Es noticia
Menú
El PSOE denuncia a Ayuso en la Fiscalía por presunta prevaricación y malversación
  1. España
TRAS EL CONTRATO DENUNCIADO POR GÉNOVA

El PSOE denuncia a Ayuso en la Fiscalía por presunta prevaricación y malversación

Los socialistas han presentado un escrito centrado en el contrato por el que, según apunta la dirección nacional del PP, el hermano de Ayuso habría recibido una comisión de 283.000 €

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso durante una reunión con la portavoz del Grupo Parlamentario del PSOE, Juan Lobato. (EFE/Juanjo Martin)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso durante una reunión con la portavoz del Grupo Parlamentario del PSOE, Juan Lobato. (EFE/Juanjo Martin)

El grupo parlamentario socialista de la Asamblea de Madrid ha presentado esta mañana en la Fiscalía Anticorrupción un escrito de denuncia por las presuntas irregularidades en el contrato de la Comunidad de Madrid que Génova ha puesto bajo sospecha. Se trata de un contrato mediante tramitación de urgencia, sin justificación, y sin el cumplimiento de ningún requisito de publicidad y pública concurrencia por valor de un millón y medio de euros para la compra de mascarillas durante la pandemia por el que, según apunta la dirección nacional del PP, el hermano de Isabel Díaz Ayuso habría recibido una comisión de 283.000 euros.

Los socialistas reclaman que se abra una investigación al entender que se podrían haber cometido hasta cuatro delitos: prevaricación, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas a los funcionarios y malversación de caudales públicos. El escrito, firmado por Pilar Sánchez Acera, diputada y portavoz adjunta del grupo parlamentario, y Jesús Celada Pérez, diputado y portavoz adjunto, está dirigido "contra todas aquellas autoridades, funcionarios y particulares que puedan aparecer como responsables de los hechos" sobre los que se ha ido información en los medios de comunicación a raíz de las denuncias públicas de Génova.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Javier Lizón)

En la denuncia se sostiene que la situación de emergencia sanitaria por la que se realizó la tramitación de urgencia del contrato "no puede justificar toda restricción de la competencia, cualquier contrato y la ausencia de cualquier forma de control para garantizar el interés público, que evita el despilfarro y el amiguismo". Así, continúa la denuncia, "debemos recordar que la legislación de contratos del sector público establece el deber de los órganos de contratación de tomar medidas para la lucha contra la corrupción y los conflictos de intereses, como manda su artículo 64, que permanecía vigente también durante esta situación excepcional".

El posible conflicto de interés en dicha contratación se argumenta por el código ético referido a los altos cargos de esta administración, que considera intereses personales aquellos que incluyen a familiares como "cónyuge o persona con quien conviva en análoga relación de afectividad y parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo grado de afinidad". También "los de las personas jurídicas o entidades privadas a las que los familiares estén vinculados por una relación laboral o profesional de cualquier tipo, siempre que la misma implique el ejercicio de funciones de dirección, asesoramiento o administración". Supuestos en los que se enmarcaría el hermano de la presidenta regional, Tomás Díaz Ayuso.

Foto: El portavoz del PSOE, Juan Lobato, durante una rueda de prensa en la Asamblea de Madrid. (EFE/Javier Lizón)

En el relato de los hechos que se realiza en la denuncia se parte de que la adjudicación del contrato a la empresa Priviet Sportive "puede guardar relación con la muy estrecha relación personal de su propietario, el empresario D. Daniel Alcázar Velasco, con la Presidenta regional Dña. Isabel Díaz Ayuso, y su hermano D. Tomás Diaz Ayuso, de los que es íntimo amigo desde la infancia". El objeto social de la adjudicataria, sostienen, "nada tiene que ver con el suministro de productos sanitarios como era el objeto de la contratación indicada". Por otra parte, se argumenta que "la propia presidenta regional ha reconocido mediante comparecencia ante los medios que con motivo de dicho contrato su hermano D. Tomás Díaz Ayuso cobró una comisión por intermediación en la consecución de dicho contrato".

Se concluye así que "resulta evidente que los controles preventivos no parece que hayan funcionado en los supuestos relatados, ante una supuesta intermediación, retribuida, y directa de un familiar, precisamente, de la Presidenta del Consejo de Gobierno y de la Administración que adjudica el mismo, en claro conflicto de intereses personales, lo que lleva a la consideración de fuertes indicios de la posible comisión de graves delitos de corrupción en las contrataciones antes relatadas".

El portavoz del PSOE en la Asamblea, Juan Lobato, avanzaba este martes que solicitarían a la Fiscalía que se encargue de estudiar las informaciones del supuesto espionaje al hermano de la presidenta. Durante el pleno celebrado ayer, Lobato acusó a la dirigente popular de "seguir jugando a las guerras internas". El líder de los socialistas madrileños insistía posteriormente en rueda de prensa desde Ferraz que "vamos a dar traslado a la Fiscalía" de los hechos denunciados por Génova respecto a la presunta comisión que habría recibido el hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid por un contrato realizado durante la pandemia. En esta línea, ha exigido que los populares trasladen toda la información a la que tuvieron acceso en sus propios pesquisas, al considerar que se trataría de "hechos muy graves".

"Resulta evidente que los controles preventivos no (...) han funcionado (...) ante una supuesta intermediación, retribuida, y directa de un familiar"

Los socialistas madrileños han anunciado la puesta en marcha de un proceso de fiscalización, tanto en la Asamblea de Madrid como en el Ayuntamiento, que al margen de las actuaciones judiciales comprenderá la petición de una comisión de investigación, así como la comparecencia de la presidenta regional para dar explicaciones y mociones urgentes para analizar este asunto. "El PP acusa a Ayuso de robar mordidas y Ayuso acusa al PP de espiar. Todos los madrileños merecen saber la verdad de lo que está sucediendo", explicó Lobato desde la sede nacional del partido. Haciendo referencia a las versiones tanto de Génova como de la Comunidad de Madrid, Lobato puso el foco en que las supuestas irregularidades se conocían "desde septiembre y lo han ocultado en lugar de acudir a la Justicia".

En el PSOE ha querido desmentir las acusaciones de Ayuso sobre que las pruebas sobre las irregularidades del contrato habrían sido trasladadas desde Moncloa al propio Pablo Casado. "Es rotundamente falso que nadie de Moncloa diese esa información", ha zanjado Lobato a preguntas de los periodistas, tras asegurar que la credibilidad de la presidenta regional "es baja".

El grupo parlamentario socialista de la Asamblea de Madrid ha presentado esta mañana en la Fiscalía Anticorrupción un escrito de denuncia por las presuntas irregularidades en el contrato de la Comunidad de Madrid que Génova ha puesto bajo sospecha. Se trata de un contrato mediante tramitación de urgencia, sin justificación, y sin el cumplimiento de ningún requisito de publicidad y pública concurrencia por valor de un millón y medio de euros para la compra de mascarillas durante la pandemia por el que, según apunta la dirección nacional del PP, el hermano de Isabel Díaz Ayuso habría recibido una comisión de 283.000 euros.

Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda