Es noticia
Menú
España y Portugal piden a Bruselas limitar el precio del gas a 30 euros
  1. España
PRIMER DOCUMENTO TÉCNICO

España y Portugal piden a Bruselas limitar el precio del gas a 30 euros

La Comisión Europea confirma que ha recibido la propuesta técnica que deberá autorizar después de que el Consejo diera luz verde a una isla energética en la península ibérica

Foto: Antonio Cósta y Pedro Sánchez en rueda de prensa. (EFE)
Antonio Cósta y Pedro Sánchez en rueda de prensa. (EFE)

Los gobiernos español y portugués han cerrado ya una primera propuesta técnica que han enviado a Bruselas y que prevé un precio límite de referencia del gas a 30 euros para conseguir una bajada automática en la factura de la luz en las próximas semanas, según confirmaron a El Confidencial fuentes de la Comisión Europea. El diario portugués 'Público' ha desvelado parte de ese documento y fuentes comunitarias consultadas por El Confidencial indican que la propuesta para la isla energética ibérica ya ha entrado y está sobre la mesa de la Comisión Europea, con esa cifra de 30 euros como punto de partida. El aprobado a la medida no es automático, y los técnicos comunitarios estudiarán ahora sus beneficios y contrapartidas, así como el coste de la medida. La ministra para la Transición Ecológica confirmó la cifra, que estará sujeta a discusión durante las próximas semanas.

Bruselas debe ahora autorizar esta medida temporal dentro de la “excepcionalidad ibérica” conseguida en el último Consejo Europeo por el presidente Pedro Sánchez y el primer ministro portugués António Costa, que se extendería hasta diciembre, cuando se prevé que los precios del gas vuelvan a los 200 euros por MW/h. Lo más valioso de aquella reunión fue el compromiso público de la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyer, de que se había acordado que ambos países requerían de un "tratamiento especial" por sus particularidades: un 'mix' con alto nivel de renovables y un bajo nivel de interconexión, inferior al 3%.

Foto: El ministro alemán de Economía, Robert Habeck. (EFE/Clemens Bilan)

La decisión ha sido confirmada por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que aseguró: "Tenemos una propuesta conjunta con Portugal y estamos trabajando con la Comisión. Es un documento previo que responde a las líneas maestras que habíamos trabajado con antelación, como introducir un sistema de doble casación, una en frontera para que las exportaciones de electricidad sean retribuidas al precio que correspondería en ausencia de un mecanismo de ajuste, y una segunda casación, donde se introduce el ajuste y el pago por encima del coste del gas es asignado automáticamente en ese margen que queda de tecnologías mucho más baratas hasta el precio que ha sido retribuido el gas a primera instancia".

Ribera quiso ser cauta. "Todavía no hemos hecho más que empezar el trabajo con la Comisión, así que yo pediría tranquilidad y paciencia. Hemos propuesto el precio más barato del gas al que entendemos debería producirse ese ajuste, 30 €/MWh, pero es uno de los elementos técnicos de la propuesta que tenemos que discutir con la Comisión Europea", recalcó.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, ha aclarado que el límite de los 30 euros, más que una propuesta cerrada, constituye un punto de salida para negociar con Bruselas: "Es el mínimo que se puede plantear como una posición de partida". En una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos de la Cámara Baja, Calviño ha señalado que ambos gobiernos deben negociar ahora con la Comisión Europea. La prudencia de Calviño va en la línea con la expresada con Ribera, y sugiere que la propuesta del Ejecutivo no ha sido pactada con la Comisión. La cifra filtrada este jueves dista, en estos momentos, de ser la definitiva.

El presidente del Gobierno ya confirmó en su comparecencia este miércoles en el Congreso que antes de que acabe la semana se enviaría una propuesta técnica a la Comisión Europea que se llevaba días trabajando con el Ejecutivo portugués. Según Sánchez, el compromiso de Bruselas es dar una respuesta inmediata que no deberá extenderse más allá de una o dos semanas. En Moncloa calculan que esta medida, que será la que tenga un mayor impacto en los precios de la electricidad y noten de forma más directa los ciudadanos, autónomos, empresas e industrias, tenga un efecto inmediato en la factura de la luz en un mes, cuatro semanas como máximo. Una propuesta técnica no supondrá subvenciones al gas, no distorsionará los incentivos a las energías limpias ni alterará el mercado europeo. Condiciones todas que tendrá en cuenta Bruselas para dar luz verde a esa ‘excepcionalidad ibérica’.

Foto: La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE/Chema Moya)

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, de Podemos, sacó pecho por esa cifra tope para el gas. “Si se confirma, creo que es la mejor noticia porque es una propuesta que desde Podemos llevamos haciendo varios días. Supondría un tope que de verdad nos permitiría bajar la factura de la luz a costa de los beneficios absolutamente multimillonarios e inmerecidos que están ganando las energéticas y afrontar de manera muy contundente la subida de la inflación”, sostuvo.

La cifra de 30 euros como tope máximo al precio del gas fue manejada públicamente por la ministra Belarra, lo que censuró con dureza la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. “Me sorprende mucho que alguien tenga una opinión al respecto, la verdad. Es un trabajo que se está haciendo desde el punto de vista técnico para afinar los números (...) Son cuestiones muy complejas como para que uno diga, 'pues me gustaría tal número", censuró Calviño. Belarra insistió, pese a la ‘reprimenda’ pública, en que fijar ese precio era “factible” técnicamente y puso el acento en que supone “una decisión política”.

Efectivamente, tanto Calviño como Ribera abundaron en este aspecto en la rueda posterior al Consejo de Ministros que aprobó el decreto-ley con el plan nacional contra los efectos económicos y sociales de la guerra de Ucrania. Explicaron que, por una parte, está la política y que efectivamente situar el precio límite del gas en 30 euros sería lo deseable y lo que todo el mundo querría, porque significaría una bajada drástica e inmediata en la factura de la luz. Sin embargo, insistieron en poner el acento en la parte técnica, dejando muy claro que el borrador que llegue a Bruselas debe cumplir con todos los requisitos impuestos por la Comisión Europea para recibir luz verde, lo que no se prevé que sea fácil ni se consiga sobre el primer borrador.

Los gobiernos español y portugués han cerrado ya una primera propuesta técnica que han enviado a Bruselas y que prevé un precio límite de referencia del gas a 30 euros para conseguir una bajada automática en la factura de la luz en las próximas semanas, según confirmaron a El Confidencial fuentes de la Comisión Europea. El diario portugués 'Público' ha desvelado parte de ese documento y fuentes comunitarias consultadas por El Confidencial indican que la propuesta para la isla energética ibérica ya ha entrado y está sobre la mesa de la Comisión Europea, con esa cifra de 30 euros como punto de partida. El aprobado a la medida no es automático, y los técnicos comunitarios estudiarán ahora sus beneficios y contrapartidas, así como el coste de la medida. La ministra para la Transición Ecológica confirmó la cifra, que estará sujeta a discusión durante las próximas semanas.

Factura de la luz Comisión Europea Consejo Europeo Pedro Sánchez Bruselas Portugal António Costa Moncloa
El redactor recomienda