Es noticia
Menú
El marido de Ana Rosa reconoce que contrató a Villarejo para presionar al exjuez Urquía
  1. España
UN PAGO DE 20.000 EUROS EN EFECTIVO

El marido de Ana Rosa reconoce que contrató a Villarejo para presionar al exjuez Urquía

El comisario jubilado mostró a los hermanos Juan y Fernando Muñoz vídeos en los que el exmagistrado parecía estar con "prostitutas" y "consumiendo drogas"

Foto: El empresario Juan Muñoz. (EFE/J. P. Gandul)
El empresario Juan Muñoz. (EFE/J. P. Gandul)

Los hermanos Juan y Fernando Muñoz contrataron en 2017 al comisario jubilado José Manuel Villarejo para que consiguiera "información patrimonial" sobre un antiguo socio y el abogado de este, el exmagistrado Francisco Javier de Urquía. Así lo reconoció el primero de ellos durante su declaración en el juicio del caso Tándem: a cambio de 20.000 euros en efectivo, el empresario sostuvo que Villarejo recopiló diversa información entre la que destacaban dos vídeos en los que Urquía parecía estar acompañado por señoras que "debían de ser prostitutas" y "consumiendo drogas". Minutos después, su hermano lo confirmó ante la Audiencia Nacional.

Como adelantó El Confidencial en febrero de 2020, los hermanos Muñoz han llegado a un acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción y, a cambio de reconocer los hechos, se les ha rebajado la petición de pena a menos de dos años de cárcel. El pacto, que evita su entrada en prisión, terminó de materializarse este lunes, cuando Juan Muñoz, marido de la periodista Ana Rosa Quintana, admitió la contratación del comisario jubilado. "Se consideraba que la exhibición de ese vídeo podría influir, sí".

placeholder Juan Muñoz durante el juicio. (Audiencia Nacional)
Juan Muñoz durante el juicio. (Audiencia Nacional)

A preguntas de la Fiscalía, el empresario reconoció su presencia en reuniones con Villarejo y sus socios, pero en todo momento apuntó a su hermano como principal interesado en los servicios: "Fernando y Mateo Martín Navarro [su antiguo socio] están acusados de un presunto delito fiscal desde el año 2008 en el que el señor Martín Navarro se declara culpable y asume las responsabilidades de ese delito fiscal. En fechas recientes a estas reuniones, cambia su posición, manifiesta su insolvencia y asimismo cambia también su opinión respecto a su culpabilidad. Eso para Fernando cambiaba los acuerdos que tenían (...) y le provoca un conflicto".

Una de las primeras reuniones entre los Muñoz y Villarejo se celebró el 15 de febrero de 2017. Además de su antiguo socio, hablaron también de obtener información sensible sobre su abogado, Urquía, ante la sospecha de que "le recomienda a Navarro su cambio de posición". Según Juan Muñoz, fue el propio Villarejo quien habló en aquel encuentro sobre un vídeo: "Tan pronto se menciona el nombre del señor Urquía, el señor Villarejo recuerda que esta persona tiene debilidades y concretamente menciona un vídeo muy antiguo, pero que él dice que no sabe si va a conseguir. Es un vídeo que grabó el CNI en el marco de otras circunstancias".

Foto:

El comisario jubilado grabó aquella reunión con los Muñoz y, en un informe policial al que El Confidencial tuvo acceso en 2019, se transcribe parte de la conversación: "No le interesa a él salir en algún medio o en YouTube con unas periquitas y pegándose un tirito, ¿eh?", aseguró a sus clientes. "Él estuvo de juez en Marbella y cometió un error importante... Y es que empezó a coquetear con los moros de allí, moros duros... Sirios y tal, y se dedicó a putear a uno y a otro y a cobrarles a todos y, claro, el CNI lo grabó farlopeando y yo me voy a volver a hacer con esa grabación que creo que la puedo localizar". Un mes después, en marzo de 2017, Villarejo les mostró parte del vídeo.

"En esa reunión, efectivamente, el vídeo que en la comida el señor Villarejo no sabía si iba a poder conseguir porque estaba en dependencias del CNI, sin tener conocimiento ninguno y de forma sorpresiva, dice: 'Espérate a ver si...'. Y efectivamente aparece con material que reproduce". "En el vídeo están unas señoras con el señor Urquía y con otro señor al menos. Están en una actitud... Vimos solo el comienzo, con lo cual... Por manifestaciones del señor Villarejo, debía de ser una reunión donde se consumen drogas y estas señoras debían de ser prostitutas". Según el empresario Ricardo Álvarez-Ossorio, abogado de su hermano, se quedó con una copia de la grabación.

Pero, además de este vídeo, Juan Muñoz reconoció haber visto parte de otra grabación. Una vez más, con Urquía como protagonista: "Una persona que está en un aseo de un local público y entiendo que entre otras cosas está consumiendo drogas, porque habla por teléfono también". La contratación de Villarejo dio así sus frutos y, según apuntó, su hermano recibió en una última reunión en mayo de 2017 un informe que contenía "la información que se tenía sobre los seguimientos a estas personas para conocer su situación patrimonial y, asimismo, otras circunstancias personales". "Fernando procedió a pagar el importe que le hemos indicado: 20.000 euros".

Los hermanos Juan y Fernando Muñoz contrataron en 2017 al comisario jubilado José Manuel Villarejo para que consiguiera "información patrimonial" sobre un antiguo socio y el abogado de este, el exmagistrado Francisco Javier de Urquía. Así lo reconoció el primero de ellos durante su declaración en el juicio del caso Tándem: a cambio de 20.000 euros en efectivo, el empresario sostuvo que Villarejo recopiló diversa información entre la que destacaban dos vídeos en los que Urquía parecía estar acompañado por señoras que "debían de ser prostitutas" y "consumiendo drogas". Minutos después, su hermano lo confirmó ante la Audiencia Nacional.

Audiencia Nacional Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Prostitución
El redactor recomienda