Es noticia
Menú
Iglesias censura el giro centrista de Sánchez: "Geometría variable es pactar con la derecha"
  1. España
"caballos de troya"

Iglesias censura el giro centrista de Sánchez: "Geometría variable es pactar con la derecha"

Con la aprobación de la reforma laboral el pasado jueves gracias a una aritmética inédita en el Congreso, los socialistas abrieron la puerta a un nuevo abanico de posibles pactos que no ha gustado en el ala morada de la coalición

Foto: Pablo Iglesias participa en un acto en León. (EFE/J. Casares)
Pablo Iglesias participa en un acto en León. (EFE/J. Casares)

A unas pocas calles del lugar donde Pedro Sánchez participaba en un mitin de la campaña de Castilla y León, el que fuera su vicepresidente -y protagonista de ese mítico abrazo en el Congreso-, Pablo Iglesias, no ha querido desaprovechar la oportunidad de lanzar un dardo a la parte socialista del Gobierno, a cuenta de la alocada votación de la reforma laboral. "Geometría variable significa pactar con la derecha", ha advertido el exlíder de Podemos, mientras participaba en un acto de la formación sobre corrupción y propaganda institucional en León junto al candidato morado a presidir la Junta, Pablo Fernández.

Con estas palabras, Iglesias daba a entender que el acercamiento del PSOE a fuerzas ajenas al bloque de la investidura, como Ciudadanos, PDeCAT o UPN, para tratar de sacar adelante la reforma laboral, equivale a "aceptar caballos de Troya". "La izquierda se salvó de milagro porque uno del PP se equivocó", ha lamentado con sorna el exdirigente.

Con la aprobación de la reforma laboral gracias a una aritmética inédita en el Congreso, que incluía a Ciudadanos y al PDeCAT -además del voto telemático erróneo de un diputado del PP-, los socialistas abrieron la puerta a un nuevo abanico de posibles pactos para sacar adelante sus propuestas de aquí al final de la legislatura. Se trata de un abanico mucho más escorado a la derecha, como ya adelantaba ayer El Confidencial. Esto no ha sentado bien a la mitad morada del Gobierno, que se arriesga a quedar desdibujada frente a ese aire de "centralidad" que busca el presidente Sánchez.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/EPA/Ali Haider)

Esa "centralidad" es una amenaza también para la oposición. El presidente del PP, Pablo Casado, ha partido del mismo punto que Iglesias para aterrizar en una conclusión algo distinta: que Sánchez dependerá siempre de sus socios de investidura.

El popular, hablando durante un acto de campaña en Palencia, ha considerado que lo que sucedió en el Congreso demuestra que "Sánchez es indivisible de sus socios radicales", ya que, de no haber sido por el error del diputado Casero -que la formación atribuye a una "trampa" de la presidenta del Congreso-, el decreto no habría sido convalidado.

El líder de la oposición ha descargado cualquier responsabilidad de su diputado y ha asegurado que su partido irá "hasta el final en el Tribunal Constitucional" para pedir responsabilidades a la presidenta de la Cámara.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE/Kiko Huesca)

Por su parte, Pedro Sánchez ha preferido destacar la aprobación de la reforma como un éxito "del avance social" y una "derrota de la oposición". El presidente del Gobierno ha acompañado esta mañana al candidato socialista a presidir la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca, en un acto en la ciudad de León en el que ha participado también José Luis Rodríguez Zapatero. Desde allí ha afirmado que el decreto aprobado el jueves supone "un canto al crecimiento y al acuerdo" entre sindicatos, patronal y distintas fuerzas políticas.

Sánchez no ha escondido su satisfacción con la convalidación del decreto y ha acusado al PP de valerse de "tránsfugas" -en alusión a los dos diputados de UPN que decidieron votar en contra de lo que decidió su partido y que ahora pueden ser expulsados-, para tratar de tumbarla. "La pregunta no es con quién sacamos adelante leyes", ha defendido, "sino por qué el PP vota en contra".

A unas pocas calles del lugar donde Pedro Sánchez participaba en un mitin de la campaña de Castilla y León, el que fuera su vicepresidente -y protagonista de ese mítico abrazo en el Congreso-, Pablo Iglesias, no ha querido desaprovechar la oportunidad de lanzar un dardo a la parte socialista del Gobierno, a cuenta de la alocada votación de la reforma laboral. "Geometría variable significa pactar con la derecha", ha advertido el exlíder de Podemos, mientras participaba en un acto de la formación sobre corrupción y propaganda institucional en León junto al candidato morado a presidir la Junta, Pablo Fernández.

Reforma laboral Pedro Sánchez Partido Popular (PP) PSOE
El redactor recomienda