Es noticia
Menú
El portazo de Argelia al vacuno español cierra un mercado de 55 M: "Es una represalia política"
  1. España
Efectos del giro sobre el Sáhara Occidental

El portazo de Argelia al vacuno español cierra un mercado de 55 M: "Es una represalia política"

El sector ganadero lamenta el final de las operaciones con clientes argelinos, entre sus principales y más preciados compradores, tras el giro de Pedro Sánchez sobre la cuestión del Sáhara Occidental

Foto: Foto: Pixabay/Leuchtturm81.
Foto: Pixabay/Leuchtturm81.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Y después del gas, la carne. Tras el giro del Gobierno español en su posición sobre el Sáhara Occidental, los ganaderos españoles de vacuno se han encontrado con una suspensión repentina de las licencias de importación de Argelia, un país que el año pasado fue líder en la compra de animales vivos y representó 55 millones de euros en exportaciones. En el sector, tienen claro que la situación tiene mucho que ver con la degradación de la relación bilateral tras el giro de Pedro Sánchez sobre la antigua colonia española y dan el año por perdido en el mercado argelino.

Las fuentes del sector consultadas por El Confidencial son unánimes: el mercado argelino es el más preciado para el vacuno español, porque pide animales de gran calidad y paga mejor que los otros dos grandes clientes de este tipo de carnes, Libia y Líbano. Las cifras son elocuentes. Solo en 2021, compró 20.090 toneladas de animales vivos procedentes de España —un 22,8% más que el año anterior, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación—, por valor de 47 millones de euros. A esta cantidad se suman los 8,4 millones de euros exportados en concepto de carne de vacuno despiezada, un segmento que declinó con fuerza desde 2019 por la política proteccionista aplicada en el país magrebí.

Foto: Amar Belani, embajador encargado del Sáhara Occidental en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia. (APS)

La pujanza del mercado argelino, ayudada en la primera mitad de 2021 por unos precios muy competitivos heredados del bajón de la pandemia, se frenó en seco a inicios de este año por el encarecimiento del producto español. El resultado ha sido que los envíos de animales vivos a Argelia fueron casi nulos desde el 1 de enero, así como los de carne.

El mercado argelino compró 20.090 toneladas de animales vivos en 2021 por valor de 47 M, más otros 8,4 M por carne de vacuno despiezada

Los ganaderos esperaban tener una ventana de oportunidad con el Ramadán, que arrancó a comienzos de abril y tradicionalmente es un mes de gran consumo. Pero en esto se toparon el 18 de marzo con el comunicado de la Casa de Mohamed VI, afirmando que Pedro Sánchez acababa de reconocer el plan marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental como “la base más seria, realista y creíble” para la resolución del conflicto. Un giro diplomático que enfureció a Argelia, rival regional de Marruecos y principal patrocinador del Frente Polisario, y que para los explotadores españoles de vacuno se tradujo en un cierre 'de facto' del mercado.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una visita oficial a Argelia en 2020. (EFE/Moncloa/Fernando Calvo)

“De una semana para otra, han dejado de dar licencias de importación de animales vivos, después de la declaración de Sánchez. Evidentemente, es una respuesta política”, aseguran a El Confidencial fuentes de Provacuno, la organización interprofesional del sector. La entidad estima que en condiciones “normales” se podrían estar exportando ahora mismo a Argelia unos 3.000 animales al mes, que a razón de 600 kilos por cabeza y tres euros el kilo sumarían 5,4 millones de euros. Una cantidad que no es sinónimo de pérdidas totales, ya que la producción se está redistribuyendo por otros países árabes —Arabia Saudí, Egipto, Líbano, Libia, Marruecos— y al mercado nacional. Provacuno puntualiza que, aun así, el sector pierde valor: "Se están buscando otros destinos que pagan menos". Avisan de que no son “especialmente optimistas a corto plazo” e incluso dan por perdido el año en el mercado argelino.

"En lo que llevamos de año, no ha salido ningún barco para Argelia. El precio del animal está alto, y luego el tema del Sáhara no ha ayudado. Lo normal es que ahora con el Ramadán se hubiera cargado algo", añade Pepe Sebastián, gerente de Bovisa, una empresa especializada en la exportación de vacuno y ovino vivo desde el puerto de Cartagena.

Foto: El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares. (EFE/Javier Lizón)

El cierre del mercado argelino se nota también en las lonjas españolas, ya que al haber ahora más oferta, los precios bajan. “Este lunes, los precios han bajado entre 20 y 30 euros por ternero, a 4,2 euros el kilo”, explican fuentes de Asaja. “Siempre que se cierra algún destino, caen los precios de los terneros, automáticamente. La producción del vacuno se da casi en un 70% entre abril y octubre, de manera que esto coincide con un momento de aumento de oferta y cierre de un país al que exportamos. Hasta que se vuelve a recolocar todo, el precio baja”, cuenta Román Pintor, gerente de Bovinos de España, una cooperativa extremeña que destina a la exportación el 30% de los 25.000 terneros pequeños que cría cada año. Los animales pasan por empresas intermediarias, que, según dice, están siendo más prudentes: “Nuestros clientes exportadores se han vuelto más cautos y están seleccionando mejor los animales. Los exportadores están esperando a ver cómo queda la cosa”.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters/Guglielmo Mangiapane) Opinión

¿Y qué dice el Gobierno de esto? Fiarlo todo a la diversificación geográfica de las exportaciones. “Argelia tiene un sistema de gestión de las importaciones muy controlado y, según sus intereses, abre y cierra las importaciones. No es la primera vez que lo hace”, comentan fuentes del Ministerio de Agricultura.

Proteccionismo y diplomacia de geometría variable

Precisamente, el sector del vacuno español señala el proteccionismo como la razón por la que Argelia pasó de importar 69 millones de euros de carne (fresca o refrigerada) en 2019 a solo 8,4 millones en 2021, menos de un 1% del volumen total de vacuno español exportado en todo el mundo. “Argelia tiene una política muy proteccionista. En la ganadería, no quiere que vaya carne para consumo ni para sacrificio, prefiere el ternero para engorde, que la gente de allí lo cuide, lo cebe, lo sacrifique, es decir, para que se aproveche toda la cadena de valor”, explica el gerente de Bovisa.

Foto: Pedro Sánchez y Mario Draghi. (EFE)

Los principales beneficiados de esta situación, apuntan fuentes del mercado, son Italia y Francia. Dos países que en los últimos tiempos han engrasado su relación bilateral con Argelia, el primero mediante un acuerdo gasístico cerrado el 11 de abril a bombo y platillo —observado con preocupación por el Gobierno español— y el segundo con los repetidos esfuerzos del presidente Emmanuel Macron por restañar una relación bilateral marcada por un pasado colonial sangriento. La reapertura después de más de un año del mercado argelino de bovinos de engorde sirvió el pasado 18 de enero para dar una idea de la sintonía entre París y Argel, a tenor del comentario del ministro de Agricultura francés, Julien Denormandie, que destacó la noticia como la prueba “de un diálogo reactivado y sólido con las autoridades argelinas”.

Y después del gas, la carne. Tras el giro del Gobierno español en su posición sobre el Sáhara Occidental, los ganaderos españoles de vacuno se han encontrado con una suspensión repentina de las licencias de importación de Argelia, un país que el año pasado fue líder en la compra de animales vivos y representó 55 millones de euros en exportaciones. En el sector, tienen claro que la situación tiene mucho que ver con la degradación de la relación bilateral tras el giro de Pedro Sánchez sobre la antigua colonia española y dan el año por perdido en el mercado argelino.

Argelia
El redactor recomienda