Es noticia
Menú
Adiós a La Romareda: Zaragoza busca terreno, financiación y consenso tras llegar Jorge Mas
  1. España
solo necesita consenso político

Adiós a La Romareda: Zaragoza busca terreno, financiación y consenso tras llegar Jorge Mas

La construcción de un nuevo estadio municipal se debate con diversas fórmulas para su ubicación y financiación. La llegada de varios inversores americanos a la propiedad ha acelerado el proyecto

Foto: El estadio municipal de La Romareda.
El estadio municipal de La Romareda.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El estadio municipal de fútbol La Romareda tiene los días contados. El Ayuntamiento de Zaragoza ya busca una fórmula para otro campo de fútbol porque el actual clama por una jubilación porque su estado es deplorable, e incluso necesita reformas puntuales para ser competitivo. En esta línea, hay varias complicaciones que ponen trabas en la promoción de un nuevo estadio: no tiene consenso político, se duda sobre varios terrenos, tanto públicos como privados, y el reloj corre para llegar al Mundial de 2030.

El debate está completamente abierto sobre cuál será el futuro de la vieja Romareda y ya centra la actualidad de la ciudad como uno de los ejes políticos de los próximos años. El Ayuntamiento, que gobierna el alcalde Jorge Azcón (PP) junto a Ciudadanos, ya tiene un plan que quiere pactar con el resto de grupos políticos y con el presidente aragonés Javier Lambán. La principal urgencia es que necesitan financiación y para ello el Gobierno de Aragón del PSOE es clave. Sin el concurso entre Jorge Azcón y Javier Lambán no habrá un nuevo campo de fútbol municipal. El acelerador para lograr un nuevo estadio ha sido, recientemente, reivindicado desde Miami y por el nuevo dueño del club, el estadounidense de origen cubano Jorge Mas, que se ha hecho con el club malo junto a varios inversores americanos.

Foto: Estadio de La Romareda. (C.C.)

En una carta, el empresario americano pide que haya con urgencia un nuevo campo de fútbol para situar al club y a la ciudad en el escenario deportivo de los estadios de cinco estrellas. Coincide, por otra parte, que el propietario del Real Zaragoza también está intentando levantar un estadio de 1.000 millones de euros con su equipo, el Inter de Miami. "No es posible crecer y ofreceros nuevas experiencias de ocio para poder compartirlas con amigos y familiares en la situación en la que se encuentra actualmente el estadio", decía Jorge Mas. La pelota está en juego y la vieja Romareda busca una nueva ubicación.

Sin consenso no hay estadio

La situación actual dentro del consistorio zaragozano es de desconfianza entre los grupos políticos. Todos ellos están viendo con recelo el acuerdo porque necesitan más claridad en el proyecto. Por parte del Ayuntamiento de Zaragoza, a través de su consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, se ha puesto encima de la mesa doce propuestas de ubicación. El resto se desconoce. Ni cómo sería el encaje jurídico, ni la financiación para un estadio que rondaría los casi 200 millones, ni qué apoyos políticos tendrá el nuevo campo. Tan solo hay una fecha límite para seguir dando pasos adelante. El próximo 26 abril serán los grupos políticos quienes planteen sus opciones favoritas de estos doce emplazamientos propuestos. En declaraciones a El Confidencial, el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, confiesa que "estamos escribiendo un folio en blanco y confío en que los grupos políticos sean proactivos en las propuestas y señalen sus opciones preferidas".

Será más adelante, sobre el día 10 de mayo, cuando se abrirá un proceso de participación ciudadana en la que entidades sociales, ciudadanos o aficionados puedan elegir. La idea que baraja el Ayuntamiento es que se lleguen a seleccionar tres opciones, de menor a mayor prioridad, por parte de los grupos políticos, para de ahí sacar un orden de prioridad. De las doce propuestas, según fuentes municipales no oficiales y conocedoras de la operación urbanística, solo hay tres ubicaciones con serias posibilidades de viabilidad. El resto, se quedarían en un cajón.

Hay tres ubicaciones ideales: el actual terreno de La Romareda, un solar en la huerta de Miraflores y el parking norte de la Expo de 2008

Precisamente, según un documento elaborado por los técnicos municipales, al que ha tenido acceso este diario, se concreta que hay tres ubicaciones ideales: el actual terreno de La Romareda, un solar que actualmente está en la huerta de Miraflores y el actual parking norte de la Expo de 2008. Varias fuentes consultadas del Ayuntamiento de Zaragoza no se atreven a decantarse por una u otra opción. El secretismo y la discreción está centrando el trabajo del Ayuntamiento para no parecer proclive a alguna ubicación que descontente al PSOE de Javier Lambán o al resto de grupos. Entre ellos, Vox, que ejerce como el apoyo político del gobierno de PP-Cs durante este mandato.

Entre las voces que deben posicionarse está el Real Zaragoza. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ya se ha preocupado en que los nuevos propietarios del club conozcan las opciones más plausibles y sean una parte activa en la decisión. Una posición que aún se desconoce en lo concreto, pero que sí ha sido clara en la necesidad de un nuevo campo de fútbol para el Real Zaragoza. Pese al protagonismo del Real Zaragoza, la idea del proyecto que maneja el Ayuntamiento de Zaragoza no pasa por hacer un campo de fútbol en exclusiva. Desde el Gobierno PP-Cs son conscientes que deben dar cobijo a otro tipo de actos culturales, deportivos o sociales. Y, principalmente, convertirse en un estadio de cuatro estrellas con el aval de la UEFA, y así ser sede de grandes eventos deportivos a nivel europeo o incluso que se valore su candidatura para ser subsede del Mundial 2030 que pretenden organizar España y Portugal.

¿Cuál será su coste o cómo se pagará?

Fuentes municipales consultadas por El Confidencial explican que se debe cerrar la ubicación para, en los siguientes pasos, avanzar en la fórmula jurídica y el apoyo financiero. En este sentido, resulta imprescindible contar con la voluntad y el acuerdo del Gobierno de Aragón. Por el momento, desde el PSOE ya muestran recelo e inquietud por “la rapidez del Ayuntamiento en acelerar un nuevo estadio”. El concejal socialista Horacio Royo lo definió como “ansiedad” del gobierno de Jorge Azcón. En este sentido, coincide que la construcción de un nuevo campo de fútbol fue una de las promesas electorales del actual alcalde en las anteriores elecciones. Tan solo la llegada de la pandemia retraso una intención que nunca ha dejado de estar en la cabeza de Jorge Azcón.

La construcción de un nuevo campo de fútbol fue una de las promesas electorales del actual alcalde en las anteriores elecciones

Fuentes del Gobierno de Aragón, preguntadas por El Confidencial, coinciden en señalar que "el Ayuntamiento de Zaragoza debería empezar a contar también qué modelo de estadio quieren, cuál será su coste y cómo se pagará. Es una explicación que urge más que saber dónde estará el futuro estadio". A falta de más información pública sobre el futuro estadio de la ciudad, el alcalde de la ciudad ha dicho en los últimos días que no impondrá su opinión sobre la ubicación o las fórmulas de financiación. "Tengo una opinión, pero no voy a empeñarme en imponerla. Quiero que haya consenso por ser un proyecto de ciudad y que debe pensarse en global". La búsqueda por un acuerdo para construir un nuevo estadio en la ciudad coincide con la compra de varios inversores americanos, todos ellos vinculados a fondos de inversión, del Real Zaragoza. Fuentes no oficiales del Ayuntamiento de Zaragoza reconocen que es "viable" que los actuales nuevos compradores financien parte de las obras del estadio. Este extremo no es descabellado, aseguran. La intención que podría tener Jorge Mas y el resto de inversores coincide con la construcción que está planteando en Miami, como propietario del Inter de Miami. El llamado Miami Freedom Park está aún en la Comisión técnica de la ciudad de Miami para ser aprobado. Su presupuesto supera los 1.000 millones de euros para ejecutar una obra que contempla un estadio y un entorno de ocio, deporte y cultura que será una de las obras cumbres de la ciudad americana en este inicio de siglo.

El estadio municipal de fútbol La Romareda tiene los días contados. El Ayuntamiento de Zaragoza ya busca una fórmula para otro campo de fútbol porque el actual clama por una jubilación porque su estado es deplorable, e incluso necesita reformas puntuales para ser competitivo. En esta línea, hay varias complicaciones que ponen trabas en la promoción de un nuevo estadio: no tiene consenso político, se duda sobre varios terrenos, tanto públicos como privados, y el reloj corre para llegar al Mundial de 2030.

Zaragoza Real Zaragoza
El redactor recomienda