Es noticia
Menú
Sánchez pide fe ciega al Congreso y espera un acuerdo inminente con el transporte
  1. España
SESIÓN DE CONTROL AL GOBIERNO

Sánchez pide fe ciega al Congreso y espera un acuerdo inminente con el transporte

El presidente del Gobierno ha descargado responsabilidades en un contexto de creciente contestación social en la "situación extraordinariamente compleja que vivimos"

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso de los Diputados. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso de los Diputados. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

El presidente del Gobierno se ha puesto como límite esta semana para llegar a un acuerdo con el sector del transporte, que hoy cumplen 10 días de huelga con efectos que se dejan ver ya en problemas de desabastecimiento. "Vamos a llegar a un acuerdo esta semana, estoy convencido, para amortiguar las consecuencias en el alza de precios de la gasolina y el gasoil", ha asegurado Pedro Sánchez en la sesión de control al Gobierno en respuesta a las críticas de la portavoz popular, Cuca Gamarra, de no actuar. Hasta en tres ocasiones ha repetido que "vamos a llegar a un acuerdo" con este sector.

Con todo, el Gobierno fía el grueso de su plan de choque contra la inflación, que llevará al Consejo de Ministros del próximo martes, a las medidas que se acuerden en el seno de la UE. De hecho, este miércoles ha concluido la ronda con los grupos parlamentarios sin ningún tipo de acuerdo. Desde el PP hasta ERC, todos los grupos critican la "inconcreción" de las medidas y que el Ejecutivo haya querido hacerse únicamente "la foto" sin atender a sus propuestas. Con todo, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha pedido a todos los partidos una confianza ciega en su decreto económico. El mandatario socialista ha exigido a las distintas fuerzas hacer un "esfuerzo de país" para avalar un paquete de medidas que rehuirá la bajada impositiva que exige el primer partido de la oposición.

"Es el momento de la unidad. Sólo podemos afrontar este problema tan complejo haciendo un gran llamamiento a todas las fuerzas de país. Espero que después de esta ronda, el decreto tenga un apoyo muy mayoritario", ha solicitado Félix Bolaños, en rueda de prensa tras una reunión con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, con una visión muy distinta a la del Gobierno respecto a la ronda de negociaciones. "No traían ni un sólo papel, no nos han explicado nada. Ya sospechábamos que querían la fotografía", ha censurado el portavoz republicano.

Foto: El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i), y Mohamed VI de Marruecos. (EFE/Ballesteros)

Antes, durante la sesión de control, Sánchez ha descargado responsabilidades en un contexto de creciente contestación social en la "situación extraordinariamente compleja que vivimos". No solo por la guerra en Ucrania, sino también por "una legislatura marcada por la pandemia de la que no nos hemos sobrepuesto", así como por las consecuencias económicas derivadas del volcán de La Palma. Hoy se cumplen también tres días de parón en la flota pesquera y multinacionales como Heineken o Danone advierten de una interrupción inminente de su actividad en España.

El denominado Plan de Respuesta a las Consecuencias Económicas de la Guerra se ha quedado a la espera de que se sustancie el debate del Consejo Europeo de este jueves y viernes. A pesar de la falta de concreción, Sánchez ha pedido al PP que respalde este plan, asegurando que se está dialogando con todos los sectores, agentes sociales, comunidades autónomas y grupos parlamentarios. El presidente del Gobierno ha aseverado, además, que el paquete de medidas que tiene previsto aprobar el próximo 29 de marzo en Consejo de Ministros se construirá sobre la base del acuerdo que se alcanzó en la Conferencia de Presidentes, a pesar de que el Ejecutivo no contempla una rebaja fiscal como exigen desde el Partido Popular.

El PP no ha centrado el tiro en su oposición a Sánchez en un único asunto. Cuca Gamarra, que lidera el partido en el Congreso tras la salida de Pablo Casado, ha sacado a colación desde el "descontento" social en la calle por la escalada en los precios de los suministros básicos hasta la polémica del Sáhara Occidental y la negativa de Sánchez a dar explicaciones en la Cámara Baja sobre el respaldo "unilateral" del Gobierno a Rabat. "España está en una situación de colapso, y usted no se entera", ha lanzado la dirigente popular, incidiendo en la grieta en el seno de la coalición gubernamental.

Foto: Un surtidor de gasolina 95, en una gasolinera. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Sin dar respuestas a las preguntas de la oposición y postergando las explicaciones sobre el Sáhara a "la próxima semana", el presidente del Gobierno ha vuelto a hacer uso de su argumento comodín: utilizar la crisis del PP para defenderse de los ataques de los populares. "Llevan dos años con el mismo argumentario. Que aquí hay un problema y una gran solución. El gran problema es Pedro Sánchez, y la gran solución era Pablo Casado", lanzaba Sánchez. "Ahora tienen otra gran solución, Alberto Núñez Feijóo, que es exactamente igual que la anterior", zanjaba.

Los populares han obviado el ataque del jefe del Ejecutivo censurando que el Gobierno no haya llevado a la Cámara Baja "ni una sola propuesta" para reducir la factura energética o abaratar el precio de los carburantes. El primer partido de la oposición ha vuelto a hacer uso del argumento de que el Ejecutivo quiere "hacer caja" por su negativa a abordar una rebaja fiscal. "Su soberbia y su política ultraideologizada les impide presentar soluciones", ha criticado el diputado Guillermo Mariscal, en su interpelación a la vicepresidenta tercera Teresa Ribera, que ha vuelto a vincular el incremento de los precios a la crisis internacional. "Tienen una visión muy alejada de la realidad", se defendía.

El presidente del Gobierno se ha puesto como límite esta semana para llegar a un acuerdo con el sector del transporte, que hoy cumplen 10 días de huelga con efectos que se dejan ver ya en problemas de desabastecimiento. "Vamos a llegar a un acuerdo esta semana, estoy convencido, para amortiguar las consecuencias en el alza de precios de la gasolina y el gasoil", ha asegurado Pedro Sánchez en la sesión de control al Gobierno en respuesta a las críticas de la portavoz popular, Cuca Gamarra, de no actuar. Hasta en tres ocasiones ha repetido que "vamos a llegar a un acuerdo" con este sector.

Pedro Sánchez