Es noticia
Menú
Iglesias se aleja de Díaz tras su foto con Errejón y amenaza la unidad en Andalucía
  1. España
DESCONFIANZA EN LAS IZQUIERDAS

Iglesias se aleja de Díaz tras su foto con Errejón y amenaza la unidad en Andalucía

Cada vez que el frente electoral de la izquierda para las andaluzas está a punto de caramelo, el idilio se rompe. Podemos inicia sus primarias y se resiste a enterrar su marca electoral

Foto: Pablo Iglesias junto a Yolanda Díaz en una imagen de archivo. (EFE/Mariscal)
Pablo Iglesias junto a Yolanda Díaz en una imagen de archivo. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Al filo de unas elecciones en Andalucía, con señales claras de que el presidente andaluz convocará en junio, las izquierdas siguen revueltas y sin ponerse de acuerdo. Cuando una parte está convencida, la otra muestra recelos. Cada vez que hay un acercamiento hacia una candidatura de unidad ocurre algo que distorsiona la alianza. Esta misma semana hubo otra reunión de los partidos en Andalucía, Podemos, Izquierda Unida, Más País y Equo. "Todo marcha según lo previsto", insisten, aunque el tiempo para ahormar una candidatura conjunta se agota.

Sigue siendo una incógnita cuál será la forma de participación de Yolanda Díaz. Desde Más País Andalucía admiten que la foto este jueves en un acto en Madrid de Íñigo Errejón, quien hasta ahora se resistía, y la vicepresidenta y ministra de Trabajo es "potente". Hay "ilusión", aseguran en el partido de Errejón. A partir de ahí, entienden que pueden recorrer con más facilidad el camino en Andalucía, donde el tiempo apremia y la condición sigue siendo que se busque un candidato independiente, de la sociedad civil. Más País Andalucía quiere un candidato 'blanco', que no provenga de unas siglas, que permita jugar con cartas no marcadas de antemano, señalan. Ese candidato de la sociedad civil sería la garantía de que ningún partido lidera o capitanea el proceso y que es algo nuevo, señalan. La otra condición es que no haya interferencias desde Madrid. Sería empezar el proyecto de Yolanda Díaz desde Andalucía, aunque ella realmente se haya quedado al margen en primera persona, sus equipos siguen de cerca cada paso que se da y aplauden la unión.

Foto: Pablo Iglesias y Yolanda Díaz, durante el acto de cierre de campaña el 2 de mayo de 2021. (EFE/David Fernández)

Pero cada vez que esa suma de izquierdas está a punto de caramelo, algo rompe el idilio. En esta ocasión, desde Andalucía oyeron con asombro cómo Pablo Iglesias hacía una reflexión que ha tenido todo tipo de interpretaciones. El exvicepresidente del Gobierno, en una entrevista en el programa 'Cafè d'Idees' de La 2, dijo que quizás se equivocó señalando a la actual vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como su sucesora y candidata a la Presidencia del Gobierno. Coincidió su reflexión con el anuncio de Podemos de abrir su proceso de primarias en Andalucía para elegir candidato.

El exabrupto de Iglesias

"No tengo claro que fuera lo correcto", dijo Iglesias sobre su decisión de ungir a Díaz. "Quizás lo que tendría que haber hecho era dejarlo en manos de los partidos para que organizaran unas primarias, esto hubiera sido mucho más previsible y seguramente mucho más democrático que dar mi opinión", reflexionó el exlíder de Podemos. Justificó su decisión en su convencimiento de que quien tenía que tomar su relevo era Díaz, proveniente de IU, y que si hubiera dejado todo en manos del partido, además de que se le hubiera criticado, podría haber "arrasado" cualquier candidato de Podemos. Iglesias reveló que él sabía que la líder gallega no quería afrontar un proceso de primarias. "Hice lo que en aquel momento consideraba correcto", señaló. "¿Acerté o no acerté?", se preguntó, "eso que lo juzgue la gente", se respondió.

Su mensaje tiene todo tipo de interpretaciones. Desde Podemos aseguran que no desautoriza a Díaz como candidata ni expresa malestar, y contextualizan esa reflexión al hilo de un pasaje de su libro. Insisten en que se refiere a "las formas", pero no a la elección de Díaz. En el libro del exvicepresidente, 'Verdades a la cara', Iglesias narra que tomó la decisión de dejar la Vicepresidencia tres días antes de anunciarlo y que ya llevaba hablando mucho tiempo con los compañeros de Podemos que él no iba a poder ser el candidato.

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, junto al portavoz de Más País, Íñigo Errejón. (EFE/Zipi)

"En esas conversaciones en las que se terminó de tomar la decisión, que se resolvió en horas, no participó Yolanda Díaz. Para que saliera bien, sabía que no podía decírselo. De hecho, si se lo hubiera comunicado no me habría dejado hacerlo". De esta manera, desvela que Díaz no sabía que él la iba a señalar como candidata y vicepresidenta del Gobierno. Una manera de decidir el liderazgo que ha sido muy criticada, por ser unilateral y no tener en cuenta a la propia afectada. En ese sentido, explican en Podemos, son sus palabras. "Lo correcto sería decir que Iglesias admite que quizás se equivocó al designar sin primarias a Díaz como sucesora", matizan desde Podemos, suavizando la carga de esas reflexiones de Iglesias. En el libro, el exvicepresidente también asegura que Díaz está ya encantada en su papel. "Se gusta y eso se ve, ha definido su propio estilo de figura independiente que puede ser muy útil para los objetivos de Unidas Podemos", señala.

Malestar en Podemos

Pese a estas explicaciones, en el resto de fuerzas de la izquierda no dudan de que tras esa declaración de Iglesias hay malestar por la foto de Errejón y Díaz este jueves en un acto en Madrid, donde la ministra de Trabajo presentó la comisión de expertos que analizará la repercusión de la precariedad laboral en la salud mental de los trabajadores. Un compromiso de la reforma laboral y un acto al que invitó a Errejón, donde ambos exhibieron sintonía y presumieron de tener una relación "magnífica". Algunos ven el mismo malestar que cuando Errejón se acercó a Manuela Carmena para cerrar un acuerdo electoral.

La coordinadora de Podemos Andalucía, Martina Velarde, anunció este viernes el inicio del proceso de primarias internas en su formación para elegir a los candidatos y candidatas a las próximas andaluzas. Incidió en que "las primarias son una seña de identidad de Podemos y una garantía de democracia interna" para "llegar con la mayor fuerza a las próximas elecciones". Desde Podemos restan importante a la apertura del proceso y aseguran que tendría que producirse haya o no suma de toda la izquierda en Andalucía. Desde el lunes 18 al viernes 22 tendrá lugar el plazo para la inscripción de candidaturas individuales. Desde el 30 de abril hasta el 8 de mayo se podrá votar de forma telemática. Finalmente, el lunes 9 de mayo se darán a conocer los resultados.

Podemos ya ha lanzado en la sombra un nombre, el del diputado por Cádiz en el Congreso Juan Antonio Delgado. Un perfil "transversal", subrayan sus defensores, "muy conectado a la calle" y "muy novedoso", es guardia civil. Un nombre que además no forma parte del aparato de Podemos, aunque está respaldado por sus dirigentes, y que creen que podría conectar bien con el proyecto en construcción de la vicepresidenta Yolanda Díaz. Lo único que no tienen en cuenta, claro, es que para que la suma se consagre la condición es que el candidato sea un independiente.

División entre las ministras

"Enterrar la marca electoral de Podemos, que lleva dañada mucho tiempo, no va a ser fácil, ni en Madrid ni en Andalucía", admiten todos los partidos y mediadores que negocian para la confluencia de las izquierdas. La relación de las dos ministras de Podemos en el Gobierno, Ione Belarra e Irene Montero con Díaz es "tensa", admiten fuentes del Ejecutivo. Las diferencias exhibidas por las distintas posiciones en cuanto al envío de armas a Ucrania ha dejado un desgarro importante. La vicepresidenta apoyó al presidente del Gobierno, mientras que la secretaria general de Podemos no ha dejado de expresar su rechazo a esa decisión. El divorcio en este asunto se ha suavizado con la posición unánime de Unidas Podemos en el Sáhara o en el plan de choque contra la guerra, donde el PSOE dio un asidero a sus socios 'morados' con medidas sociales y símbolos para coser la coalición alrededor de ese paquete económico en un momento de gran tensión en la calle. "Entre ellas no se hablan o se hablan lo mínimo", asegura alguien que se sienta en el mismo Consejo de Ministros.

Foto: La diputada de Vox, Macarena Olon. (EFE/Javier Lizón)

En el equipo de la vicepresidenta Díaz guardan silencio y responden con reiteración: "Trabajo, trabajo y trabajo". Aseguran que no quieren entrar en elevar el ruido interno. La ministra aparcó su proceso de escucha activa sin fecha por la situación generada por la guerra de Ucrania, pero está muy pendiente de todo lo que se mueve en Andalucía y tras las bambalinas mece la unión de toda la izquierda. Fuentes próximas a la vicepresidenta aseguran que su última visita a Sevilla, que aprovechó para reunirse en varias citas con todos los actores de la confluencia, fue clave para sumar a Más País Andalucía, que tenía muchas dudas. En este partido no lo niegan. En Podemos e IU se rebelan contra ese supuesto protagonismo y aseguran que el proceso lleva meses abierto con unos mediadores que se están dejando la piel. Los mismos que admitieron en un encuentro con la prensa que tenían hilo directo con el equipo de Díaz.

La unidad de la izquierda en Andalucía se anunció hace una semana, pero duró un par de horas, hasta que Más País echó el freno. La izquierda andaluza, más allá del PSOE, a excepción de los anticapitalistas de Teresa Rodríguez, anunció un acuerdo de mínimos para la conformación de una candidatura única. Dirigentes de Izquierda Unida, Podemos, Más País Andalucía, Verdes Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz acordaron poner en marcha un proceso programático conjunto. Podemos e IU echaron las campanas al vuelo, anunciando el regreso de Más País y Equo a la marca conjunta. La lectura molestó a Errejón y a su líder en Andalucía, Esperanza Gómez, que mandó echar el freno. Después dimitió la mitad de la ejecutiva de Más País en Andalucía exhibiendo la división al afrontar la confluencia. Ahora la foto de Errejón y Díaz ha sido un impulso, admiten, pero es Podemos quien tiene recelos. Así pueden estar hasta no se sabe cuándo, incluso con la advertencia clara del presidente andaluz de que se da dos semanas para pulsar el botón electoral.

Al filo de unas elecciones en Andalucía, con señales claras de que el presidente andaluz convocará en junio, las izquierdas siguen revueltas y sin ponerse de acuerdo. Cuando una parte está convencida, la otra muestra recelos. Cada vez que hay un acercamiento hacia una candidatura de unidad ocurre algo que distorsiona la alianza. Esta misma semana hubo otra reunión de los partidos en Andalucía, Podemos, Izquierda Unida, Más País y Equo. "Todo marcha según lo previsto", insisten, aunque el tiempo para ahormar una candidatura conjunta se agota.

Yolanda Díaz Íñigo Errejón Más País Equo Izquierda Unida Manuela Carmena Irene Montero Teresa Rodríguez Ione Belarra Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda