Es noticia
Menú
Las cintas del Delcygate, a la espera de una orden para su destrucción dos años después
  1. España
La Justicia archivó el caso

Las cintas del Delcygate, a la espera de una orden para su destrucción dos años después

Pese al archivo de la investigación, ningún juez ha autorizado a AENA eliminar las imágenes grabadas aquella noche y que permanecen inéditas

Foto: El exministro de Transportes José Luis Ábalos. (EFE/Ángel Díaz)
El exministro de Transportes José Luis Ábalos. (EFE/Ángel Díaz)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ningún juez ha ordenado la destrucción de las imágenes que captaron las cámaras de videovigilancia del aeropuerto de Barajas la noche de la reunión entre el exministro de Transportes José Luis Ábalos y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, según informan a El Confidencial fuentes jurídicas. Esta semana se cumplen dos años de aquel encuentro en la terminal de vuelos privados que el Gobierno trató de ocultar.

La mandataria bolivariana estaba incumpliendo la prohibición de la Unión Europea de pisar su territorio impuesta por la vulneración de los derechos humanos en su país. A pesar de ello, el ministro acudió a verla acompañado de su hombre de confianza, Koldo García Izaguirre, en plena noche. Ábalos llegó a subir al avión, donde se entrevistó con la mandataria. Antes de que 'Vozpópuli' desvelase el encuentro, el ministro lo negó. Luego lo acotó a un breve saludo y finalmente adujo que acudió para indicarle que no podía entrar en suelo español.

Foto: Los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska (i), y de Transportes, José Luis Ábalos. (EFE)

Delcy Rodríguez, número dos de Nicolás Maduro, bajó del avión y pasó la noche del 20 de enero de 2020 en la sala vip de la terminal de vuelos privados. El ayudante de Ábalos permaneció buena parte del tiempo en la terminal. A primera hora, Rodríguez tomó otro avión con destino a Doha. El Gobierno siempre defendió que nunca llegó a pisar suelo español —y, por tanto, de la UE— sino que permaneció en zona de tránsito. El Tribunal Supremo determinó que dormir en el aeropuerto sí es pisar suelo español, en contra de la orden de la UE.

Imágenes bajo custodia

Nunca trascendió el contenido de la reunión, ni las imágenes del paso de Delcy Rodríguez por el aeródromo, todavía inéditas dos años después. Eso a pesar de que el caso recorrió diferentes juzgados y tribunales a partir de las denuncias presentadas por el PP, Ciudadanos, Vox y una formación minoritaria llamada Partido Laócrata. Lo que tiene que ver con las cintas de grabación no ha cambiado respecto a los primeros compases de la investigación, explican las fuentes jurídicas consultadas.

Foto: El ministro de Transportes, José Luis Ábalos. (EFE)

Comenzó en el Juzgado de Instrucción número 7 de Madrid porque era el que estaba de guardia cuando entró la primera denuncia. Dictó la medida cautelar de ordenar a AENA que preservase las imágenes y permanecieran bajo su custodia mientras se desarrollaban las pesquisas. Esta indicación, dictada el 18 de febrero, era necesaria porque la Ley de Protección de Datos obliga a destruir las imágenes de las cámaras pasado un plazo de tiempo. La unidad de Policía adscrita a los juzgados de Madrid se desplazó al aeropuerto a trasladar la orden del juez.

Ábalos, en 2020, sobre difundir las imágenes: "Me vendría muy bien porque se aclararían cosas"

El entonces ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, criticó el proceder del magistrado. En cambio, su compañero de gabinete afectado, Ábalos, se mostró partidario no solo de preservar las imágenes, sino de mostrarlas. "Me vendría muy bien porque se aclararían muchas cosas. Se vería absolutamente todo bien", dijo.

La causa la asumió después el Juzgado de Instrucción número 31, donde se unificaron las distintas denuncias presentadas. El juez de instrucción Antonio Serrano Arnal mantuvo la medida cautelar de su compañero. Este juzgado archivó el caso porque no vio delito en la actuación de los policías de Barajas y acto seguido preguntó al Supremo qué debía hacer con las imágenes. El alto tribunal también había sobreseído las denuncias contra Ábalos, pero rehusó pronunciarse sobre el destino de las cintas. Lo dejó en manos del juzgado.

placeholder La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. (EFE)
La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. (EFE)

En consecuencia, en mayo del año pasado dictó una resolución en la que aplazaba su decisión a la espera del Tribunal Constitucional, que en ese momento tenía pendiente de resolver un recurso presentado por Vox en un último intento de salvar la causa. El juez de Madrid consideró “de prudencia proceder a mantener la situación actual de aquellas [las imágenes] hasta tanto por el Tribunal Constitucional se decida sobre la admisión de la demanda de amparo”.

El Tribunal Constitucional terminó rechazando analizar el asunto y eso posibilitaba dar la orden a AENA de destruir las cintas. Sin embargo, eso no se ha producido todavía, según confirman varias fuentes jurídicas consultadas. Sobre si AENA ha guardado las grabaciones todo este tiempo o no, cabe pensar que sí lo ha hecho atendiendo a la respuesta que el Ministerio de Transportes ofreció a un particular a través de su Portal de Transparencia en diciembre de 2020.

Pese a que Ábalos dijo públicamente no tener problema en que se vieran las grabaciones, su departamento contestó que no a la petición ciudadana. Entre las motivaciones esgrimidas por la Administración, no se aludía a que se hubiesen borrado —había pasado un año— sino que daba razones de seguridad y diplomáticas. Entendía que podría dar pistas a grupos terroristas para atentar en el aeropuerto madrileño. Además, perjudicaría la relación entre España y la Venezuela de Nicolás Maduro.

Ningún juez ha ordenado la destrucción de las imágenes que captaron las cámaras de videovigilancia del aeropuerto de Barajas la noche de la reunión entre el exministro de Transportes José Luis Ábalos y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, según informan a El Confidencial fuentes jurídicas. Esta semana se cumplen dos años de aquel encuentro en la terminal de vuelos privados que el Gobierno trató de ocultar.

Aeropuerto de Barajas Nicolás Maduro Unión Europea
El redactor recomienda