Es noticia
Menú
El PP firma un matrimonio de conveniencia y Feijóo aprovechará el tirón de Ayuso
  1. España
LA PRESIDENTA RECHAZA "IMPOSICIONES"

El PP firma un matrimonio de conveniencia y Feijóo aprovechará el tirón de Ayuso

La líder madrileña alaba al gallego por dar "paz" al partido, pero avisa de que no aceptará tutelas por parte de Génova. El próximo líder del PP encumbra la "personalidad" de Ayuso

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), y el próximo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juanjo Martín)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), y el próximo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juanjo Martín)

Esta vez sí, Feijóo ha llegado a Madrid. En el marco de su gira por toda España como presidente 'in pectore' del PP, el gallego recaló este martes en su primer acto multitudinario en la capital, y los dos dirigentes con más foco mediático del partido ensamblaron definitivamente las piezas de un PP roto. El 'tándem' Feijóo-Ayuso es un equipo "ganador", según fuentes cercanas a ambos mandatarios, pero escenificar unidad no implica necesariamente que no vayan a existir fisuras en el modo de hacer de ambos dirigentes. Por ese motivo, el partido aguardaba al acto en Madrid con sumo interés.

Ante la atenta mirada de miles de afiliados, Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijóo sellaron su alianza para reconstruir el PP y tratar de llevarlo a Moncloa, pero tanto una como otro son conscientes de que lo que han firmado es un matrimonio de conveniencia: mientras ella ya ha dejado claro que no espera "imposiciones" de parte del gallego y pide libertad para hacer y deshacer, Feijóo dará cabida a la "personalidad" de la madrileña en el 'nuevo PP'. Es justo la estrategia contraria a la que siguió Pablo Casado: el presidente saliente trató de cortar el paso a la mediática Ayuso y ello le terminó costando el puesto, mientras que el próximo líder del PP exprimirá su tirón pese a reconocer diferencias respecto al "estilo" político.

Foto: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (i), y el líder del PPE en la Eurocámara, Manfred Weber. (EFE)

Ni Feijóo ni Ayuso escondieron que su modo de concebir la política puede desatar tensiones internas, pero, a diferencia de Casado, el gallego no tratará de nadar a contracorriente. Cerca de 2.000 asistentes desbordaron ayer el céntrico hotel donde la presidenta madrileña tuvo el mismo foco que el próximo líder de los populares. En un mitin conjunto, y flanqueados por todo el PP, desde vicesecretarios de la dirección saliente hasta diputados y senadores con papeletas para copar el nuevo equipo del gallego, Ayuso dio por zanjada la crisis del partido, abrazando la nueva etapa del "presidente" Feijóo.

El partido ya se ha acostumbrado a que cualquier acto con Isabel Díaz Ayuso en cartel se convierta en multitudinario. Colas y colas de afiliados se agolpaban a las puertas del Novotel Madrid Center horas antes de arrancar el evento. Pero esta vez no todos los vítores eran para la madrileña. La presidenta llegó al acto acompañada de un exultante Feijóo, poco acostumbrado a la 'locura' madrileña: una melé de cámaras, de 'flashes' y de gritos les seguían por doquier. Los equipos de seguridad no daban abasto para alejar a los simpatizantes, señoras de avanzada edad se despojaban de sus tacones para subir al escalón más alto y los aplausos no paraban de repiquetear por todo el recinto.

Foto: Alberto Núñez Feijóo.(EFE/Brais Lorenzo) Opinión

El acto comenzaba cerca de las siete de la tarde. Primero intervenían José Luis Martínez-Almeida y Pío García-Escudero, otrora emisarios de la dirección de Casado, y hoy rendidos ante Ayuso y Feijóo. Poco después, la madrileña subía al atril. Sus primeras palabras fueron de reconocimiento al próximo líder nacional. "Gracias por traer la paz a esta organización. Hoy, todos somos un mismo equipo", celebraba.

Pero Ayuso no tardó en conjugar su discurso de agradecimiento con alguna advertencia disfrazada de consejo. "Somos un equipo de soldados, que te va a acompañar, pero que tiene poca paciencia para las tonterías y poco aguante para las imposiciones", advertía. Ayuso confía en la intención de Feijóo de construir un partido descentralizado, en que Génova no fiscalice la actividad de los barones autonómicos, ni tampoco su discurso. Pero, por si acaso, quiso reiterar que en Madrid primará su política, y que seguirá mirando a Vox antes que a Sánchez. "Socialismo o libertad no es un simple eslogan", incidía. "Aquí no pactamos con el desastre".

Por su parte, la idea fuerza de la intervención de Feijóo era la intensa reprobación a la labor del Gobierno, sin mencionar en ningún momento frente a Ayuso su compromiso de combatir el "populismo", promesa de la que sí ha hecho alarde en anteriores mítines. "No voy a aceptar ni menosprecios, ni insultos, ni complejos, ni vacilaciones contra el PP. No lo vamos a aceptar", proclamaba un Feijóo crecido, alentado por un auditorio lleno hasta la bandera. El gallego, proclive a alcanzar pactos de Estado, no respondió al órdago planteado por Ayuso para que se aleje del PSOE, pero sí abogó por "garantizar la centralidad", aunque con matices. "El centro no es lo que diga el PSOE que es el centro. El centro ni siquiera es un lugar. El centro es todo aquello que preocupa a los ciudadanos", abogaba.

Foto: Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Lavandeira jr)

El todavía presidente de la Xunta no ha escatimado en elogios hacia su compañera de filas, encumbrándola como uno de los principales activos del partido y reconociendo su valor. Aunque con ironía, resaltó las diferencias de "estilo" entre él y la madrileña, y optó por la estrategia de no esconder las tensiones que los separan, sino naturalizarlas. "Tenemos retos dispares, ella gobierna la comunidad más próspera de España y yo la comunidad más próspera de Occidente", bromeaba, para blindar a continuación el liderazgo de una dirigente de la que ha resaltado su "fuerte carácter" y su "personalidad". "He visto una prueba infalible de tus capacidades. No paran de insultarte. Si te insultan, es que te temen", aseveraba.

El PP cose sus filas

Aunque la presidenta de la Comunidad de Madrid ejerció de principal anfitriona, no estuvo sola. También han asistieron el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; y el presidente del PP de Madrid, Pío García-Escudero. Los dos pronunciaron unas palabras antes de la intervención principal protagonizada por Ayuso y Feijóo. Y los dos hicieron gala de un tono festivo que hace meses que no se escucha en el PP. "¡Hoy podríamos haber llenado el Wanda Metropolitano!", lanzaba un emocionado Almeida, que ha recuperado el afecto público hacia su 'partner' Ayuso tras unos meses de alta tensión.

placeholder El presidente del PP de Madrid, Pío García-Escudero; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el candidato a la presidencia del PP, Alberto Núñez Feijóo, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Juanjo Martín)
El presidente del PP de Madrid, Pío García-Escudero; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el candidato a la presidencia del PP, Alberto Núñez Feijóo, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Juanjo Martín)

En una nueva exhibición de unidad y sintonía interna tras la defenestración de Pablo Casado, Feijóo quiso escenificar que su proyecto es el de "todos", también el de Isabel Díaz Ayuso. Ambos llegaron juntos al acto, pero antes de entrar, Almeida y Escudero se unieron a la comitiva. Como si de una alfombra roja se tratase, rodeados de 'flashes' y micrófonos, los cuatro accedieron al hotel donde tenía lugar el evento.

El actual presidente del PP de Madrid secundó a Pablo Casado casi hasta el final de sus días y defendió la intención de la dirección saliente de no ceder el poder orgánico a la presidenta madrileña. Y el regidor de la capital tuvo también importantes rencillas con Ayuso, sobre todo desde el momento en que Génova amenazó con impulsar su candidatura para derrotar a la dirigente madrileña en la batalla por gobernar el PP de Madrid. Pero este martes no había rastro de confrontación interna. La caída de Casado ha cosido definitivamente las filas del PP. El aterrizaje de Feijóo cuenta, además, con la bendición de la dirigente que ganó la partida a la anterior dirección. "Madrid es tu casa", bendecía Ayuso.

Esta vez sí, Feijóo ha llegado a Madrid. En el marco de su gira por toda España como presidente 'in pectore' del PP, el gallego recaló este martes en su primer acto multitudinario en la capital, y los dos dirigentes con más foco mediático del partido ensamblaron definitivamente las piezas de un PP roto. El 'tándem' Feijóo-Ayuso es un equipo "ganador", según fuentes cercanas a ambos mandatarios, pero escenificar unidad no implica necesariamente que no vayan a existir fisuras en el modo de hacer de ambos dirigentes. Por ese motivo, el partido aguardaba al acto en Madrid con sumo interés.

PP de Madrid Partido Popular (PP) Pablo Casado
El redactor recomienda