El PSOE pone rumbo electoral en el Comité Federal tras defender al campo frente a Garzón
  1. España
SÁNCHEZ ARRANCA PRECAMPAÑA CON TUDANCA

El PSOE pone rumbo electoral en el Comité Federal tras defender al campo frente a Garzón

Si el desencuentro entre los socios del Gobierno por la ganadería extensiva se ha azuzado por la amenaza electoral, la caza y la dieta mediterránea son otros conflictos subterráneos

Foto: Pedro Sánchez conversa con el ministro de Consumo, Garzón. (EFE/Mariscal)
Pedro Sánchez conversa con el ministro de Consumo, Garzón. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El campo no se toca. A las puertas de que se inicie la campaña en Castilla y León, el PSOE ha sacado su perfil más rural y en defensa de la agricultura frente al responsable de Consumo, Alberto Garzón. Ferraz y la parte socialista del Ejecutivo se han levantado en pie de guerra desautorizando al ministro morado tras criticar en una entrevista con el diario británico ‘The Guardian’ las macrogranjas “contaminantes” que exportan carne “de peor calidad" procedente "de animales maltratados”. El texto se publicó el pasado 26 de diciembre, pero los socialistas no se han posicionado hasta que el candidato del PP a la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, avivase la polémica este martes situándola en el centro de la precampaña y pidiendo la dimisión del ministro. En privado, tampoco se había trasladado con anterioridad a la desautorización ningún reproche ni petición de explicaciones, solo 'a posteriori' hubo una conversación entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la líder del sector de Unidas Podemos en el Gobierno, Yolanda Díaz.

Los choques entre Garzón y el titular de Agricultura, Luis Planas, por las polémicas relacionadas con la industria cárnica no son nuevos, pero el ambiente preelectoral invita a una mayor contundencia y a mensajes directos que corten de raíz cualquier amenaza en las urnas. Tanto, que la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, encuadró las palabras del ministro dentro de una opinión personal, rechazando que representen al Ejecutivo, para seguidamente defender la industria ganadera como un “sector prioritario”. De puertas hacia adentro, las críticas son más gruesas.

Garzón asegura que las macrogranjas exportan carne de mala calidad de animales maltratados

En Ferraz se muestran indignados por el “regalo” a sus rivales electorales y algunos barones de territorios despoblados donde la ganadería tiene un elevado peso en su PIB han pedido directamente la dimisión de Garzón, como es el caso del aragonés Javier Lambán, o su rectificación, en el caso del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page. Precisamente, el PSOE activará toda su maquinaria electoral este viernes aprovechando la celebración del Comité Federal, donde intervendrán el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el candidato socialista en las elecciones del próximo 13 de febrero, Luis Tudanca.

Se trata del primer encuentro que celebrará el máximo órgano del partido tras el 40º Congreso Federal del pasado mes de octubre y el objetivo es poner toda la organización y sus principales líderes a disposición de la campaña del secretario general de los socialistas en Castilla y León, ratificando oficialmente las listas. Un PSOE clásico que busca el centro y la moderación, como se evidenció en el cónclave, por lo que desprenderse de las etiquetas más rupturistas es una necesidad para no arrinconarse a la izquierda del tablero. El cambio en la dirección de las campañas electorales, bajo la total batuta de Ferraz tras el cese del exjefe de gabinete de la Presidencia Iván Redondo, se visibiliza en una vuelta al partido y un tono más tradicional.

Foto: El ministro de Consumo, Alberto Garzón. (EFE/Luca Piergiovanni)

La precampaña está teniendo un fuerte componente nacional y el propio Mañueco ponía el foco en el Gobierno central para acusarlo de “atacar a nuestros ganaderos”. "Nos tendrán enfrente en la defensa de los hombres y mujeres del campo", avisó el barón popular. Un lema que han tratado de neutralizar tanto desde Ferraz como de la parte socialista del Gobierno desautorizando al ministro y recordando que la política agraria la marca Agricultura, en manos del PSOE, y que su defensa se visibiliza en la reciente aprobación del plan estratégico de la PAC.

Desde Génova, en coordinación con Mañueco, han elevado su diana al presidente del Gobierno reclamándole que rectifique las declaraciones del ministro de Consumo o que lo cese, aprovechando su visita este domingo a Palencia. Será el primer acto de Sánchez en la precampaña, donde estrenarán el lema 'Pasión por Castilla y León'. En Ferraz, pretenden que "todo el partido reme en la misma dirección" y se vuelque en la contienda, comenzando por el secretario general y jefe del Ejecutivo.

Foto: El presidente de la Junta de Castilla y León y Fernández Mañueco. (EFE/ J. Casares)

La confrontación directa con el Gobierno de Sánchez está centrando los discursos previos al inicio de la campaña. El candidato de los populares instaló este marco asegurando que "el sanchismo es nuestro único adversario y nada ni nadie nos puede distraer". Lemas de campaña, similares a los empleados por el líder de los populares en las sesiones de control en el Congreso, como el de que "Sánchez cede a los chantajes" y "trocea el presupuesto para asegurarse su sillón". El desembarco de la cúpula del PP también será notorio, con Pablo Casado como principal interesado en que Castilla y León genere una pulsión de cambio contra el Ejecutivo, como ocurrió tras los comicios en la Comunidad de Madrid.

En las elecciones de Castilla y León, no solo se juega la presidencia de la Junta, sino que los resultados generen una dinámica y un efecto contagio sobre el resto de comicios que se irán concatenando, con las andaluzas en junio u octubre, las municipales y autonómicas en mayo de 2023 y a finales de ese año las generales. Un contexto en el que la bandera verde del ecologismo se queda disipada en favor del peso que la ganadería intensiva tiene en estos territorios. “Es impresionante”, advierten desde el entorno de uno de los barones que más críticos se han mostrado en público contra Garzón, el daño que harían sus declaraciones, porque “nuestro PIB depende mucho de este sector”.

De la caza a la dieta mediterránea

Si el desencuentro entre los socios del Gobierno por la ganadería extensiva nació cuando Consumo lanzó una campaña para reducir la ingesta de carne, la actividad cinegética es otro de los conflictos subterráneos. De hecho, los socialistas han frenado la ley de protección animal del Ministerio de Derechos Sociales prevista para diciembre. El adelanto electoral en Castilla y León no facilitará su aprobación, ya que el PSOE está en contra de que se endurezcan las medidas que afectan a la cría de perros para la caza, un sector importante en dicha comunidad.

Foto: Alberto Garzón. (EFE)

El ministerio proponente se ha negado a dejar fuera del texto los cambios normativos sobre tenencia y protección de los animales. La aplicación del denominado semáforo nutricional es otro de los asuntos que están generando enfrentamientos entre el Departamento de Consumo y el de Agricultura. A pesar de tratarse de una de las medidas recogidas en el programa de gobierno, desde el departamento que dirige Luis Planas han expresado sus reticencias por la imagen negativa que podría ocasionar en algunos de los productos de la dieta mediterránea. Especialmente el aceite, pero también el jamón o el queso.

Desde una parte de la industria alimentaria, han advertido sobre sus consecuencias negativas para el negocio y reclamado retrasar su aprobación hasta que la Comisión Europea adopte una posición común para armonizar el sistema de etiquetaje. Una posición que ha hecho suya Agricultura, frenando los planes de Consumo, que buscaba sacar adelante esta medida antes de que acabase el año. El arranque del ciclo electoral amenaza la paz dentro del Consejo de Ministros azuzando las diferencias entre los socios de la coalición.

El campo no se toca. A las puertas de que se inicie la campaña en Castilla y León, el PSOE ha sacado su perfil más rural y en defensa de la agricultura frente al responsable de Consumo, Alberto Garzón. Ferraz y la parte socialista del Ejecutivo se han levantado en pie de guerra desautorizando al ministro morado tras criticar en una entrevista con el diario británico ‘The Guardian’ las macrogranjas “contaminantes” que exportan carne “de peor calidad" procedente "de animales maltratados”. El texto se publicó el pasado 26 de diciembre, pero los socialistas no se han posicionado hasta que el candidato del PP a la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, avivase la polémica este martes situándola en el centro de la precampaña y pidiendo la dimisión del ministro. En privado, tampoco se había trasladado con anterioridad a la desautorización ningún reproche ni petición de explicaciones, solo 'a posteriori' hubo una conversación entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la líder del sector de Unidas Podemos en el Gobierno, Yolanda Díaz.

Animales Partido Popular (PP) Maltrato animal Industria alimentaria Agricultura
El redactor recomienda