Es noticia
Menú
La inminente jubilación de dos presidentes de Sección dispara las alarmas en el Supremo
  1. España
Bloqueo judicial

La inminente jubilación de dos presidentes de Sección dispara las alarmas en el Supremo

La reforma blanda del CGPJ, aprobada por el Gobierno para forzar al PP a negociar, impide los relevos. Uno de los jubilados es vocal del Consejo y su salida creará una situación sin precedentes en el órgano

Foto: Carlos Lesmes. (EFE)
Carlos Lesmes. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El bloqueo en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) combinado con la reforma legislativa que le impide realizar nombramientos discrecionales mientras se encuentre en funciones continúa desplegando efectos negativos que cada vez preocupan más a la judicatura. El último de esos hitos que demuestra el avance de la paralización progresiva del Supremo se producirá dentro de un par de meses. Dos presidentes de Sección de la Sala Tercera se jubilarán y no podrán ser sustituidos. Uno de ellos es, además, vocal del Consejo, y su salida creará una situación sin precedentes en el órgano.

Se trata de Rafael Fernández Valverde y de Segundo Menéndez. El primero preside la Sección de Urbanismo y Medio Ambiente de la Sala de lo Contencioso Administrativo y el segundo preside la Sección Quinta. Ambos gozan de un importante peso en la Sala que más está sufriendo las consecuencias del inédito retraso en el acuerdo entre el PSOE y el PP para reemplazar al actual CGPJ que preside Carlos Lesmes.

Hasta tal punto la situación es extraña que nadie calculaba que Fernández Valverde alcanzara el tope máximo de los 72 años cuando aún es también vocal del Consejo. Ha ocupado un puesto en el CGPJ en dos ocasiones y para la última fue designado hace ocho años, al igual que el resto. Cuando un vocal se marcha, queda reemplazado por el suplente elegido, pero, en este caso, algunos dudan de si la actual situación lo permite.

Las dos plazas de los presidentes de Sección se unirán al medio centenar que están pendientes

Sobre el papel, la jubilación, lo mismo que una renuncia o cualquier otro motivo por el cual un vocal deja de serlo, supone llamar al suplente correspondiente cuando el Consejo no estaba en funciones. Sin embargo, ahora el artículo 570 bis 2 de la LOPJ especifica de modo genérico que el Consejo en funciones podrá realizar aquellas otras actuaciones que sean indispensables para garantizar el funcionamiento ordinario del órgano. Se desconoce si el legislador considera esta sustitución "indispensable". Fuentes del Consejo aseguran que activarán el reemplazo de la plaza como siempre se ha hecho.

Las dos plazas de los presidentes de Sección se unirán al medio centenar que están ya pendientes. El Supremo ha repetido en al menos dos ocasiones en los últimos meses que la situación es insostenible y perjudica a la ciudadanía. Los nombramientos discrecionales pendientes a fecha de hoy son, en concreto 48, de los que 42 corresponden a la jurisdicción ordinaria y seis a la jurisdicción militar. Afectan al TS y a la Audiencia Nacional pero también a tribunales de todo el territorio nacional. En el Supremo, 12 plazas están ya vacías. La Sala de Gobierno se mostró muy clara ante esta situación: es "insostenible" y va a implicar que se dicten 1.000 sentencias menos al año entre todas las salas. Más tiempo para resolver las cuestiones de fondo.

Foto: La magistrada Pilar Teso. (EFE/Mariscal)

En el Supremo, la más afectada es la Sala Tercera con seis vacantes, seguida por la Cuarta, la Primera y la Quinta. En la Audiencia Nacional está por renovarse nada menos que la presidencia, que ahora ocupa José Ramón Navarro y la dirección de la Sala de lo Penal, que quedó vacante tras el paso de Concepción Espejel al Tribunal Constitucional. Hay también atascos en los nombramientos de cargos de los Tribunales Superiores de Justicia de catorce comunidades autónomas y a ellos se suman otra decena en Audiencias Provinciales.

La leve esperanza que animaba la posibilidad de un pacto entre el PSOE y el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial antes del final de año terminó de apagarse con el anuncio de las elecciones anticipadas en Castilla y León. Los populares, ocupados en la última etapa en su guerra interna con Isabel Díaz Ayuso, habían ya dejado morir el impulso inicial que marcó el pacto sobre el Tribunal Constitucional y el Tribunal de Cuentas. Fuentes conocedoras de las conversaciones aseguran ahora que cualquier posibilidad queda congelada. Los partidos han entrado en clave electoral y aparcado definitivamente los esfuerzos de acercamiento.

El bloqueo en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) combinado con la reforma legislativa que le impide realizar nombramientos discrecionales mientras se encuentre en funciones continúa desplegando efectos negativos que cada vez preocupan más a la judicatura. El último de esos hitos que demuestra el avance de la paralización progresiva del Supremo se producirá dentro de un par de meses. Dos presidentes de Sección de la Sala Tercera se jubilarán y no podrán ser sustituidos. Uno de ellos es, además, vocal del Consejo, y su salida creará una situación sin precedentes en el órgano.

Tribunal Supremo Audiencia Nacional Partido Popular (PP) Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda