Es noticia
Menú
El sacrificio de los cachorros 'beagle' que ha desatado la polémica sobre el ensayo animal
  1. España
el experimento se realizará en madrid

El sacrificio de los cachorros 'beagle' que ha desatado la polémica sobre el ensayo animal

Un experimento que busca desarrollar curas para enfermedades fibróticas ha puesto en el punto de mira los límites éticos de la experimentación animal

Foto: Foto: EFE/Jeffrey MacMillan/Cornell University.
Foto: EFE/Jeffrey MacMillan/Cornell University.

El sacrificio para un experimento de más de treinta cachorros 'beagle' (la cifra según la fuente oscila entre los 32 y los 38) ha provocado una gran movilización en redes —en change.org la petición para su paralización acumula casi 300.000 firmas y es ya una de las más firmadas de la plataforma— y ha provocado que ciudadanos y organizaciones ecologistas pidan paralizar el proceso y pongan en cuestión la regulación actual de la experimentación animal.

La responsable del experimento en cuestión es una "empresa externa" de la Universidad de Barcelona (UB), según detalló la propia institución en un comunicado. El experimento lo llevarán a cabo los laboratorios Vivotecnia (la UB le adjudicó el contrato mediante un concurso público por 255.648,8 euros), una empresa que estuvo en el punto de mira hace meses tras conocerse unas polémicas fotos en las que se podían apreciar cómo los animales eran objeto de abusos verbales y físicos de forma rutinaria y reflejaba malas prácticas realizadas en los experimentos.

Foto: Fuente: iStock.

En el comunicado, la UB explicaba que el experimento está diseñado para desarrollar curas para enfermedades fibróticas, y que comporta el estudio de los órganos de 32 perros de la raza 'beagle' y, por tanto, su sacrificio. La fase de experimentación está previsto que empiece en marzo y por ahora aún se están elaborando el protocolo de trabajo, "con la consiguiente evaluación y validación de todos los requisitos aplicables establecidos tanto en las normativas autonómicas, estatales y europeas".

El 92% de los medicamentos en desarrollo fallan en los ensayos clínicos en humanos

La empresa encargada de "gestionar" a los animales que forman parte del experimento (Vivotecnia) se contrató "cumpliendo con todos los requisitos legales de la contratación pública", destacaban desde la UB, que añadían que la empresa está domiciliada en la comunidad autónoma de Madrid, que es la que autoriza su actividad. El laboratorio tiene una investigación abierta por supuesto maltrato animal y el pasado abril la Comunidad de Madrid suspendió su actividad investigadora tras una denuncia al constatar indicios de maltrato animal tras una inspección en su sede de Tres Cantos.

La suspensión temporal fue levantada el pasado 1 de junio, según confirmaron a Efe fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, tras comprobar que el laboratorio había implementado todas las medidas preventivas y correctoras solicitadas, como cámaras de seguridad y un equipo veterinario que redacte informes sobre la situación de los animales

Según detalla PACMA, el objetivo de esta prueba es experimentar con un nuevo fármaco antfibrótico en 38 perros 'beagle' de 8 meses para "calcular la dosis letal que acabaría con la vida de la mitad". Se estipulaba que la otra mitad sería ejecutada para practicar necropsias y finalizar el estudio, pero, según denuncian desde el Partido Animalista, la normativa que regula la experimentación con animales estipula que los que estén en buen estado al finalizar el estudio deben ser puestos en adopción, no sacrificados.

Foto: Con la nueva ley, los animales dejan de ser cosas. (Unsplash) Opinión

La polémica ha ido cogiendo peso a lo largo de la semana y el miércoles la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pedía al Govern que evitara el sacrificio de los cachorros. El jueves se pronunciaba la consellera de Acción Climática del Govern, Teresa Jordà, que confirmaba que el experimento se realizará en la Comunidad de Madrid, por lo que será esta última la que deberá autorizarlo, y no Cataluña.

Además, Jordà aseguraba que desde el Govern le trasladarán a la Comunidad de Madrid su preocupación y pedirán que se asegure la normativa y se respeten los derechos de los animales, y que "una vez finalizado sean dados en adopción los animales que su estado de salud lo permita".

La Consellería de Investigación y Universidades ha enviado un requerimiento de información al gobierno madrileño que se enmarca en su compromiso con el desarrollo de investigaciones científicas de excelencia compatibles con el bienestar de los animales para asegurar que la empresa Vivotecnia "cumple con los estándares del sistema de investigación y universidades de Cataluña", han indicado a Efe. No se conoce aún la postura de la Comunidad de Madrid sobre el tema.

También el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha ofrecido a la Generalitat su ayuda para evitar el sacrificio de los perros y en una carta ha mostrado su "profunda preocupación" por los animales involucrados en el experimento y ha animado a estudiar "la opción de evitar el sacrificio de estos animales".

Asimismo, les ha comunicado que pone a su disposición los servicios del departamento de Inspección Veterinaria de la Dirección General para supervisar el bienestar de los animales durante el proceso de experimentación.

Ensayo animal y ciencia ética

Pese a la polémica generada por las implicaciones éticas del experimento, varios expertos aseguran que el ensayo animal está "extremadamente regulado" y es "imprescindible". Así se pronunciaban la profesora de la Facultad de Veterinaria de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Patri Vergara y el divulgador científico Dani Arbós en declaraciones a TV3 recogidas por Efe, que puntualizaban que el experimento "cumple con los requerimientos para la aprobación del fármaco".

Foto: Nave de una macrogranja de cerdos. (EFE/C. Lassig) Opinión

"Esta semana conocíamos que se ha llevado a cabo el primer trasplante de riñones de un cerdo a un ser humano y nadie se ha escandalizado", ha afirmado durante la entrevista Dani Arbós. "Vemos la imagen de un perro y nos escandalizamos, pero durante las últimas décadas los avances médicos han aumentado la esperanza de vida, y esto es en parte gracias al ensayo animal", ha añadido.

Patri Vergara ha señalado que la ciencia ofrece alternativas "que los investigadores deben conocer y aplicar antes de experimentar con animales", aunque, según ha apuntado, "todavía es complejo simular organismos vivos". De hecho, la experta ha remarcado que para este tipo de pruebas "la ley obliga a que se experimente primero en roedores para demostrar que el fármaco no es tóxico y, en última instancia, en perros", y ha subrayado que "deben sacrificarse porque el estudio requiere un análisis exhaustivo de diversos órganos internos".

Durante el debate también ha intervenido el coordinador del PACMA en Barcelona, Iván Guijarro, que ha manifestado estar "a favor del progreso de una ciencia ética y a favor de la protección de los animales, pero estas iniciativas no tienen en cuenta el bienestar animal". Ha defendido que existen vías como los experimentos con Big Data para sustituir la experimentación en animales, y ha anunciado que este sábado tendrá lugar una manifestación organizada por el PACMA para pedir la incautación de los perros que serán utilizados para el experimento.

En Cataluña, el ensayo animal está regulado desde 1995, y durante el 2019 los investigadores experimentaron con 800 perros para desarrollar nuevos fármacos. Actualmente, la Unión Europea destina un 0,12% de su presupuesto en ciencia a buscar métodos alternativos para experimentar con animales. En 2018, hubo más de 1,9 millones de usos de animales en pruebas realizadas para cumplir con los requisitos de la legislación de medicamentos y dispositivos médicos de la UE en la UE y Noruega, según datos de Cruelty Free International.

Según esta asociación, el 92% de los medicamentos en desarrollo fallan en los ensayos clínicos en humanos, a pesar de que las pruebas en animales demuestran que son seguros.

El sacrificio para un experimento de más de treinta cachorros 'beagle' (la cifra según la fuente oscila entre los 32 y los 38) ha provocado una gran movilización en redes —en change.org la petición para su paralización acumula casi 300.000 firmas y es ya una de las más firmadas de la plataforma— y ha provocado que ciudadanos y organizaciones ecologistas pidan paralizar el proceso y pongan en cuestión la regulación actual de la experimentación animal.

PACMA