Es noticia
Menú
¿Quién traicionó a Díaz Ayuso?: regreso al Km. 0 del seísmo que acabó con Pablo Casado
  1. España
El valle del Tiétar

¿Quién traicionó a Díaz Ayuso?: regreso al Km. 0 del seísmo que acabó con Pablo Casado

Tras declararse víctima de una pinza entre Génova y Moncloa, la presidenta señala ahora a un alcalde de Ávila y pide llegar hasta el final. El PP provincial dice que no investiga a nadie

Foto: Una mujer pasea por una de las localidades cercanas a Sotillo de la Adrada. (S.B.)
Una mujer pasea por una de las localidades cercanas a Sotillo de la Adrada. (S.B.)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A la entrada de Sotillo de la Adrada hay un cementerio de lápidas adornadas con flores que acredita la máxima que acuñó Rubalcaba: "En España enterramos muy bien". Justo enfrente del camposanto hay un taller de reparación y algunos vehículos a punto del desguace. Entre ellos hay un viejo camión de la basura con un letrero que dice "Madrid limpio es capital". Así recibe el pueblo de los Díaz Ayuso en Ávila. Se ubica en un enclave de pequeños municipios entre montañas en torno al río Tiétar en los que siempre gana el PP. Es el kilómetro cero del seísmo con repercusiones familiares que ha supuesto la muerte política de Pablo Casado y un recambio de motor en el partido.

Los primeros temblores comenzaron hace meses, cuando alguien mandó a la sede nacional del PP información comprometedora del hermano de Isabel Díaz Ayuso. Lo que decía el chivatazo es de sobra conocido. Díaz Ayuso ha cambiado su versión. Ya no señala a la Moncloa, sino a un alcalde de Ávila como origen de la filtración: ¿qué hay de cierto sobre un alcalde que trabaja donde casualmente presentó la declaración del empresario de las mascarillas, y que ha sido justo desde allí donde puede ser que se han filtrado los datos?

placeholder Vista general del municipio. (S.B.)
Vista general del municipio. (S.B.)

Esta nueva derivada la introdujo el martes durante el cónclave del PP en el que Casado comunicó su adiós lamentando no merecer ese final. Esa misma mañana, 'La Razón' había titulado así una información: "El alcalde que hundió a Casado con información 'ilegal'". La noticia no daba el nombre, ni el pueblo del alcalde, pero ofrecía algunos datos: lo ubicaba en Ávila, es amigo de Casado y también del dueño de Priviet Sportive, Daniel Alcázar, vecino de Sotillo.

Su empresa se llevó el contrato de la Comunidad de Madrid y luego pagó al hermano de la presidenta por los servicios prestados. Por eso el alcalde filtrador tendría que conocer las cuentas de la empresa adjudicataria y el dinero que fue a parar a Tomás Díaz Ayuso. Esa información bancaria es privada y acceder a ella puede suponer un delito de revelación de secretos. Según informan fuentes del PP a este periódico, el entorno de Ayuso maneja un nombre, pero no lo han verbalizado abiertamente. Por su parte, el PP de Ávila niega estar investigando a nadie.

Este periódico se ha puesto en contacto con una persona próxima a uno de los alcaldes señalados esta semana, de momento, sin ninguna prueba. Cree que es un infundio que parte del entorno del empresario que pagó a Tomás Díaz Ayuso. Admite que existió una amistad en el pasado entre este alcalde y el empresario beneficiado por la Comunidad de Madrid, pero matiza que no tienen relación desde hace años, por lo que difícilmente pudo mirar sus cuentas del año 2020. También es cierto que fue trabajador bancario mucho tiempo, pero ahora se dedica a otro sector. Invita a que se investigue quién miró las cuentas porque esas consultas de datos privados dejan rastro.

placeholder Dos hombres preparan una hoguera por el miércoles de ceniza. (S.B.)
Dos hombres preparan una hoguera por el miércoles de ceniza. (S.B.)

En el valle del Tiétar no parece importar el nombre de un presunto traidor. La mayoría se muestra afín a Ayuso y creen que ha ganado esta partida. "Casado tenía muchos complejos por ser de derechas", dice un vecino de la zona. De hecho, la guerra de Ucrania gana espacio ya en las conversaciones. En un bar hay varios parroquianos acodados en la barra vacía porque el encargado está fuera tomando el sol de un marzo casi primaveral. "O te lo dice alguien de Hacienda o es imposible saberlo", insiste otro vecino sobre el origen de la filtración.

"Y Ada Colau y Oltra, ¿qué? De eso no se oye nada, solo se oye de la derecha", tercia otro vecino que dice conocer a la familia de la presidenta madrileña. De fondo, la televisión narra la última hora. La Fiscalía archiva su investigación en torno al rey emérito y Núñez Feijóo anuncia su paso al frente para liderar al PP.

"Eso fue la Moncloa, fueron ellos los que le dieron la información a Casado, lo que pasa es que como es la izquierda no les pasará nada", dice Nicasio, vecino de un pueblo de apenas 300 habitantes que se prepara para celebrar el miércoles de ceniza con una sardinada. Conoce bien la política local porque ejerció de concejal del PP y luego de Ciudadanos. No recuerda un alcalde que no fuera conservador en su pueblo.

placeholder Chatarra en el desguace del pueblo. (S.B.)
Chatarra en el desguace del pueblo. (S.B.)

A pocos kilómetros de allí, en un centro al que acuden jubilados, una mujer dice ser de Vox, pero matiza que votaría a Ayuso si viviese en Madrid. Casi todos tienen alguna anécdota o comentario que hacer sobre su relación con la presidenta. Parece como si nadie quisiera admitir que no conoce a la familia. Alguno incluso baja la voz para indicar el lugar donde vive el hermano de la presidenta. "No se ha movido de ahí desde el escándalo", dice otra señora que repite todo el tiempo que no puede hablar de este asunto. Pero al rato se anima con otra anécdota de los Ayuso.

A su lado, una vecina de La Adrada dice que a ella no le hacen falta las mascarillas de la líder regional porque tiene la suya de la Virgen de la Yedra. Casualmente, en La Adrada gobierna el PSOE y en ese lugar tiene una casa de descanso con un huerto el exalcalde de Madrid, Juan Barranco. Es el último edil socialista que tuvo la capital de España y de eso hace ya 33 años. Sotillo de la Adrada, Santa María del Tiétar, Rozas de Puerto Real, Higuera de las Dueñas, Fresnedilla… Todos estos pueblos tienen una cosa en común: el PP arrasa con mayorías absolutas, elección tras elección.

placeholder Un perro pastor controla su rebaño cerca de Sotillo. (S.B.)
Un perro pastor controla su rebaño cerca de Sotillo. (S.B.)

Nicasio dice que los dos concejales socialistas no viven en el pueblo. Tampoco el alcalde, hijo del anterior regidor. Acude solo a los plenos municipales de un ayuntamiento que cierra por las tardes. Recuerda que hace unos años Casado acudió a hacer la matanza de un cerdo porque conocía al alcalde de sus tiempos en las Nuevas Generaciones. A la hora de deducir quién traicionó a los Díaz Ayuso, este vecino se aferra todavía a la primera tesis que esbozó la presidenta de la Comunidad de Madrid: Pedro Sánchez y Casado le hicieron una pinza para destruirla. Esa acusación espoleó a muchos de los miles que cercaron la sede del PP el domingo 20.

Sotillo de la Adrada es también el pueblo de Daniel Alcázar Barranco, sin ninguna relación con el último alcalde socialista de Madrid pese a compartir segundo apellido. Dani, como le llaman sus allegados, no tenía experiencia ni contactos para traer mascarillas desde China. Quién sí los tenía era Tomás Díaz Ayuso, el hermano de la presidenta. El chivatazo que le llegó a Casado le acusaba de haber cobrado una comisión por interceder en el contrato. Las cifras oscilan entre los 300.000 euros y los 238.000 euros de presunta mordida. La presidenta madrileña no dio explicaciones públicas hasta que El Confidencial destapó las maniobras para espiarla desde su propio partido.

placeholder El cementerio a la entrada de Sotillo de la Adrada. (S.B.)
El cementerio a la entrada de Sotillo de la Adrada. (S.B.)

Isabel Díaz Ayuso admite que su hermano cobró 55.000 euros por traer las mascarillas de China. También que hay otras tres facturas con la misma empresa que no tiene por qué detallar porque no guardan relación con su administración. Días después, la Comunidad de Madrid reconocía en un mensaje de WhatsApp que el total de lo cobrado por su hermano de Priviet Sportive coincide con las cifras que manejaba Casado. Estos datos ya los investiga la Fiscalía anticorrupción. Ahora, con un partido deseoso de cerrar heridas cuanto antes y pasar página, la presidenta se niega a enterrar el hacha de guerra.

A la entrada de Sotillo de la Adrada hay un cementerio de lápidas adornadas con flores que acredita la máxima que acuñó Rubalcaba: "En España enterramos muy bien". Justo enfrente del camposanto hay un taller de reparación y algunos vehículos a punto del desguace. Entre ellos hay un viejo camión de la basura con un letrero que dice "Madrid limpio es capital". Así recibe el pueblo de los Díaz Ayuso en Ávila. Se ubica en un enclave de pequeños municipios entre montañas en torno al río Tiétar en los que siempre gana el PP. Es el kilómetro cero del seísmo con repercusiones familiares que ha supuesto la muerte política de Pablo Casado y un recambio de motor en el partido.

Isabel Díaz Ayuso Pablo Casado Partido Popular (PP) Ávila Moncloa PSOE Ada Colau Terremoto Fiscalía Anticorrupción Ucrania