Es noticia
Menú
Los barones darán un golpe si Casado no cede: "Será peor que lo de Sánchez en Ferraz"
  1. España
Guerra en el PP

Los barones darán un golpe si Casado no cede: "Será peor que lo de Sánchez en Ferraz"

La Junta Directiva Nacional puede ser el final. García Egea mueve a sus peones para sumar los 2/3 necesarios. Mientras, Casado convoca una reunión con los presidentes regionales excluyendo a Ayuso

Foto: Los presidentes de Murcia, Fernando López Miras, de Andalucía, Juanma Moreno, de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (EFE/Miguel Ángel Molina)
Los presidentes de Murcia, Fernando López Miras, de Andalucía, Juanma Moreno, de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (EFE/Miguel Ángel Molina)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

“Lo que pasó en Ferraz el día que echaron a Pedro Sánchez no va a ser nada”. Esta frase de un dirigente popular resume muy bien cómo se prepara el PP para la Junta Directiva Nacional que Pablo Casado ha convocado para principios de la próxima semana, de la que debe salir el calendario del congreso. La primera fecha que se anunció era el lunes 28 de febrero, pero hasta esto fue motivo de choque entre Génova y los barones del PP. Ese día se celebra el Día de Andalucía y Juanma Moreno, tuit mediante, levantó la voz. “No es acertado hacernos elegir entre el día de nuestra comunidad y la asistencia a un órgano del PP. Las decisiones deben tomarse con tacto y sensibilidad en un momento tan crucial como este…”. Tras el aviso a navegantes, se cambió la fecha y posiblemente tendrá lugar el martes 1 de marzo. Asimismo, Casado ha convocado una reunión con los presidentes regionales de la formación, de la que Ayuso ha sido excluida.

Estos siete días van a ser un “auténtico infierno” para los cuadros del partido. Desde ayer, los teléfonos no han dejado de sonar y según se acerque la fecha la presión aumentará. Tras una tensa reunión del alrededor de 10 horas del Comité de Dirección del PP, se optó por convocar el máximo órgano entre congresos con el fin de dar una salida al futuro del partido y dirimir su liderazgo. La cúpula logró pactar esta salida por unanimidad tras horas de bronca en que los vicesecretarios y los portavoces del Congreso, Cuca Gamarra, del Senado, Javier Maroto, y del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Dolors Monserrat, amenazaron con dimitir si no se convocaba un cónclave.

La primera parte de la reunión fue especialmente dura con cruce de acusaciones. “No quiero ver escrito lo que nos hemos dicho allí”, lamentaba uno de los asistentes. La rebelión empezó porque, según cuentan los sublevados, el secretario general, Teodoro García Egea, apostaba por la celebración de un congreso ordinario y buscar un camino para llegar hasta julio. Se plantearon fórmulas como elegir “un delegado” como una especie de contrapoder hasta llegar al cónclave. Pero las propuestas eran insuficientes. “Este tipo de oferta caducó el sábado”, aseguraba un barón que insiste en que la única opción que puede evitar que el partido implosione es que Casado se avenga a pactar una salida. En estos momentos, ni él ni su equipo lo contemplan.

Aumenta la presión sobre Casado para que abandone la presidencia del PP

La guerra de poder está servida y la cúpula del PP no da nada por perdido pese a que ayer los barones Isabel Díaz Ayuso, Juanma Moreno y Alfonso Fernández Mañueco se alinearon con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que en privado, según ha podido confirmar El Confidencial, ya les ha confirmado que está dispuesto a dar un paso al frente para presidir el partido. "Feijóo tiene que hacer público que quiere liderar el PP antes de la junta o Casado puede doblar el pulso a los barones". Esta reflexión de un veterano del partido resume lo que se está viviendo por dentro. Pese a que los presidentes autonómicos cuentan 'a priori' con los territorios más importantes, lo cierto es que el secretario general a lo largo de estos años ha tejido una red de apoyos que le puede permitir controlar la votación de la próxima semana. En todas las comunidades, García Egea ha colocado a afines entre los presidentes provinciales, secretarios y gerentes que ahora van a ser llamados a filas.

“Lleva años trabajando en esto porque temía que si en 2023 Pablo no lograba llegar a la Moncloa los barones asaltarían Génova”, reflexiona un diputado del partido que no descarta que sean capaces de doblar la mano a los barones. Los principales choques de estos años con las baronías han corrido a cuenta precisamente de esta lucha por el poder. Además de los empotrados en las comunidades que ya se han posicionado con Galicia, Génova tiene la Comunidad Valencia y buena parte de Baleares bajo control. En Cantabria, Extremadura y La Rioja ya se estaba trabajando para que en los futuros congresos quedasen bajo la órbita de Casado. La Junta Directiva Nacional la componen más de 500 miembros entre el Comité Ejecutivo del PP, 30 vocales, senadores, diputados, europarlamentarios, afiliados, presidentes provinciales, alcaldes de capitales de provincia… y ganará el bando que tenga el control de los dos tercios que permitan imponer su calendario. La votación se hace a mano alzada y, según reconocían hoy algunos de los que les tocará retrasarse, “impone”.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Los cargos medios deben su puesto al dos de Casado, que se va a cobrar ahora los favores. En el Congreso de los Diputados hay una mayoría casadista, aunque con fisuras. Una baza que jugará la actual dirección es la de la legitimidad del presidente del PP a volver a presentarse a un congreso dado que en este momento el partido está casi en el doble de escaños que cuando llegó, según las encuestas anteriores a la crisis. Además, también hay un sector para el que “dejar a Feijóo es volver a Rajoy” y bajo este escudo Casado está dispuesto a ir a un congreso y medirse con Feijóo pese a que podría sufrir un fuerte varapalo en la primera vuelta, donde votan los afiliados. Para este supuesto también están preparados y puntualizan: "Los controlan los presidentes de las sedes locales".

En el otro lado están Feijóo y los barones, que darán hasta el último minuto “una oportunidad” a Casado. “Si sigue enrocado, habrá que sacarle”, advertían desde uno de los territorios con más poder, donde explicaban que pese a que García Egea controle parte del partido, lo que no miden es que ya “nadie controla a nadie” porque hay alcaldes a los que increpan en los pueblos por defender a Casado. “Va a hacer más el ridículo que Hernández Mancha”, apostillan quienes ven el problema en que se han “encastillado en Génova” y no sienten el rechazo de la calle. Esta vez líderes como Fernández Mañueco o Juanma Moreno van a ir a por todas e intervendrán si es necesario en la reunión “si no entran en razón”.

Foto: Feijóo. (EC Diseño)

“Esto no va de Casado o Feijóo, esto va de salvar el partido”. Con esta consigna los barones trasladan que no están dispuestos a permitir que sigan atrincherados mientras pierden cuatro puntos en las encuestas cada día. Un dato importante es que no toda la presión está en Casado. El barón gallego no puede esta vez volver a “defraudar” al partido porque el desgaste para él sería mayúsculo. El que hace esta afirmación confía en que habrá de forma inminente un paso al frente en público de Feijóo: “En ese momento el partido virará”. Y aquí es donde se le volverá a pedir a Casado que allane el camino a un congreso de unidad donde el eterno sucesor de Rajoy sea aclamado sin fisuras. En este momento, esta opción es la menos posible. Los sables están en alto.

“Lo que pasó en Ferraz el día que echaron a Pedro Sánchez no va a ser nada”. Esta frase de un dirigente popular resume muy bien cómo se prepara el PP para la Junta Directiva Nacional que Pablo Casado ha convocado para principios de la próxima semana, de la que debe salir el calendario del congreso. La primera fecha que se anunció era el lunes 28 de febrero, pero hasta esto fue motivo de choque entre Génova y los barones del PP. Ese día se celebra el Día de Andalucía y Juanma Moreno, tuit mediante, levantó la voz. “No es acertado hacernos elegir entre el día de nuestra comunidad y la asistencia a un órgano del PP. Las decisiones deben tomarse con tacto y sensibilidad en un momento tan crucial como este…”. Tras el aviso a navegantes, se cambió la fecha y posiblemente tendrá lugar el martes 1 de marzo. Asimismo, Casado ha convocado una reunión con los presidentes regionales de la formación, de la que Ayuso ha sido excluida.

Teodoro García Egea Alberto Núñez Feijóo Pablo Casado
El redactor recomienda