Es noticia
Menú
Los enviados de Génova también investigaron al exmarido y a un exnovio de Ayuso
  1. España
OPERACIÓN LIDERADA POR CARROMERO

Los enviados de Génova también investigaron al exmarido y a un exnovio de Ayuso

Realizaron indagaciones para tratar de averiguar si la presidenta de la Comunidad de Madrid benefició con adjudicaciones de su propio Gobierno a alguna de sus antiguas parejas

Foto: Ayuso en el mitin de cierre de campaña del PP en las elecciones de Castilla y León. (EFE/Nacho Gallego)
Ayuso en el mitin de cierre de campaña del PP en las elecciones de Castilla y León. (EFE/Nacho Gallego)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las investigaciones contra Isabel Díaz Ayuso efectuadas durante meses en secreto por altos cargos del PP nacional no se limitaron al hermano de la dirigente, Tomás Díaz Ayuso. Los fontaneros de Génova también realizaron indagaciones para tratar de averiguar si la presidenta de la Comunidad de Madrid benefició con adjudicaciones de su propio Gobierno a alguna de sus antiguas parejas, entre ellas su exmarido Sergio Hernández-Torre y su exnovio Jairo Alonso, ambos empresarios, según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas a estas maniobras.

La operación, liderada por Ángel Carromero consistió en un primer momento en localizar al exmarido de la presidenta del Ejecutivo regional, que hasta ese momento era un absoluto desconocido incluso dentro de la formación. Los involucrados en estas pesquisas llegaron hasta él y descubrieron que dirigía dos empresas relacionadas con la organización de eventos. Una de ellas se llama Durbanity, dedicada a proporcionar material y decoración para bodas, celebraciones, fiestas y congresos. En una segunda, Flamenco Golf, aparece como administrador junto a un hermano, y se tiene como actividad la organización de actos deportivos, principalmente de motor, culturales y de ocio.

Foto: El secretario general del PP, Teodoro García Egea (EFE/Kiko Huesca)

Los emisarios de Génova revisaron de forma exhaustiva la actividad comercial de estas mercantiles, pero no localizaron contratos de la Comunidad de Madrid con ninguna de las dos compañías, explican las fuentes consultadas.

La investigación contra Ayuso también puso el foco en su último novio, Jairo Alonso Esteban. Carromero y su entorno detectaron que está vinculado desde hace pocos meses a Asseco Spain, una empresa dedicada a las nuevas tecnologías. Ayuso y Alonso rompieron su relación de cuatro años a comienzos de 2021. Según su perfil profesional de Linkedln, desempeña desde el pasado noviembre el cargo de Director de Operaciones y Director de Desarrollo de Negocio del grupo mencionado.

Foto: José Luis Martínez-Almeida con Alberto Ruiz-Gallardón (EFE/Mariscal)

Los fontaneros de Génova hallaron vínculos entre Asseco y la administración madrileña. El Portal de Contratación regional recoge que la compañía se benefició de decenas de adjudicaciones en los últimos años. Sin embargo, la inmensa mayoría, en torno a cuarenta, fueron concedidas antes de que la expareja de Ayuso entrara en esta empresa. Solo en ocho casos el procedimiento de contratación es posterior a noviembre de 2021, cuando Jairo Alonso ya formaba parte de su plantilla.

La guerra entre la dirección nacional del PP y el entorno de Ayuso explotó a última hora de este miércoles después de que este diario publicara que Carromero llegó a contactar con un detective para tratar de demostrar que el hermano de la presidenta de Madrid se ingresó una comisión superior a los 280.000 euros por la adjudicación de un contrato de compra de mascarillas que fue atribuido a un cercano amigo suyo. La adjudicación se produjo en abril de 2020, en medio de la primera ola, y sirvió para adquirir mascarillas FFP2 y FFP3. El importe de la licitación ascendió a 1,5 millones de euros y fue otorgada a la mercantil Priviet Sportive SL.

Guerra abierta

La facción más cercana a Casado no duda en asegurar abiertamente que este pago se realizó aunque nunca ha presentado denuncia ni ante la Guardia Civil ni ante la Fiscalía. Las sospechas, que se remontan al pasado septiembre, provocaron que se llamara a capítulo a la líder regional para que explicara la adjudicación que consideran sospechosa. Ayuso defendió que no se había producido irregularidad alguna a pesar de que el administrador de la empresa que se llevó el contrato, Daniel Alcázar Barranco, reside en Sotillo de la Adrada (Ávila), el municipio en el que Isabel Díaz Ayuso y su hermano veranean desde su infancia.

Mientras Génova tramitaba la crisis por esta vía interna pero oficial, el entorno de mayor confianza del PP nacional abrió una actuación oficiosa de tintes casi rocambolescos. Una trama de espionaje que no llegó a ultimarse y que le ha estallado al PP en plena resaca de las elecciones de Castilla y León. Con la intención de conseguir información comprometedora y desmentir a Ayuso, Carromero y personas de su confianza trataron de acceder a las facturas emitidas tanto por Priviet Sportive SL como por el hermano de Ayuso, así como los movimientos bancarios de ambos. Fue en ese marco en el que llegaron a pedir presupuesto a una agencia de investigadores privados. Las maniobras llegaron a oídos de la presidenta de Madrid y sus principales protagonistas intentaron taparlas atribuyendo la iniciativa a personas de una empresa pública del Ayuntamiento de la capital.

Foto: Isabel Díaz Ayuso en el pleno de la Asamblea. (EFE/Javier Lizón)

A última hora de la mañana las dos partes enfrentadas se han acusado mutuamente de crueldad y deslealtad. Ayuso ha reprochado a Pablo Casado los movimientos para "derribarla" y reconocido que la empresa de su hermano mantenía "relaciones comerciales" con aquella que obtuvo el contrato de la polémica y que le aseguró que "todo era legal y está regulado ante Hacienda y declarado" mientras que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha anunciado que abrirán un expediente informativo a la presidenta madrileña y que estudian acciones legales en su contra.

Las investigaciones contra Isabel Díaz Ayuso efectuadas durante meses en secreto por altos cargos del PP nacional no se limitaron al hermano de la dirigente, Tomás Díaz Ayuso. Los fontaneros de Génova también realizaron indagaciones para tratar de averiguar si la presidenta de la Comunidad de Madrid benefició con adjudicaciones de su propio Gobierno a alguna de sus antiguas parejas, entre ellas su exmarido Sergio Hernández-Torre y su exnovio Jairo Alonso, ambos empresarios, según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas a estas maniobras.

Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP) Ángel Carromero José Luis Martínez-Almeida
El redactor recomienda