Es noticia
Menú
Feijóo reconecta con patronal y sindicatos y evita rechazar la reforma laboral
  1. España
RONDA DE REUNIONES EN GÉNOVA

Feijóo reconecta con patronal y sindicatos y evita rechazar la reforma laboral

El 'nuevo PP' choca con CCOO y UGT por la rebaja fiscal, pero suma a la CEOE a su plan económico, cuya propuesta enviará a Sánchez esta misma semana

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, a su llegada a la sede de Génova. (EFE/J.J. Guillén)
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, a su llegada a la sede de Génova. (EFE/J.J. Guillén)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Lo prometió durante su discurso de coronación en el congreso nacional del PP en Sevilla, y ha tardado apenas dos semanas en dar los primeros pasos para cumplir con su compromiso. Alberto Núñez Feijóo ha inaugurado este martes su nueva estrategia de colaboración con los poderes económicos, una relación que quedó malparada durante la etapa de Pablo Casado al frente del PP. Durante una jornada maratoniana de reuniones en la sede nacional de Génova, el líder popular ha mantenido sendas entrevistas con el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva; el líder de la CEOE, Antonio Garamendi, y los mandatarios de los dos sindicatos mayoritarios, Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT). El objetivo: restaurar el diálogo social que se perdió durante la anterior etapa del PP e "inaugurar una nueva etapa".

Feijóo excusó su ausencia de la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco y llenó su agenda del martes con una serie de encuentros cuyo objeto oficial era "enriquecer" la propuesta fiscal que remitirá Feijóo a Sánchez antes de que finalice la semana y, de paso, presionar al jefe del Ejecutivo para que se abra a discutir una iniciativa económica basada en la rebaja de impuestos a la que el PSOE ya ha dado portazo, pero que tanto en la CEOE como en Cepyme valoran positivamente. Antonio Garamendi, que ya avaló la restauración de las relaciones con el primer partido de la oposición acudiendo a la puesta de largo del líder del PP en Sevilla, ha apoyado abiertamente la bajada de impuestos que pretende impulsar Feijóo, un respaldo que ha querido trasladar personalmente al nuevo jefe de la oposición. "Sería lo interesante, en este momento, para solucionar los problemas de la economía de España", defendió el líder de la patronal.

Foto: Alberto Núñez Feijóo (i) y Fátima Báñez. (EFE)

En una posición mucho más alejada se encuentran las organizaciones sindicales que, con todo, acudieron a la llamada de Alberto Núñez Feijóo. El gallego está decidido a tratar de recomponer las relaciones de su partido con CCOO y UGT, y los sindicatos celebran esa intención, pero avanzan que no avalarán la propuesta de rebajas fiscales de Feijóo, la medida estrella del programa económico alternativo que el PP enviará a Moncloa en los próximos días. "Estamos en contra de una bajada generalizada de impuestos", sea "permanente" o "temporal", ha reiterado el líder sindical tras la reunión con el nuevo jefe de la oposición.

Álvarez ha centralizado sus peticiones en la "necesidad" de que el PP apoye otras cuestiones, con el foco puesto en la reforma laboral o en la revalorización de las pensiones. "Le he pedido que el PP mantenga una relación con las organizaciones sindicales como la que él ha mantenido en Galicia", ha declarado, abriendo la puerta a la consecución de "grandes consensos" con el primer partido de la oposición. "Debemos pensar en que, más allá de las diferencias, haya respeto y acuerdos", añadía.

Garamendi: ''Nosotros estamos de acuerdo con una bajada de impuestos''

Pablo Casado rechazó avalar la reforma del mercado laboral que, sin embargo, sí cuenta con el apoyo de la exministra de Empleo Fátima Báñez, convertida en asesora áulica de Feijóo en el 'nuevo PP', y del líder de la patronal, Antonio Garamendi, con el que el PP pretende reconstruir todos los puentes que saltaron por los aires con la anterior dirección. Preguntado en varias ocasiones por esta cuestión, el nuevo vicesecretario económico de Génova, Juan Bravo, no ha cerrado la puerta a que la dirección de Alberto Núñez Feijóo pueda valorar un cambio de postura y avale la reforma laboral y de pensiones a la que se opuso la anterior dirección. "Siempre que lo que se plantee sean cosas buenas y mejores para la ciudadanía, encontraremos un acuerdo", se ha limitado a repetir el dirigente popular, enmarcando cualquier cambio a la continuación del diálogo con los agentes sociales.

Feijóo enviará a Sánchez su plan fiscal

El nuevo presidente del PP no perdió tiempo y se reunió con Pedro Sánchez en Moncloa el pasado 7 de abril, una cita en la que reiteró varios puntos de su alternativa fiscal. Feijóo intentó, sin éxito, que el Gobierno incluyese algunas de sus propuestas en el plan de choque económico para paliar los efectos de la guerra, cuyo debate y convalidación llegarán al Congreso el próximo 28 de abril. Aunque sí detalló algunos puntos, Feijóo no llevó documentación a su encuentro con el jefe del Ejecutivo, aludiendo que desconocía los puntos del orden del día de su cita con Sánchez, pero ese mismo día prometió que enviaría una propuesta económica detallada a Moncloa que, finalmente, remitirá a finales de esta misma semana. Está previsto que el líder gallego desgrane también los pormenores de su propuesta económica ante los suyos este miércoles, durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP.

"Pretenden convalidarlo sin más, pero no está dispuesto a cambiarlo, ni a mejorarlo. Apoyar este plan sin modificaciones, sin mejoras, sin aceptar propuestas no es posible", declaró Núñez Feijóo al término de su encuentro con Sánchez, al tiempo que lanzó un ultimátum al presidente: el PP no apoyará el decreto en el Congreso si el Gobierno no se abre siquiera a valorar su rebaja fiscal. "Una sola propuesta no puede condicionar el apoyo a todo un paquete", reprochó la ministra portavoz, Isabel Rodríguez.

Al margen de algunas pinceladas, el PP no ha concretado aún los detalles del plan económico que llevará a Moncloa a finales de esta semana, con la salvedad de puntos como la rebaja del IRPF a las rentas medias y bajas con carácter temporal y retroactivo desde el 1 de enero que, según los cálculos de los populares, supondría un ahorro de 3.500 millones de euros, o la propuesta de dedicar el 7% de los fondos europeos a deducciones fiscales, una iniciativa que implicaría una renegociación de los términos del reparto en Bruselas y que el Gobierno ya ha desechado.

Foto: Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Cabalar)

Según celebró Juan Bravo en rueda de prensa, la primera toma de contacto se ha saldado con un punto de "encuentro" precisamente en la cuestión de los fondos europeos, y ha instado a seguir con las conversaciones con los diferentes agentes sociales para presionar al Gobierno con la implantación de mecanismos que permitan la agilización en la ejecución de los fondos y que vayan acompañados de "incentivos fiscales".

Lo prometió durante su discurso de coronación en el congreso nacional del PP en Sevilla, y ha tardado apenas dos semanas en dar los primeros pasos para cumplir con su compromiso. Alberto Núñez Feijóo ha inaugurado este martes su nueva estrategia de colaboración con los poderes económicos, una relación que quedó malparada durante la etapa de Pablo Casado al frente del PP. Durante una jornada maratoniana de reuniones en la sede nacional de Génova, el líder popular ha mantenido sendas entrevistas con el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva; el líder de la CEOE, Antonio Garamendi, y los mandatarios de los dos sindicatos mayoritarios, Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT). El objetivo: restaurar el diálogo social que se perdió durante la anterior etapa del PP e "inaugurar una nueva etapa".

Alberto Núñez Feijóo Partido Popular (PP)
El redactor recomienda