Es noticia
Menú
Malestar en la OMT con la ministra Maroto por la creación de un grupo de trabajo con Arabia Saudí
  1. España
malestar en la organización

Malestar en la OMT con la ministra Maroto por la creación de un grupo de trabajo con Arabia Saudí

Fuentes internas del organismo muestran su rechazo al grupo paralelo, cuya aprobación identifican con los intereses comerciales españoles en el país árabe; desde Turismo niegan que la ministra forzara su tramitación

Foto: La ministra de Turismo, Reyes Maroto, durante la 24ª Asamblea General de la OMT en Madrid. (EFE)
La ministra de Turismo, Reyes Maroto, durante la 24ª Asamblea General de la OMT en Madrid. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, abogó por la aprobación de un grupo de trabajo liderado por Arabia Saudí para "redefinir el futuro del turismo" durante la última reunión de la asamblea general de la OMT (Organización Mundial del Turismo), en diciembre, desautorizando a los miembros del consejo ejecutivo, quienes habían pedido más tiempo para evaluar la propuesta, según fuentes de alto nivel en el seno de la organización.

Desde el Ministerio de Turismo aclaran que la ministra no fue quien incluyó la propuesta de Arabia Saudí en el orden del día, y, de hecho, niegan que esa inclusión fuera en contra del criterio del consejo ejecutivo. “Ese orden del día fue aprobado por el pleno de la asamblea general como primer punto de la primera sesión, el día 1 de diciembre, de acuerdo con lo previsto en los estatutos de la OMT y el reglamento de la asamblea general. De hecho, la ministra Maroto ni siquiera presidía la asamblea general en ese momento. Fue elegida presidenta después, en el segundo punto, cuando el plenario de la asamblea general ya había aprobado el orden del día”, explican desde el ministerio.

Foto: El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili. (EFE)

Desde la portavocía de la OMT, sin embargo, matizan la cuestión: aseguran que la propuesta fue presentada 'in extremis' por Arabia Saudí y que técnicamente fue incluida en el orden del día provisional por la anterior presidencia —Rusia—, pero que después, al llegar el momento en que debía debatirse, la ministra, como presidenta de la asamblea, no mencionó las reservas del consejo ejecutivo y procedió directamente con el debate de la propuesta. Más allá de las cuestiones procedimentales, que desde la propia OMT admiten que son complejas, en el organismo no cabe duda de que la propuesta del grupo de trabajo, y su aprobación, estuvo impulsada por España y Arabia Saudí. Sobre si Maroto era presidenta o no en el momento de aprobarse el orden del día, fuentes internas aclaran que se trata de "un mero formalismo".

Sorpresa en el organismo

Reyes Maroto, siendo presidenta de la asamblea por celebrarse en España —Marruecos había renunciado a acoger la reunión anual por la situación epidemiológica—, tenía plena potestad para iniciar la discusión, pero su decisión no dejó de sorprender a algunos miembros del organismo, que la consideran una “desautorización” del consejo ejecutivo y de la propia organización. “La OMT es un organismo multilateral, no bilateral”, protestan estos miembros que, en privado, se han planteado incluso revocar la medida —si bien una revocación, jurídicamente, no sería posible una vez que la asamblea ya ha aprobado la propuesta—. Consideran, de hecho, que la ministra fue cómplice de un "golpe de Estado interno" contra el secretario general de la organización, Zurab Pololikashvili, a cuya reelección se oponían, precisamente, los saudíes.

El propio Pololikashvili aseguró entonces, en declaraciones a la Agencia Efe, que "hasta el último día" no supieron que España aprobaría la propuesta y que, de hecho, pensaban que estaba en contra. "En el último día, salió que España apoyaba este organismo híbrido que no está tan claro para otros países", explicó. El georgiano, que fue reelegido secretario general durante la misma asamblea pese a una importante campaña en su contra promovida por Arabia Saudí, también aseguró no haber recibido ninguna explicación sobre el motivo del cambio de criterio en el seno del Gobierno español. Desde el Ministerio de Turismo, rechazan pronunciarse "sobre las informaciones o sospechas que tuviera el secretario general de la OMT días previos a la celebración de la asamblea".

Foto: La OMT abre su primera oficina regional en Riad. (EFE)

De las reservas del consejo hay constancia. En las decisiones adoptadas por el consejo ejecutivo en su 114ª reunión, del 1 de diciembre de 2021, es decir, justo al comienzo de la asamblea general, se dice, en relación con la propuesta de Arabia Saudí (punto 17): “Decide posponer el examen de dicha propuesta a una futura reunión, para permitir al secretario general suministrar el informe necesario sobre sus implicaciones técnicas, administrativas y financieras, y para que el consejo ejecutivo pueda formular una recomendación a la asamblea general”. Durante su debate, de hecho, el propio secretario general y el presidente del consejo ejecutivo se opusieron a su inclusión por falta de tiempo suficiente para analizarla. La propuesta fue aprobada, aunque con múltiples modificaciones (en rojo, en el documento).

Desde la OMT apuntan, de hecho, a una de las modificaciones, presentada por España, como ejemplo de que el país conocía ya de antemano que la propuesta se tramitaría durante la reunión. La modificación es la que hace referencia al papel de España como "copresidente en igualdad de condiciones" del grupo, junto con Arabia Saudí. Tras su aprobación, algunos miembros de la OMT temen que se haya dado luz verde a un grupo paralelo “de alcance desconocido” en el interior de la organización.

Fuentes de alto nivel en la OMT consideran que la ministra fue cómplice de un "golpe de Estado interno" contra el secretario general

La jugada sorprendió a muchos en la OMT, la única agencia de la ONU con sede en España. Especialmente después de que Arabia Saudí tratara de arrebatarle a Madrid el estatus de ciudad anfitriona a mediados de 2021. El amago saudí se resolvió entonces, tras un esfuerzo diplomático español que evitó que el asunto llegara a una votación, cuando el Gobierno de España ratificó su compromiso de construir una nueva sede para el organismo, en el Palacio de Congresos de Madrid (en plena Castellana).

Fue en ese momento, en octubre de 2021, cuando la ministra Reyes Maroto viajó a Arabia Saudí, donde se reunió con el ministro de Turismo, Ahmed al Jatib, y ambos acordaron trabajar juntos por el futuro del turismo “en el ámbito de la OMT”. Este acuerdo indefinido entre los dos países para trabajar en el seno de la organización ha generado malestar entre algunos miembros del organismo, quienes consideran que va en contra de su carácter multilateral.

Durante el debate de la propuesta, el secretario general y el presidente del consejo ejecutivo se opusieron por falta de tiempo para analizarla

No es ningún secreto que el país saudí busca ganar un mayor peso dentro de la OMT, según explica a El Confidencial Ramón de Isequilla, abogado y miembro afiliado de la organización durante los últimos 20 años. De Isequilla estuvo presente en la reunión de la asamblea general en la que Reyes Maroto, ignorando la posición del consejo ejecutivo —que había pedido postergar hasta la próxima asamblea la discusión sobre la propuesta de Arabia Saudí—, dio pie a su debate sin mencionar las reservas expresadas por el consejo. Después, la ministra dio por aprobado el proyecto por aclamación pese a las reticencias de países como Israel o Chile.

Para Ramón de Isequilla, la explicación a este caso hay que buscarla en las relaciones comerciales entre España y Arabia Saudí, y principalmente en el contrato del AVE a La Meca. “El turismo fue el precio que pagó la ministra, que también es ministra de Industria, para salvar el tema del AVE”, cuya gestión ha estado plagada de desafíos desde el comienzo. El experto aclara, sin embargo, que su opinión se basa en un “análisis periodístico”: no aporta datos ni documentos concretos que prueben esta relación.

De Isequilla apunta también a las relaciones entre España y el país árabe en el ámbito de la venta de armas como posible explicación del repentino cambio de postura del Gobierno. España era, en 2020, el séptimo mayor exportador de armamento del mundo, según el análisis de Sipri (el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo), siendo Arabia Saudí uno de sus principales clientes. De hecho, España era, en 2018, el cuarto mayor exportador de armamento a Arabia Saudí, tan solo por detrás de Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

Estrategia turística

Arabia Saudí lleva tiempo desarrollando una ambiciosa estrategia para hacer del turismo uno de los motores de su economía pospetróleo, tratando de establecerse como una autoridad mundial en el sector pese a llevar apenas dos años recibiendo visitantes internacionales —anteriormente, las visitas al país estaban restringidas al ámbito religioso—. Esta iniciativa, que forma parte del plan ‘Saudi Vision 2030’, prevé que la aportación del turismo al PIB nacional pase del 1% actual a un 10%. Para hacerlo, las autoridades han destinado más de 60.000 millones de dólares para invertir en cultura, ocio y entretenimiento durante la próxima década, y han fichado a la exsecretaria mexicana de Turismo y ex-CEO del World Travel & Tourism Council (WTTC), Gloria Guevara, como asesora especial del ministro Al Jatib. Entre los éxitos de la iniciativa, la apertura de la primera oficina regional de la OMT en Riad.

La ministra Maroto ha vuelto a viajar este domingo a Arabia Saudí para reunirse con sus homólogos de Turismo y Comercio. Según apuntan desde el ministerio, el motivo del viaje es “dar continuidad al trabajo puesto en marcha entre España y Arabia Saudí en materia turística, como se acordó en la asamblea de la OMT celebrada en Madrid, y la búsqueda de oportunidades para las empresas españolas en ámbito comercial y de inversiones”. Mientras tanto, desde el organismo recuerdan que todavía no se ha avanzado en el proyecto de la nueva sede, cuyas obras deberían empezar este mismo año.

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, abogó por la aprobación de un grupo de trabajo liderado por Arabia Saudí para "redefinir el futuro del turismo" durante la última reunión de la asamblea general de la OMT (Organización Mundial del Turismo), en diciembre, desautorizando a los miembros del consejo ejecutivo, quienes habían pedido más tiempo para evaluar la propuesta, según fuentes de alto nivel en el seno de la organización.

Arabia Saudí Organización Mundial del Turismo (OMT) Reyes Maroto
El redactor recomienda