Es noticia
Menú
Sánchez asegura que el pacto con Rabat garantiza la soberanía de Ceuta y Melilla
  1. España
LA SITUACIÓN ERA "INSOSTENIBLE"

Sánchez asegura que el pacto con Rabat garantiza la soberanía de Ceuta y Melilla

El presidente del Gobierno visita al líder ceutí en busca de un aliado tras el pacto con Marruecos, mientras delega a José Manuel Albares las explicaciones en el Congreso

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido este miércoles sus primeras explicaciones sobre el histórico giro del Gobierno con el Sáhara. Lo ha hecho tras una reunión con el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, en el marco de la consecución de un acuerdo que "pone fin" a una "crisis" que ha durado años y que había enturbiado las relaciones con un "socio estratégico" para España como es Rabat. "La situación con Marruecos era insostenible", ha aseverado el jefe del Ejecutivo en una breve rueda de prensa al término de la reunión, tras la que se ha desplazado a Melilla.

Sánchez ha justificado que el controvertido pacto, por el cuál España reconoce el control de Marruecos sobre el pueblo saharaui, permite la construcción de una "relación mucho más sólida" con el país vecino que, además, "garantiza la integridad territorial de ambos países", en alusión velada al compromiso de Marruecos respecto a la soberanía de Ceuta y Melilla, dos ciudades sobre las que Rabat ha tenido reivindicaciones históricas. Pese al compromiso de Sánchez, lo cierto es que ni el comunicado que hizo público el pasado viernes Mohamed IV ni la carta que envió Moncloa a Marruecos hace alusión alguna a Ceuta y Melilla, ni tampoco a la contención de los flujos migratorios.

Foto: El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i), y Mohamed VI de Marruecos. (EFE/Ballesteros)

El jefe del Ejecutivo ha puesto en valor la "estabilidad" y la "seguridad" que éste acuerdo con Marruecos brinda tanto a Ceuta como a Melilla, y ha destacado el trabajo diplomático con Rabat, que ha sido "silencioso", pero que ha brindado "un buen resultado para España". A su juicio, el pacto posibilita "mirar hacia adelante" y "abrir una relación mucho más fuerte" entre ambos países que permitirá recuperar y normalizar las relaciones económicas y comerciales y la "movilidad" entre Marruecos y la península. Sin embargo, no ha hecho alusión alguna sobre los plazos que contempla el Gobierno para reabrir las fronteras con el país vecino.

El presidente del Gobierno ha visitado este miércoles Ceuta y Melilla en busca de aliados estratégicos que sustenten su trascendental decisión en política exterior, que no compartió ni con el Consejo de Ministros ni con el primer partido de la oposición. Mientras, Sánchez ha delegado en el titular de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, las explicaciones sobre el asunto en un incendiado Congreso de los Diputados. El ministro comparecerá en la tarde de este miércoles en la comisión de Exteriores de la Cámara Baja, donde se enfrentará al enfado que todos los grupos, sin excepción, han manifestado en contra de las "formas" del Gobierno.

Foto: El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas (i), y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d). (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Y en Ceuta, Sánchez ha encontrado un aliado. Juan Jesús Vivas, del Partido Popular, se ha deshecho en elogios al jefe del Ejecutivo durante su visita, al que ha prometido una "absoluta lealtad" tras reconocer los muchos "compromisos" desplegados por el Gobierno central en Ceuta. El presidente autonómico ha levantado una enmienda a la totalidad al argumentario esgrimido por su propio partido, y ha coincidido en que "la integridad territorial" de la ciudad autónoma "está garantizada" gracias al Gobierno de la Nación. En el PP, por contra, recelan del pacto de Sánchez con Rabat y, tal y como informó este periódico, desconfían de las auténticas contrapartidas pactadas con Marruecos y la posibilidad de que las dos ciudades autónomas vean amenazada su soberanía.

"Te quiero dar las gracias, querido presidente", continuaba Vivas, que ha exigido aprovechar la actual actitud de "colaboración" y "cooperación" entre el Gobierno central y la ciudad autónoma para exigir la puesta en marcha "un plan integral" para "renovar infraestructuras, equipamientos y dotaciones" de Ceuta. "Bienvenido a tu casa", zanjaba el dirigente del PP. Sánchez, por su parte, ha comprometido inversiones, empezando por el anuncio de una dotación de 20 millones de euros para la estación marítima de Ceuta, "puerta de entrada" de Europa que "puede convertirse en un hito arquitectónico". El presidente del Gobierno, además, ha blindado su relación con el mandatario popular asegurando el refuerzo de "recursos humanos y materiales" para la ciudad.

Tras visitar la ciudad autónoma, el jefe del Ejecutivo ha puesto rumbo a Melilla, donde también ha recibido buenas palabras del presidente local, Eduardo de Castro, ex de Ciudadanos, que ha transmitido su confianza en esta "nueva era de entendimiento y compromiso". De Castro ha insistido en que "los compromisos hay que cumplirlos", pero ha puesto el foco en que "no se podía continuar en esta situación" y que "había que resolverla si o sí". "Siempre es de agradecer que, en momentos de crisis y momentos complicados para esta ciudad, el presidente de todos los españoles se haya presentado rápidamente en Melilla", ha alabado el presidente de la ciudad autónoma.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido este miércoles sus primeras explicaciones sobre el histórico giro del Gobierno con el Sáhara. Lo ha hecho tras una reunión con el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, en el marco de la consecución de un acuerdo que "pone fin" a una "crisis" que ha durado años y que había enturbiado las relaciones con un "socio estratégico" para España como es Rabat. "La situación con Marruecos era insostenible", ha aseverado el jefe del Ejecutivo en una breve rueda de prensa al término de la reunión, tras la que se ha desplazado a Melilla.

Melilla Rabat Moncloa