Es noticia
Menú
Feijóo propone una ayuda directa de hasta 300 euros para las rentas más bajas
  1. España
PLAN ECONÓMICO DEL PP

Feijóo propone una ayuda directa de hasta 300 euros para las rentas más bajas

El presidente del PP enviará a Sánchez una propuesta cuyo eje central será una rebaja fiscal de entre 7.500 y 10.000 millones. El gallego diseñó su plan fiscal con la ayuda de exministros y consejeros autonómicos

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional. (EFE/Emilio Naranjo)
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional. (EFE/Emilio Naranjo)

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha esperado a la reunión del comité ejecutivo nacional, el primero que se celebra en la sede nacional de Génova desde que comenzó su mandato, para desgranar más detalles de la propuesta económica alternativa que enviará a Moncloa antes de que finalice la semana, y que pasa por devolver a los ciudadanos entre 7.500 y 10.000 millones de euros. El eje central de la propuesta consiste en una amplia rebaja fiscal, que incluya una deflactación del IRPF para beneficiar a rentas medias y bajas con ingresos inferiores a los 40.000 euros y cuyo impacto sería superior a los 3.500 millones.

Además, el gallego propondrá una ayuda directa de entre 200 y 300 euros anuales para aquellas personas que no están obligadas a hacer la declaración de la renta al percibir unos ingresos por debajo de los 17.000 euros anuales. El líder del PP ha insistido también en una rebaja de la tributación por módulos en los sectores más afectados por la crisis económica, como el transporte, la ganadería, la industria o la agricultura.

Dentro del paquete fiscal, el PP exigirá una reducción inmediata del IVA que grava la energía o el gas al tipo superreducido del 4%, una propuesta que el gallego viene reivindicando desde la última Conferencia de Presidentes y a la que el Gobierno central ya ha dado portazo. Feijóo también ha mencionado su intención de impulsar un recorte del impuesto sobre sociedades para que las empresas puedan "amortizar inversiones en eficiencia energética".

Foto: La fiscal general, Dolores Delgado, fue nombrada tras pasar por el Ministerio de Justicia. (EFE/Cati Cladera)

En suma, el presidente nacional peleará en las próximas semanas porque Sánchez se siente a debatir su propuesta para una "bajada de impuestos selectiva, inmediata y temporal" con la que hacer frente al incremento masivo de los precios, que ha derivado en un incremento de la recaudación fiscal valorado en 7.500 millones de euros solo durante los meses de enero y febrero, cuando el aumento de los ingresos fiscales previsto para todo el año no superaba los 9.000 millones.

"El excedente de ingresos puede estar en manos del Gobierno o de los ciudadanos. Nosotros nos apuntamos a la segunda. Devolvamos a los ciudadanos lo que han pagado de más", ha justificado Feijóo. El planteamiento del PP pasa, por tanto, por negociar con Sánchez una rebaja fiscal dentro de los márgenes de la recaudación extra prevista para el presente ejercicio.

La propuesta económica de Feijóo incluye, además, una racionalización del gasto burocrático y una reducción de la estructura del Gobierno; una serie de "reformas estructurales" para "consolidar el crecimiento económico de España", y el rediseño de los fondos europeos, con la propuesta concreta de utilizar el 7% de las ayudas comunitarias para financiar rebajas impositivas que ya están en vigor o financiar nuevas deducciones fiscales.

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, a su llegada a la sede de Génova. (EFE/J.J. Guillén)

"Soy consciente de que no va a ser fácil que acepten estas propuestas", ha reconocido el líder popular, que ya constató la negativa de Sánchez a debatir sus propuestas económicas tras la última reunión que ambos líderes mantuvieron en Moncloa, en que el jefe del Ejecutivo dedicó apenas "unos minutos" de tres horas de reunión a hablar de la vertiente económica, según denunciaron en el PP. "Si el Gobierno quiere adoptar estas medidas, son suyas", ha reiterado Feijóo.

El nuevo presidente del PP ha asegurado que en la primera propuesta fiscal que presentará a Sánchez han trabajado desde exministros de Hacienda y Economía hasta exsecretarios de Estado, así como diferentes consejeros autonómicos. Este martes, Feijóo decidió abrir su propuesta a sindicatos y patronal y, aunque se encontró con la puerta cerrada de CCOO y UGT para ejecutar una bajada de impuestos, logró atraer tanto al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, como al de Cepyme, Gerardo Cuerva, a su plan fiscal.

Foto: El rey Felipe VI durante la recepción en audiencia al presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Gómez)

Durante su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional, que ha contado con la ausencia del presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, por los cortes en la carretera debido a la nieve, Feijóo ha subrayado las dificultades económicas por las que atraviesa el país con "la inflación más alta de los últimos 38 años". "Nuestra responsabilidad es aportar, sumar y construir", zanjaba.

El PP hará público el documento final este viernes, cuando lo remita a Moncloa, ya que continúa abierto a modificaciones y propuestas. Fuentes del partido concretan que todas las medidas del plan fiscal son "temporales": las orientadas a la rebaja del IRPF están inicialmente pensadas para la situación económica del presente ejercicio, mientras que la reducción del IVA tendría un carácter "indefinido", hasta que pase la situación de emergencia económica provocada por la guerra de Ucrania.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha esperado a la reunión del comité ejecutivo nacional, el primero que se celebra en la sede nacional de Génova desde que comenzó su mandato, para desgranar más detalles de la propuesta económica alternativa que enviará a Moncloa antes de que finalice la semana, y que pasa por devolver a los ciudadanos entre 7.500 y 10.000 millones de euros. El eje central de la propuesta consiste en una amplia rebaja fiscal, que incluya una deflactación del IRPF para beneficiar a rentas medias y bajas con ingresos inferiores a los 40.000 euros y cuyo impacto sería superior a los 3.500 millones.

Alberto Núñez Feijóo