Es noticia
Menú
Aragón quiere captar la ciberseguridad del Estado y especializarse al estilo de Israel
  1. España
Ambicioso proyecto

Aragón quiere captar la ciberseguridad del Estado y especializarse al estilo de Israel

El Ejecutivo de Lambán quiere adelantarse a las guerras híbridas del futuro y apuesta por ser la primera región española con un ecosistema en torno a estos proyectos. Ya están haciendo inversiones millonarias en Huesca

Foto: Walqa aspira a ser el centro de la ciberseguridad del país. (Cedida)
Walqa aspira a ser el centro de la ciberseguridad del país. (Cedida)

Las estrategias militares ya no se relacionan exclusivamente con las guerras convencionales. Los denominados conflictos híbridos, donde los medios que un país utiliza para socavar la estabilidad de otro se sustentan en ciberataques, 'bots' o noticias falsas, son una realidad. El objetivo de atacar cualquier Gobierno, economía o empresa se ha hecho tangible durante el Brexit, en diversos procesos electorales o durante los días previos a la invasión de Ucrania. El control de la información, de los sistemas o de los datos es un arma igual de letal. En esa línea, Aragón quiere adelantarse para ser la primera región de España con un ecosistema robusto en torno a la ciberseguridad del Estado. Su espejo son Israel, Finlandia o Suecia, y ya está poniendo los mimbres para conseguirlo en la ciudad de Huesca. Una inversión de casi 20 millones es una prueba del ambicioso plan, que tiene como motores al Gobierno autonómico, liderado por Javier Lambán, la Universidad de Zaragoza, la capital del Alto Aragón, el Ejército español y la multinacional americana Amazon.

En esta línea, el Ejecutivo de Aragón ya está buscando la fórmula para que en la próxima ley o decreto de descentralización del Estado, de ámbito estatal, se tenga en cuenta que Huesca acoja centros nacionales de ciberseguridad, tanto civil como militar. La última iniciativa, a través del Gobierno regional y mediante los fondos europeos solicitados, es la inversión de 4,5 millones en la puesta en marcha de un SOC propio (Centro de Operaciones de Seguridad).

placeholder El vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, en Walqa. (Cedida)
El vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, en Walqa. (Cedida)

Desde el Gobierno de España, y al calor de la guerra en Ucrania, Pedro Sánchez afirmó hace pocos días en el Foro Nacional de Ciberseguridad que “cualquier fallo en ciberseguridad tendría consecuencias graves en la seguridad pública”, al tiempo que lo calificó de “política de Estado”. Esto es palpable tras la invasión de Vladímir Putin, donde se delata la fragilidad de nuestros Estados desde múltiples perspectivas. Y donde la ciberseguridad es ya un flanco más en la guerra.

Walqa, el centro de todo

El compromiso del Gobierno de Aragón con la ciberseguridad es previo al inicio del conflicto entre Ucrania y Rusia. Pero, sin duda, la incipiente guerra ha puesto en valor lo que ya es una realidad: la importancia de la ciberseguridad. En este sentido, el parque tecnológico de la ciudad de Huesca, Walqa, quiere dar un salto más para ser una referencia. En declaraciones a El Confidencial, el vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, reivindica el atractivo de este emplazamiento para “los nuevos tiempos de innovación, defensa cibernética y tecnología”.

Foto: (Reuters)

Recientemente, en este parque tecnológico se acaba de iniciar el título de Experto en Ciberseguridad de la Universidad de Zaragoza junto a Amazon, Ibercaja Banco, La Liga o Telefónica. La elección de Huesca y del parque tecnológico Walqa no es baladí, porque ya está considerada la ciudad punta de lanza en las tecnologías de la información. Precisamente, hace pocos días, en la inauguración del curso ‘Ciberseguridad en la nube’, desarrollado en Huesca y con el apoyo de Amazon Web Services (AWS), se destacó el potencial de esta ciudad como “centro de especialización y singularidad para captar talento e inversiones relacionadas con la ciberseguridad del Estado”.

Estos estudios están avalados por el Ministerio del Interior y con el beneplácito del Ministerio de Defensa, debido a que el Ejército español tiene en la capital oscense la Unidad de Transmisión. Según declaró el alcalde de Huesca, Luis Felipe, “la ciudad ya tiene un papel clave en la ciberseguridad de España y queremos seguir desarrollando su posición estratégica”. La ciudad aprobó en un pleno municipal que su estrategia pasa por consolidar la marca de una ciudad especializada en ciberseguridad para ser referencia nacional e internacional, y así atraer a empresas e inversiones.

placeholder En el centro tecnológico Walqa está el 'cerebro informático' de Aragón. (Cedida)
En el centro tecnológico Walqa está el 'cerebro informático' de Aragón. (Cedida)

Concretamente, en el parque tecnológico Walqa, tienen cabida dos de las empresas con mayor potencial en el sector. Las dos aragonesas, Inycom y Irius Risk. Esta última compañía ha desarrollado un producto innovador en ciberseguridad, una plataforma que automatiza los requisitos de seguridad para las aplicaciones informáticas. Solo hay tres herramientas en el mundo que hagan esto. Por otro lado, el Ejecutivo de Aragón tiene previsto instalar en Walqa su gran SOC a través de fondos europeos con una inversión de más de cuatro millones. Es una réplica del que ha lanzado el Estado y que lo sitúa como una de las regiones españolas más punteras en este ámbito. También la inversión de casi 20 millones prevista en el ‘cerebro informático’ de la Administración autonómica, el Centro de Proceso de Datos ubicado en Walqa, para proteger los datos, sistemas e información que yace en poder del Gobierno regional.

La ley 'cloud': pionera en Europa

¿Cuántos ciberataques hay cada día en España y por qué es tan importante la ciberseguridad? La respuesta es simple. Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), poniendo de ejemplo el caso de Aragón, cada día hay 178 ataques o incidentes con ‘ransomware’ (secuestro de datos). Esta cifra se ha disparado más de un 150% desde el inicio de la pandemia. La magnitud de la cifra no solo muestra los casos que afectan a la propia Administración autonómica, sino a grandes o pequeñas empresas que son cada día la diana de ataques maliciosos desde la red.

Foto: Una persona, frente a un ordenador. (Reuters/Steve Marcus)

Para mitigar esta problemática, el Gobierno de Aragón está impulsando la primera ley de Europa para las tecnologías ‘cloud’ o en la nube. Una norma autonómica que permita la transformación digital acelerada por la pandemia del covid y donde los datos que actualmente están en dispositivos privados vayan a un modelo híbrido donde los más sensibles sigan donde están, pero otros pasen a un ‘cloud’ público.

El ‘cloud’ o la nube es uno de los mayores avances de los últimos años y está más extendido de lo que se cree. Todos desarrollamos este sistema al usar plataformas de uso cotidiano como Gmail, WhatsApp o Zoom. Es por eso que Aragón quiere proteger sus datos generados en el día a día a través de esta ley del ‘cloud’ y lograr independencia del 'hardware', el pago por uso en función del consumo y la escalabilidad.

La nueva normativa regula cómo se hace ese paso al 'cloud' público, en qué condiciones, con qué requisitos y cómo reforzará la confianza digital de la ciudadanía, al prever una carta de garantías para la máxima seguridad de los datos. Para expandir el uso más allá de la Administración pública, especialmente en el tejido empresarial, y garantizar el máximo nivel de confianza, desde el Gobierno de Aragón se implantará un certificado de homologación, que funcionará como un distintivo de calidad y seguridad. De esta forma, los usuarios del ‘cloud’ tendrán todas las garantías de ciberseguridad y protección de la información que generen.

Las estrategias militares ya no se relacionan exclusivamente con las guerras convencionales. Los denominados conflictos híbridos, donde los medios que un país utiliza para socavar la estabilidad de otro se sustentan en ciberataques, 'bots' o noticias falsas, son una realidad. El objetivo de atacar cualquier Gobierno, economía o empresa se ha hecho tangible durante el Brexit, en diversos procesos electorales o durante los días previos a la invasión de Ucrania. El control de la información, de los sistemas o de los datos es un arma igual de letal. En esa línea, Aragón quiere adelantarse para ser la primera región de España con un ecosistema robusto en torno a la ciberseguridad del Estado. Su espejo son Israel, Finlandia o Suecia, y ya está poniendo los mimbres para conseguirlo en la ciudad de Huesca. Una inversión de casi 20 millones es una prueba del ambicioso plan, que tiene como motores al Gobierno autonómico, liderado por Javier Lambán, la Universidad de Zaragoza, la capital del Alto Aragón, el Ejército español y la multinacional americana Amazon.

Ciberespionaje
El redactor recomienda