Es noticia
Menú
La psicosis se apodera del PP: temor a que Sánchez adelante las generales para darle un "golpe de gracia"
  1. España
"SÁNCHEZ SE FROTA LAS MANOS"

La psicosis se apodera del PP: temor a que Sánchez adelante las generales para darle un "golpe de gracia"

Dirigentes populares asisten "atónitos" a la descomposición del partido. Vox asume la idea del sorpaso por la guerra entre Casado y Ayuso

Foto: Militantes del PP se manifiestan ante la sede de Génova. (EFE/Fernando Alvarado)
Militantes del PP se manifiestan ante la sede de Génova. (EFE/Fernando Alvarado)

"Nadie sabe lo que va a suceder". Los nervios en el PP están a flor de piel. El partido trata de recuperarse de la peor crisis interna que se recuerde, pero ninguna solución parece suficiente. "El partido está roto", reiteran una y otra vez dirigentes populares, que asisten "atónitos" y "decepcionados" a las horas más oscuras que se recuerdan en el PP. La multitudinaria manifestación a las puertas de Génova para exigir la dimisión de Pablo Casado y la ausencia de un mensaje de condena por parte de Ayuso contra los improperios vertidos por algunos de los asistentes a la protesta evidencian la fractura de un partido sumido en el caos.

Con una guerra civil en marcha, un líder cuestionado y unas cifras en caída libre, en las filas del PP empieza a cundir una sensación de pánico sobre la posibilidad de que Moncloa active un adelanto electoral para dar el "golpe de gracia" a un PP que ha saltado completamente por los aires. "Sánchez está frotándose las manos", coinciden diferentes cargos populares, que apuntan a que no se puede descartar un escenario de elecciones generales en 2022 si los cálculos apuntan a que la suma entre PP y Vox ya no sería suficiente.

Foto: Foto: EFE/Nacho Gallego.

"Si convocan elecciones, será el fin", insisten las fuentes consultadas, y no solo porque Sánchez se hiciese fuerte y revalidase su puesto al frente de la Moncloa, sino porque ir a elecciones con un partido completamente fracturado podría propiciar un sorpaso de Vox, que sigue disparado en las encuestas. Los de Santiago Abascal se han movido entre la cautela y un optimismo desbordante desde que estallase la crisis en el PP. Saben que todo lo que afecte al primer partido de la oposición engorda aún más su bolsa de votantes, pero temen pasarse de frenada y regalar a la izquierda otros cuatro años en Moncloa.

Vox evitará tomar partido en la batalla abierta entre Casado y Ayuso. En el partido impera ahora el silencio respecto al conflicto en Génova. Los de Abascal nunca han ocultado su inclinación por la gestión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, pero saben también que el hecho de que Ayuso se hiciera con las riendas del PP podría impactar negativamente en su parcela electoral. Con todo, Vox azuza también el fantasma de un adelanto electoral que, según algunas casas demoscópicas, podría encumbrarlos como segunda fuerza. "Esta crisis política nos puede llevar a la Moncloa antes de lo esperado", declaró el propio Abascal en una entrevista para Colpisa.

Abascal: "Esta crisis política nos puede llevar a Moncloa antes de lo esperado"

La idea de Sánchez, sin embargo, no pasa por apretar el botón nuclear en 2022, pero en el PP afirman que la palabra de Sánchez es del todo insuficiente como para descartar un escenario electoral en unos meses, con el partido aún por coser. Por ese motivo hay unanimidad interna respecto a la necesidad de "no perder tiempo" y encontrar más pronto que tarde una solución para evitar que el PP en su conjunto se haga añicos.

El Comité de Dirección del PP se reúne este lunes en la sede nacional de Génova para explorar precisamente fórmulas que calmen las aguas internas, aunque fuentes del partido apuntan a la necesidad de convocar un Comité Ejecutivo o una Junta Directiva Nacional —máximo órgano del partido entre congresos— para incluir a todas las partes en la discusión. La celebración de un congreso extraordinario comienza a diluirse, pero no son pocas las voces en el partido que creen que la primera decisión que debe tomar Pablo Casado es deshacerse de Teodoro García Egea para tratar de reconducir la situación con Isabel Díaz Ayuso. El presidente del PP, de momento, descarta tal posibilidad.

Génova ha tratado de frenar el fuego con Isabel Díaz Ayuso, de momento sin éxito. Este sábado, Casado decidió cerrar el expediente informativo contra la presidenta madrileña después de pedirle que, a cambio, lanzase un comunicado negando que el PP les hubiese investigado a ella y a sus familiares en busca de "irregularidades". Pero Ayuso se negó. En su entorno exigen depurar responsabilidades, aunque aseguran que ella descarta hacerse con las riendas del PP nacional. Al menos, de momento.

"Nadie sabe lo que va a suceder". Los nervios en el PP están a flor de piel. El partido trata de recuperarse de la peor crisis interna que se recuerde, pero ninguna solución parece suficiente. "El partido está roto", reiteran una y otra vez dirigentes populares, que asisten "atónitos" y "decepcionados" a las horas más oscuras que se recuerdan en el PP. La multitudinaria manifestación a las puertas de Génova para exigir la dimisión de Pablo Casado y la ausencia de un mensaje de condena por parte de Ayuso contra los improperios vertidos por algunos de los asistentes a la protesta evidencian la fractura de un partido sumido en el caos.

Partido Popular (PP) Pablo Casado Moncloa PSOE
El redactor recomienda