a fútbol, como he hecho toda mi vida, y que obviamente jamás voy a pedir ninguna ayuda de nada. Que me pongas a decir que porque yo he cerrado un acuerdo comercial va a tener alguna afectación a la competición… Es que no tienes ni la más remota idea de quién soy yo. Es tirar mierda por tirar mierda”.

Las conversaciones mantenidas entre el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, y el central del Fútbol Club Barcelona Gerard Piqué incluyen quejas del jugador al máximo mandatario del fútbol español sobre el arbitraje que recibe su equipo. Una de ellas, a la que ha tenido acceso El Confidencial, se produjo unos días antes de jugar el clásico contra el Real Madrid en la temporada 2019-2020. Como responsable de la Federación, Luis Rubiales es el jefe de los árbitros que pitan los partidos en la Liga española.

Luis Rubiales Real Madrid FC Barcelona Real Federación Española de Fútbol
El redactor recomienda