Es noticia
Menú
Casado avisa a los barones: "Todo el partido debe trabajar en clave nacional"
  1. España
Debate interno en el PP

Casado avisa a los barones: "Todo el partido debe trabajar en clave nacional"

La dirección marcará este martes en el comité ejecutivo el objetivo Moncloa 2023 para neutralizar a Ayuso, que ya ha iniciado la campaña de presión para convocar su congreso en marzo

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado (d), y el candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León. (EFE/Nacho Gallego)
El presidente del PP, Pablo Casado (d), y el candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León. (EFE/Nacho Gallego)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Hace un año, en Génova se hacía balance del varapalo sufrido en las elecciones catalanas. Los ánimos estaban caldeados y la dirección nacional anunció la venta de la sede. Había necesidad de romper visualmente con el pasado. El líder del PP, Pablo Casado, marcó un antes y un después: “No volveré a hablar de los casos de corrupción de la etapa anterior”. La decisión desató un aluvión de críticas internas entre el equipo del expresidente Mariano Rajoy y algunos de los presidentes autonómicos. Génova estaba dispuesta a aguantar desde la convicción de que cada titular que afectaba al extesorero Luis Bárcenas les restaba votos. El cambio de sede estaba ya casi cerrado, pero parece que la operación ha vuelto a retrasarse.

Este martes, Casado también marcará un nuevo hito dentro de su presidencia del PP y lo hará también en un comité ejecutivo de resaca electoral. El presidente y el secretario general, Teodoro García Egea, se dirigirán a los barones convocados con un claro mensaje: “Toda la actividad del partido queda orientada al proyecto nacional”. Traducido, quiere decir que igual que ocurría con la corrupción, en la séptima han constatado que las guerras internas desgastan y están dispuestos a intervenir.

Mañueco no descarta el pacto con Vox, pero Génova se resiste

A la cita acudirá como protagonista Alfonso Fernández Mañueco. El resultado en Castilla y León no era el esperado, pero se hará un discurso de optimismo basado en que el sanchismo ha sufrido un duro castigo. Ahora el debate está en el pacto con Vox. Este lunes, Mañueco reclamó su independencia para llevar la negociación con los partidos y fue más ambiguo que Teodoro García Egea, que claramente señaló que la preferencia es un Gobierno en solitario con apoyos puntuales. Como adelantó El Confidencial, en Madrid tienen claro que una coalición con los de Santiago Abascal puede lastrar el proyecto del PP, no solo en la próxima cita electoral, que será Andalucía, aunque ahora se apure la convocatoria al máximo, sino también en el plan para llegar a la Moncloa.

Se dará libertad a Mañueco para empezar la ronda de investidura con todas las fuerzas porque se confía en su perfil dialogante. Sobre la mesa, el equipo del presidente en funciones pone tres posibles escenarios. Uno en el que el PSOE se abstenga para evitar que el PP dependa de la ultraderecha, como planteó el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. En Ferraz cayó como un jarro de agua fría, pero el PP no descarta una abstención técnica si logra el apoyo de Soria ¡Ya! y los localistas de Unión del Pueblo Leonés, que sería su segunda opción. En tercer lugar, está el acuerdo con Vox, que se espera duro. Desde el Gobierno de la Junta no contemplan aceptar propuestas como derogar la ley de violencia de género, en la que fueron pioneros. Mañueco intentará huir de este tercer supuesto, pero a nadie se le escapa que es él el que se juega su futuro y por eso se muestra más abierto que Génova.

Foto: El candidato del PP a la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en Salamanca. (EFE/J. M. Garcia)

Aunque la relación a futuro con Vox debería ser lo primordial, este martes habrá otro foco que es el que lleva meses quitando el sueño al PP. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, estará en la reunión y todo apunta a que tomará la palabra para pedir que se convoquen los congresos regionales, más cuando el horizonte electoral se despeja tras el aplazamiento de Juanma Moreno. El presidente andaluz se retira a sus cuarteles de invierno y no estará en Madrid porque hay Consejo de Gobierno. “La estabilidad cotiza al alza. No habrá segunda vuelta en Andalucía”, señalan desde la Junta. Desde la Puerta del Sol, no confirmaban este lunes la intervención de Ayuso, pero el hecho de que su consejero de Educación, Enrique Ossorio, actuase de liebre pidiendo que se celebre el congreso regional "cuanto antes" lo dice todo.

La disputa parece servida, porque García Egea no cederá ni un milímetro. No solo se reivindicará la potestad de la dirección para marcar el calendario, sino que se mandará un aviso a los barones de que hay que remar para el 'Plan Moncloa 2023' y no caben más críticas soterradas que desestabilicen el partido. El discurso de Casado y García Egea marcará como prioridad “construir el proyecto nacional” y el que se salga de este objetivo será invitado a marcharse. En la Puerta del Sol, aseguran “no entender nada” y reivindican que el congreso debe celebrarse ya porque así lo marcan los plazos. La presidenta Ayuso ha descartado acudir a los tribunales si no se convoca, pero la escalada de tensión que se prevé hace no descartar ninguna opción. Génova mantendrá su agenda, en la que la próxima cita es Extremadura, donde dan por amortizado a José Antonio Monago aunque este parece dispuesto aún a dar la batalla.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado. (EFE/Fernando Villar)

Teodoro García Egea ya salió este lunes al ataque y repartió consigna para los suyos de forma velada en cada una de las entrevistas que concedió. Con respecto a los futuros pactos, deslizó en la entrevista con Carlos Alsina que fue en su ordenador en el que se cerró el pacto con Vox en Andalucía, en clara alusión a que la última palabra es suya. También hubo para Ayuso, ya que el secretario general remarcó que “el PP es el que gana las elecciones, no el candidato”. Hay hartazgo en la dirección con los que “torpedean desde dentro” y en el encuentro de este martes se visualizará. El lunes ya empezó el recurrente ruido de sables contra García Egea. En el partido hay quien cree que Casado debe cesar al secretario general y convocar ya todos los congresos. Pero en este momento hay una única realidad. Para Casado, Teo es irrenunciable. Su destino está unido. Por cierto, también acudirá Alberto Núñez Feijóo, que ha cancelado un acto de última hora. En Galicia están en paz.

Hace un año, en Génova se hacía balance del varapalo sufrido en las elecciones catalanas. Los ánimos estaban caldeados y la dirección nacional anunció la venta de la sede. Había necesidad de romper visualmente con el pasado. El líder del PP, Pablo Casado, marcó un antes y un después: “No volveré a hablar de los casos de corrupción de la etapa anterior”. La decisión desató un aluvión de críticas internas entre el equipo del expresidente Mariano Rajoy y algunos de los presidentes autonómicos. Génova estaba dispuesta a aguantar desde la convicción de que cada titular que afectaba al extesorero Luis Bárcenas les restaba votos. El cambio de sede estaba ya casi cerrado, pero parece que la operación ha vuelto a retrasarse.

Santiago Abascal Partido Popular (PP) Teodoro García Egea
El redactor recomienda