Es noticia
Menú
El Rey reivindica los 40 años de democracia y el europeísmo ante los "tiempos de cambio"
  1. España
Mensaje de Navidad 2021

El Rey reivindica los 40 años de democracia y el europeísmo ante los "tiempos de cambio"

Felipe VI pone en valor los grandes consensos y el "sentido de la historia" para la vida pública. Destaca también la "subida de los precios", el "coste de la energía" y las dificultades para encontrar empleos estables

Foto: El rey Felipe VI pronuncia su tradicional mensaje de Nochebuena. (EFE Ballesteros)
El rey Felipe VI pronuncia su tradicional mensaje de Nochebuena. (EFE Ballesteros)

El octavo mensaje de Navidad de Felipe VI desde su proclamación en 2014 estuvo centrado en una reivindicación de las cuatro décadas de democracia y de los valores de la Constitución. Sin olvidar, por supuesto, a la pandemia, al avance de la campaña de vacunación, a la situación económica y a los retos que le esperan a la sociedad española. Un discurso en una clave diferente a la del año pasado, donde todas las miradas estaban puestas en la situación judicial del emérito. Este 2021, el Rey no ha hecho mención alguna a las circunstancias que rodean a su padre y sí ha lanzado un mensaje de optimismo ante los "tiempos de cambio" que vienen.

La idea central del mensaje de don Felipe fue la defensa de los valores democráticos que, durante los últimos 40 años, "nos han forjado como una sociedad fuerte y responsable". Para el Rey, "nuestros valores cívicos, junto al talento, la vitalidad y la energía que tenemos en la industria, en los servicios o en el campo", son los que "deben estar muy presentes en la construcción de nuestro futuro".

"Sentido de la historia"

"Cuatro décadas de democracia y libertad", que abrieron la Transición, y que han provocado un "extraordinario" y "profundo" cambio en España, dijo don Felipe. Una "transformación", añadió, "que no ha sido fruto de casualidad"; "se ha basado en el esfuerzo y el sacrificio de muchas personas, de millones de españoles". Y que "se ha debido a muchas razones: sentido de la historia, grandes acuerdos, generosidad, responsabilidad y visión de futuro".

El Rey también hizo una defensa férrea de la Constitución, el texto que "simboliza y representa" el "gran proyecto de transformación" que ha experimentado España en estos 40 años. Con la carta magna, recordó, "nos integramos plenamente en las democracias occidentales". Aprovechó este momento para lanzar un mensaje a los dirigentes políticos ante las escenas de tensión en los últimos días en el arco parlamentario, remarcando que su "espíritu [el constitucional] nos convoca a la unidad frente a la división, al diálogo y no al enfrentamiento, al respeto frente al rencor, al espíritu integrador frente a la exclusión; nos convoca permanentemente a una convivencia cívica, serena y en libertad".

El Rey: "La Constitución ha sido y es la viga maestra que ha favorecido nuestro progreso"

"La Constitución ha sido y es la viga maestra que ha favorecido nuestro progreso, la que ha sostenido nuestra convivencia democrática frente a las crisis, serias y graves de distinta naturaleza, que hemos vivido, y merece por ello respeto, reconocimiento y lealtad", reclamó el Rey.

En esa "gran tarea" de modernización, don Felipe mencionó que "las instituciones tenemos la mayor responsabilidad". Mientras a nivel político continúa sin haber acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial, el jefe del Estado destacó que "debemos tener siempre presente los intereses generales y pensar en los ciudadanos, en sus inquietudes, en sus preocupaciones, estar permanentemente a su servicio y atender sus problemas". Y añadió: "Debemos estar en el lugar que constitucionalmente nos corresponde; asumir, cada uno, las obligaciones que tenemos encomendadas; respetar y cumplir las leyes y ser ejemplo de integridad pública y moral".

Aludió también a la búsqueda de acuerdos. "El entendimiento y la colaboración son actitudes necesarias que dignifican las instituciones; más aún, las fortalecen, porque generan la confianza de los ciudadanos", destacó. Y pidió que "las diferencias de opinión" no impidan "consensos que garanticen una mayor estabilidad, mayor bienestar en los hogares y den la necesaria tranquilidad a las familias ante su futuro". También destacó que "podemos sentirnos especialmente satisfechos" del proceso de vacunación en España.

Precios, energía y empleo estable

Este "de dónde venimos" de don Felipe fue precedido por una llamada al optimismo pese a que aún el "escenario" sigue "lleno de incertidumbres y de contrastes". El jefe del Estado recordó, en este sentido, que "muchos ciudadanos continúan padeciendo las consecuencias sociales, económicas y también emocionales" —en referencia a la salud mental— derivadas de la pandemia. Puso de relieve que "nuestra economía ha vuelto a crecer" y que la situación del empleo se ha recuperado gracias a los ERTE. Pero también alertó de que "ha aumentado el número de personas en situación de vulnerabilidad" y puso de relieve la "preocupación en muchos hogares por la subida de los precios, el coste de la energía o por las dificultades para encontrar un empleo estable, especialmente entre los jóvenes". Las nuevas generaciones siempre están presentes en los mensajes navideños del Rey.

Foto: El rey Felipe VI pronuncia su tradicional mensaje de Nochebuena. (EFE Ballesteros) Opinión
El Rey y sus cinco avisos
José Antonio Zarzalejos

Felipe VI pidió a los españoles no caer en el "pesimismo" ni dejarse llevar por el "pesimismo". "Creo, por el contrario, que debemos reaccionar", apuntó. "Tomar la iniciativa e intentar ir por delante de los acontecimientos", adaptándonos "rápidamente a los cambios, teniendo siempre claro nuestros grandes objetivos y prioridades como país". El monarca afirmó que "todos deseamos una sociedad avanzada en lo económico y social, con empleo estable y digno, y con un estado del bienestar sólido", que "siga impulsando la igualdad entre hombres y mujeres" y que "esté a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático".

Don Felipe consideró que estos "desafíos" suponen para España "una auténtica encrucijada", pero también mencionó que son "una oportunidad histórica" para "actualizar y modernizar nuestro país, manteniéndonos firmes en nuestros principios democráticos y en los valores que inspiran nuestra convivencia". Otra referencia a los 40 años de democracia. "En lo que hagamos o decidamos de ahora en adelante está en juego que podamos seguir progresando junto a las naciones más avanzadas o que perdamos el paso en nuestro camino". El reto es ingente.

La "ocasión única" de los fondos europeos

Felipe VI también habló del europeísmo, destacando los "valores democráticos que nos ofrecen un marco institucional de estabilidad, de seguridad y de confianza". Y "de nuevas oportunidades". En este sentido, mencionó los fondos europeos, de los que España será el país pionero en beneficiarse del primer desembolso ordinario, como "una ocasión única que no podemos desaprovechar". La ayuda comunitaria, dijo, servirá para avanzar en la "modernización de nuestro país y de nuestras empresas" hacia "una economía cada vez más digital, más verde y más inclusiva".

La Palma y la situación sanitaria

El Rey quiso arrancar su mensaje de Navidad aludiendo a los ciudadanos de La Palma, destacando que "hoy nuestro corazón y nuestro pensamiento siguen con vosotros". "Contáis con el trabajo y el compromiso de todas las administraciones para que podáis reconstruir, cuanto antes, vuestras vidas, vuestra economía y rehacer así vuestros proyectos con ilusión".

Foto: El rey Felipe VI pronuncia su tradicional mensaje de Nochebuena. (EFE Ballesteros) Opinión

Sobre la evolución de la situación sanitaria, en pleno incremento de los contagios, don Felipe dijo que "el riesgo no ha desaparecido" y que, por tanto, "debemos seguir teniendo cuidado, protegernos y actuar con la mayor responsabilidad individual y colectiva". Mencionó la labor, como es habitual, de los trabajadores públicos y, especialmente, al personal sanitario: "Les damos inmensas gracias".

Datos del mensaje de 2021

El mensaje de Navidad del Rey ha durado 12 minutos y 28 segundos y ha estado compuesto por 1.554 palabras. Se grabó en sala del Palacio de la Zarzuela contigua al Salón de Audiencias. El jefe del Estado vestía traje azul marino, camisa blanca con rayas finas y corbata.

A la derecha de don Felipe se podía ver una fotografía enmarcada de la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, en su primer acto sin la presencia de los Reyes. Fue una visita a la reserva de la biosfera de Montejo de la Sierra (Madrid) junto a un grupo de jóvenes europeos. También se podía observar el volumen de 'Constituciones Españolas' (1812/1978), edición del BOE y la 'Biblioteca Nacional de España, 300 años haciendo historia'. A la izquierda del monarca se situó un misterio con el nacimiento del Niño Jesús, la Virgen María y San José, de la colección privada de Zarzuela y un árbol de Navidad. En las paredes colgaban dos cuadros de arte contemporáneo, de la colección de Patrimonio Nacional, uno de Sarah Grilo y otro de Albert Ràfols-Casamada.

En la sala también se colocaron mesas de cristal sobre las que se apoyaron otras fotografías recuerdo de distintos momentos de la vida de la Familia Real en diferentes años (los Reyes, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía en un verano en Marivent, el Rey en intervenciones en la ONU y en el Parlamento Europeo) y en el suelo maceteros con flores de Pascua.

El octavo mensaje de Navidad de Felipe VI desde su proclamación en 2014 estuvo centrado en una reivindicación de las cuatro décadas de democracia y de los valores de la Constitución. Sin olvidar, por supuesto, a la pandemia, al avance de la campaña de vacunación, a la situación económica y a los retos que le esperan a la sociedad española. Un discurso en una clave diferente a la del año pasado, donde todas las miradas estaban puestas en la situación judicial del emérito. Este 2021, el Rey no ha hecho mención alguna a las circunstancias que rodean a su padre y sí ha lanzado un mensaje de optimismo ante los "tiempos de cambio" que vienen.

Rey Felipe VI Inflación Pandemia Cambio climático Estado del bienestar ONU Parlamento Europeo Unión Europea
El redactor recomienda