Es noticia
Menú
Presos de ETA celebran los acercamientos: “Es otro mundo comparado con Andalucía”
  1. España
Conversaciones de los etarras en prisión (II)

Presos de ETA celebran los acercamientos: “Es otro mundo comparado con Andalucía”

Las comunicaciones revelan la alegría de los reclusos por el fin de la dispersión y nuevas exigencias como ser reagrupados: “Pudiste hablar con el director y al día siguiente nos juntaron”

Foto: Sare y Etxerat dicen que la hoja de ruta de los presos de ETA está marcada. (EFE)
Sare y Etxerat dicen que la hoja de ruta de los presos de ETA está marcada. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los presos de ETA celebran con entusiasmo el fin de la política de dispersión puesto en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez. A pesar de que en público sus portavoces y plataformas afines mantienen las exigencias de dar más pasos, los reclusos verbalizan en sus conversaciones en prisión su satisfacción por los traslados a cárceles más próximas a su domicilio. Lo consideran “otro mundo” en comparación, por ejemplo, con los centros penitenciarios de Andalucía.

“Es que yo, personalmente, comparando esto con Andalucía es otro mundo, aquí se está bien y en los módulos de respeto y eso, se vive bien”. Así se expresaba en una de las conversaciones a las que ha tenido acceso El Confidencial el preso de ETA Manuel Miner Villanueva, condenado a casi 100 años de cárcel por el asesinato en 2001 del 'ertzaina' Iñaki Totorika. Corría el mes de junio pasado y acababa de llegar a la cárcel palentina de Dueñas procedente del centro penitenciario de Albolote, en Granada.

La persona con la que compartía su alegría era uno de los contactos habituales de los presos de ETA, el exconsejero de Justicia del Gobierno vasco Joseba Azkarraga. Actualmente, es el portavoz de Sare, una plataforma que en los últimos años capitaliza la mayoría de actos de la izquierda 'abertzale' en apoyo de los internos terroristas, como la gran marcha anual prevista para este fin de semana. Por razón de la pandemia, las concentraciones esta vez se repartirán por varias localidades. Sare estuvo también detrás de los actos de homenaje a los internos realizados en fin de año en varios puntos del País Vasco y Navarra. Este lunes han recibido el apoyo del expresidente huido de Cataluña, Carles Puigdemont, quien ha denunciado la "vulneración" de derechos de los internos de la organización criminal.

Foto: Imagen de la gran manifestación en favor de los presos de ETA de 2020 que espera reeditar el sábado la izquierda 'abertzale'. (EFE)

Azkarraga visitó varias cárceles en 2021 para entrevistarse con reclusos de la banda terrorista disuelta en 2018. Tal y como ha desvelado este periódico, compartía con los reclusos información sobre las gestiones al más alto nivel que estaban realizando tanto el Gobierno vasco como el Ejecutivo central en materia penitenciaria. Entre otras cosas, abordaba los márgenes para acelerar excarcelaciones, daba consejos sobre cómo lograr acercamientos al País Vasco o trasladaba el contenido de sus reuniones con representantes del PNV.

"Lo que queremos es que nos pongan en dos módulos y al que solicite el traslado [dentro de la propia cárcel] que se le conceda"

Para los presos, Azkarraga es una persona en la que confiar. Le dan las gracias por su papel y le piden que interceda ante ellos para mejorar su situación en la cárcel. Del contenido de las charlas se aprecia que el portavoz de Sare también tiene interlocución directa con la dirección de las prisiones. “Otra cosa, ¿te han comentado estos? [Por el resto de internos que ya había visitado]”, le preguntó el etarra.

Azkarraga ya supo a qué se refería el preso. “El módulo de respeto. Voy a trasladarle a David (...) me lo han comentado los otros y se lo voy a plantear”, le contestó. En la conversación no se ofrecen más detalles sobre quién es esa persona a la que identifica como “David”. Los módulos de respeto son espacios en las cárceles donde se ubica a presos que gozan de cierta confianza de la prisión. Están autogestionados por los propios reclusos en un régimen de vida penitenciaria más flexible, con menor presencia de funcionarios.

Lo que quería el preso etarra era hacer presión y lograr juntar a los integrantes de ETA dentro de la prisión. “Ahora estamos bastante dispersados, dos en un módulo, otros dos en otro y tres no sé qué”, se quejó Miner Villanueva. Azkarraga respondió solícito a todas las peticiones del recluso terrorista: “Bueno, yo lo voy a comentar”, “espero que”, “yo se lo planteo ahora”, “ahora hago la gestión”...

"En Albolote [Granada] estábamos de dos en dos y hablamos contigo y, joder, que tú pudiste hablar con el director y al día siguiente nos juntaron"

“Yo les comenté a estos —insistió el asesino de Totorika—, lo que queremos es que nos pongan en dos módulos y al que solicite el traslado [dentro de la propia cárcel] que se le conceda. Pues eso, ‘yo quiero estar en el módulo’, pues que se le mueva”. Del contenido de la conversación se desprende el poder de mediación de Azkarraga ante la dirección de algunas cárceles y cómo sus gestiones ya han dado buenos resultados otras veces: “Ya les comenté que en Albolote estábamos de dos en dos y hablamos contigo y, joder, que tú pudiste hablar con el director y al día siguiente nos juntaron. Y pensamos, pues vamos a comentarle a Joseba”.

En la cárcel de Palencia hay en torno a una decena de presos de ETA. Entre ellos está Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias ‘Gadafi’, condenado por matar al niño de dos años Fabio Moreno. En las conversaciones a las que ha tenido acceso este periódico, se aprecia el conocimiento profundo que tiene el portavoz de Sare respecto a la situación de cada interno. Maneja con soltura los datos de cuántos están en primer, segundo y tercer grado. También de cuántos están ya en cárceles del País Vasco, donde según comenta a los reclusos se les va a aplicar una política penitenciaria nueva o que su estancia lejos de casa es solo provisional. En el momento de su visita a Palencia había, según sus datos, unos 35 presos ya en Euskadi.

"Hay que sacarle cuanto antes"

En ese momento, faltaban solo cuatro meses para que la comunidad autónoma asumiera las competencias penitenciarias. El Gobierno ha confirmado el fin de la dispersión de presos de ETA en 2021, un año en el que se han llevado a cabo 143 acercamientos, el 49% de los 288 autorizados desde la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno a mediados de 2018. Según los datos de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), desde el pasado mes de julio ningún preso etarra está ya en cárceles al sur de Madrid y en los últimos 12 meses para 70 se ha aprobado el traslado al País Vasco, así como para otros nueve a Navarra.

"Los conozco bien porque he estado allí [cárceles andaluzas]. Tienes, por ejemplo, a Etxebarria, que a ese hay que sacarle cuanto antes de allí"

Azkarraga aprovechó el viaje a Palencia para entrevistarse también con el etarra Jon Bienzobas, alias ‘Karaka’, condenado por matar al expresidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente. Con él abordó, entre otras cosas, la situación de algunos presos que todavía estaban en las cárceles de Andalucía, históricamente reservadas a los miembros de ETA más irredentos. Su previsión es que serían acercados próximamente, como así fue.

“Yo tengo la percepción —le dijo Azkarraga— de que los cinco que quedan en Puerto [Cádiz] y uno en Sevilla este mes… El viernes habrá, me imagino ¿eh? Si van con la misma carencia de movimientos, ya en junio… antes de verano, de julio...”. Se refería al ritmo de acercamientos que ha puesto en marcha el Ministerio del Interior, que dirige el ministro Fernando Grande-Marlaska. Habitualmente, anuncian los traslados de presos de etarras cada viernes.

“Yo a los cinco esos —contestó el etarra Bienzobas— los conozco bien porque he estado allí con ellos. No son los cinco iguales. Está Txikito [Iñaki Bilbao] por una parte y Dani [Pastor] por otra parte. Pero tienes, por ejemplo, a Etxebarria [Puerto III], que a ese hay que sacarle cuanto antes de allí”. Los dos primeros son representantes del ala más dura de los presos, considerados disidentes por el colectivo de presos de ETA oficial por abrazar las consignas del sector crítico con la izquierda 'abertzale' institucional que encabeza Otegi y a la que acusan de haber traicionado los objetivos históricos de la banda en las prisiones, como la amnistía total para todos. Efectivamente, tal y como avanzó Azkarraga, en verano fueron todos acercados.

Los presos de ETA celebran con entusiasmo el fin de la política de dispersión puesto en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez. A pesar de que en público sus portavoces y plataformas afines mantienen las exigencias de dar más pasos, los reclusos verbalizan en sus conversaciones en prisión su satisfacción por los traslados a cárceles más próximas a su domicilio. Lo consideran “otro mundo” en comparación, por ejemplo, con los centros penitenciarios de Andalucía.

ETA (banda terrorista) Presos etarras Pedro Sánchez Ministerio del Interior Ertzaintza Delincuencia Terrorismo Fernando Grande-Marlaska PNV
El redactor recomienda