Es noticia
Menú
Sánchez pide al PP ante Scholz que no haga de los fondos UE una "cuestión partidista"
  1. España
REUNIÓN CON EL CANCILLER ALEMÁN

Sánchez pide al PP ante Scholz que no haga de los fondos UE una "cuestión partidista"

El jefe del Ejecutivo ha querido neutralizar las advertencias de la oposición en presencia del canciller alemán, con quien se reunió este lunes en el Palacio de La Moncloa

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), junto al canciller alemán, Olaf Scholz (c), a su llegada a la rueda de prensa posterior a su reunión en el Palacio de la Moncloa, este lunes. (EFE/Mariscal)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), junto al canciller alemán, Olaf Scholz (c), a su llegada a la rueda de prensa posterior a su reunión en el Palacio de la Moncloa, este lunes. (EFE/Mariscal)

Pedro Sánchez ha aprovechado su comparecencia con el canciller alemán Olaf Scholz en Moncloa para defender que el reparto de los fondos europeos no se convierta en una cuestión partidista. "No hagamos de los fondos europeos una cuestión partidista, sino una oportunidad de país", arremetió el presidente del Gobierno, al mismo tiempo que llamó a la "responsabilidad de todas las instituciones". La ofensiva judicial de los populares para denunciar un supuesto trato de favor en la distribución de los fondos se ha redoblado desde que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, impulsase un recurso que cuestiona el destino de una partida de nueve millones de euros -el 0,08% del total de los fondos- a administraciones autonómicas en subvenciones para el desempleo. Varios barones populares han anunciado que seguirían sus pasos. El último en sumarse, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo.

El líder de los populares, Pablo Casado, ha advertido con llevar esta disputa a la Unión Europea. En este contexto, el jefe del Ejecutivo ha querido neutralizar las amenazas de la oposición en presencia del mandatario alemán, con el que se reunió este lunes en el Palacio de la Moncloa, rebajándolas a una mera estrategia de confrontación partidista. De este modo ha insistido en la necesidad de "remar juntos" y "trabajar codo con codo" en lo que queda de legislatura para consolidar una recuperación económica que, en buena medida, ha asociado a recursos europeos. Una oportunidad, según concluyó, "para dar el salto a la modernización que necesita el país".

Desde el PSOE han ido un paso más allá y han acusado al líder de los populares de "boicot" al Ejecutivo. El portavoz de los socialistas, Felipe Sicilia, recriminó a los populares su supuesto ánimo de "poner palos en las ruedas" y confundir "oposición con negacionismo de la política". En Ferraz defienden que el reparto de los fondos europeos cuentan con el visto bueno de las instituciones europeas tratando de despejar cualquier sospecha y criticando al PP una estrategia de judicialización y de "utilizar fondos que son buenas para España para la confrontación y el boicot".

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ya aprovechó este domingo un acto de precampaña en Ponferrada para cargar contra algo que, dijo, "nadie entiende ni en España ni en Europa”. Los socialistas están intentando sacar del foco europeo las denuncias por el manejo de los fondos y se asocian las advertencias de los populares a que no querrían "unos fondos gestionados por el PSOE”. "Somos el primer país de Europa que aprobó el plan de recuperación, el primer país de Europa al que la UE se lo validó, el primer país que ha recibido 10.000 millones de euros y el primer país de Europa felicitado la presidenta de la Comisión", defendió Bolaños para situar al PP en 'el no a todo'.

En clave de política nacional, Sánchez ha defendido la ley de vivienda cuestionada por el CGPJ. A la espera de su nuevo informe, que no es vinculante, pero que retrasará los planes del Gobierno de aprobar el proyecto de ley en segunda vuelta este martes en el Consejo de Ministros, Sánchez ya ha avanzado que la intención del Gobierno pasará por "construir un quinto pilar del estado de bienestar" para que la vivienda sea un "derecho real" y no un problema para la emancipación de los jóvenes. Con todo, no ha cerrado la puerta a posibles modificaciones del texto al asegurar que "esperaremos al informe que emita el CGPJ y miraremos con absoluto respeto todas las cuestiones técnicas que quiera plantear".

'Gripalizar' el covid

Sánchez ha vuelto a apostar por cambiar los parámetros para actuar contra el coronavirus. Avanzar hacia lo que se denominada "gripalizar" el coronavirus, si bien en olas posteriores a la actual y "conforme a lo que diga la ciencia". No se trataría de cambio "de la noche a la mañana", sino que "a lo largo de los próximos meses y años" se deberá abordar una modificación en la gestión de la pandemia "desde otros parámetros" distintos a los actuales. Unos cambios que vendrían determinados principalmente por los avances en la vacunación y el aumento del porcentaje de población protegida. De ahí que el Ejecutivo esté "anticipando escenarios" e ir tendiendo puentes para una planificación futura en el que la pandemia pueda derivar en una enfermedad endémica.

El encuentro entre Sánchez y Scholz ha servido para que ambos mandatarios ratifiquen su posición común respecto al debate sobre la modificación de las reglas fiscales en la UE, ratificar el compromiso de celebrar este año una cumbre bilateral entre ambos países, que se suspendió en 2021 por la pandemia, o avanzar en la preparación de la cumbre de la OTAN que acogerá Madrid a finales de junio.

Pedro Sánchez ha aprovechado su comparecencia con el canciller alemán Olaf Scholz en Moncloa para defender que el reparto de los fondos europeos no se convierta en una cuestión partidista. "No hagamos de los fondos europeos una cuestión partidista, sino una oportunidad de país", arremetió el presidente del Gobierno, al mismo tiempo que llamó a la "responsabilidad de todas las instituciones". La ofensiva judicial de los populares para denunciar un supuesto trato de favor en la distribución de los fondos se ha redoblado desde que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, impulsase un recurso que cuestiona el destino de una partida de nueve millones de euros -el 0,08% del total de los fondos- a administraciones autonómicas en subvenciones para el desempleo. Varios barones populares han anunciado que seguirían sus pasos. El último en sumarse, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo.

Pedro Sánchez