Es noticia
Menú
Sánchez aleja restricciones comunes a la espera de otra reunión con las CCAA
  1. España
DEJA LA INICIATIVA EN MANOS DE LAS AUTONOMÍAS

Sánchez aleja restricciones comunes a la espera de otra reunión con las CCAA

Fuentes del Gobierno reconocen que no hay ninguna fecha prevista para convocar una nueva Conferencia de Presidentes, tras acordar que se celebrarían "reuniones periódicas" durante la sexta ola

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Rodrigo Jiménez)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Rodrigo Jiménez)

El Gobierno no tiene urgencia en convocar una nueva reunión de la Conferencia de Presidentes para coordinar medidas comunes contra la sexta ola del coronavirus. En el encuentro celebrado el pasado miércoles entre el Ejecutivo y las comunidades autónomas, se evitó un endurecimiento de las restricciones, más allá de recuperar la obligatoriedad de las mascarillas en exteriores y acelerar el proceso de vacunación con la tercera dosis, pero se dejó la puerta abierta a tomar más medidas en función de la evolución de los contagios y los ingresos hospitalarios. Para ello, se acordó seguir celebrando "reuniones periódicas" mientras durase la sexta ola. Informalmente, se propuso un plazo máximo de 10 días.

A las puertas de las celebraciones de Nochevieja y con la incidencia acumulada por encima de los 1.200 casos por cada 100.000 habitantes, el Ejecutivo no prevé realizar ninguna convocatoria antes de final de año y tampoco descarta dejar el próximo foro con los presidentes autonómicos para después de Reyes. Fuentes del Gobierno indican que esta cuestión se abordará en el Consejo Interterritorial, pero reconocen que no hay ninguna fecha sobre la mesa. La anterior cita se convocó con un margen de cinco días y en esta ocasión tampoco se vislumbra que el presidente del Gobierno tenga prisa por volver a reunirse con los presidentes autonómicos para trazar una estrategia conjunta.

Ómicron nos vuelve a meter en casa en Nochevieja

El mantra del Gobierno sigue siendo el de "vacunación y mascarillas", dejando en manos de cada comunidad autónoma la decisión de adoptar restricciones durante las fiestas de Navidad. "Nosotros apoyamos a las comunidades autónomas en su toma de decisiones. Son las que mejor conocen la situación, tanto asistencial como de la evolución propia de la pandemia", argumentaba este martes tras el Consejo de Ministros la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. "Prevención y responsabilidad", se limitaba a recomendar, para concluir que el objetivo que se marca el Gobierno se centra en acelerar la vacunación con la tercera dosis.

En este contexto, siete comunidades del norte peninsular han formado un frente común para coordinar restricciones en la hostelería y el ocio nocturno de cara a evitar fiestas masivas y grandes aglomeraciones en Nochevieja (Galicia, Asturias, Cantabria, Euskadi, Navarra, Aragón y La Rioja). Se suman así a Cataluña y Murcia, que ya habían adoptado previamente medidas en este sentido.

Foto: Cientos de personas esperan para hacerse un test en Murcia (EFE/Guillén)

La iniciativa propia de las comunidades autónomas, llegando al punto de realizar una inédita coordinación entre ellas ante la falta de directrices del Gobierno central, resta presión sobre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, para adelantar la Conferencia de Presidentes. Este lunes, desde La Palma, Sánchez insistía en "perseverar" en la vacunación y aludía a la unidad institucional como apoyo del Ejecutivo central a las medidas adoptadas por cada comunidad autónoma.

En el Ejecutivo, reconocen que el pico en la presión hospitalaria por esta sexta ola todavía está por llegar, si bien el presidente del Gobierno tiraba de los datos científicos para definir la variante ómicron como más contagiosa pero con efectos menos graves. La evolución de la pandemia, no solo atendiendo a los contagios, sino principalmente a la presión hospitalaria, condicionará las decisiones del Ejecutivo respecto a un posible endurecimiento de las restricciones tras la Navidad.

Foto: Una sanitaria vacuna a una mujer en la Comunidad de Madrid. (EFE/David Fernández)

Con todo, los mensajes que imperan en Moncloa van acompañados en todo momento por la palabra 'prudencia', a la espera de cómo evolucione una situación que consideran muy distinta de la de otras olas debido al avance de la vacunación. En los días que quedan de año, se busca tener al 80% de la población de entre 60 y 69 años vacunado con la dosis de refuerzo. El siguiente hito es que la dosis de refuerzo alcance también al 80% de la población de entre 50 y 59 años en la semana del 24 de enero. Para ello, se están reforzando los dispositivos con equipos de las Fuerzas Armadas, habilitando, asimismo, los hospitales de la Red Sanitaria Militar como centros de vacunación.

En la reunión del Consejo Interterritorial de este miércoles, está previsto rebajar la cuarentena de los positivos por covid asintomáticos de 10 a cinco días. Una medida que coincide con el anuncio en la misma línea de este lunes del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU. Según este organismo, se trata de una decisión con aval científico y permite evitar las carencias de recursos humanos en servicios esenciales. La Comunidad de Madrid y Andalucía ya se han mostrado a favor de esta medida.

El Gobierno no tiene urgencia en convocar una nueva reunión de la Conferencia de Presidentes para coordinar medidas comunes contra la sexta ola del coronavirus. En el encuentro celebrado el pasado miércoles entre el Ejecutivo y las comunidades autónomas, se evitó un endurecimiento de las restricciones, más allá de recuperar la obligatoriedad de las mascarillas en exteriores y acelerar el proceso de vacunación con la tercera dosis, pero se dejó la puerta abierta a tomar más medidas en función de la evolución de los contagios y los ingresos hospitalarios. Para ello, se acordó seguir celebrando "reuniones periódicas" mientras durase la sexta ola. Informalmente, se propuso un plazo máximo de 10 días.

Coronavirus
El redactor recomienda