Es noticia
Menú
Sánchez matiza ahora el uso obligatorio de mascarillas y establece excepciones
  1. España
ANTE LA EXPLOSIÓN DE CASOS

Sánchez matiza ahora el uso obligatorio de mascarillas y establece excepciones

El Ejecutivo descarta duras restricciones para frenar la sexta ola. Además de recuperar el elemento de protección, el Ejército se sumará a las labores de vacunación y rastreo

Foto: Pedro Sánchez llega al Senado. (EFE)
Pedro Sánchez llega al Senado. (EFE)

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba esta tarde el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores, pero horas después, ante la avalancha de críticas que se desataron, ha anunciado una serie de excepciones que suavizan dicha obligación. Es una de las medidas que el jefe del Ejecutivo ha trasladado al resto de mandatarios regionales en el seno de la Conferencia de Presidentes extraordinaria para abordar la explosión de contagios ligados a la sexta ola, según han informado a El Confidencial fuentes de Moncloa.

"Se establece la obligatoriedad de uso de mascarillas en exteriores", informaban fuentes gubernamentales a primera hora de la tarde. Era una de las limitaciones que habían reclamado varias comunidades, entre ellas, País Vasco, Navarra, Andalucía, Castilla y León, Galicia y Canarias, pero que había sido descartada por los técnicos. A última hora de la tarde Sánchez anunciaba una serie de "salvedades": practica de deporte al aire libre o estar en espacios naturales, como el monte o la playa, o reuniones con la unidad familiar. Si son personas ajenas a ese grupo de convivencia y hay distancia de 1,5 metros tampoco será obligatorio.

La legislación en vigor ya contempla el uso obligatorio de mascarillas "en cualquier espacio al aire libre en el que por la aglomeración de personas no resulte posible mantener una distancia mínima de 1,5 metros, salvo grupos de convivientes". Y recoge también las excepciones para los deportes al aire libre: "En el caso de que, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilal resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias".

Un Consejo de Ministros aprobará este jueves la medida, justo la víspera de Nochebuena. Entrará en vigor el mismo 24 a la espera de conocer la letra pequeña en el Boletín Oficial del Estado. Y en un intento de aplacar las críticas de la oposición y de algunos de sus socios parlamentarios por su falta de liderazgo y por la tardanza en convocar el encuentro, a 48 horas de las Navidades, Sánchez propone la celebración de reuniones periódicas de este foro, cada diez días, mientras los casos estén disparados.

Foto: Decenas de personas pasean por un mercadillo navideño situado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. (EFE/Ana Escobar)

La batería de medidas que el Gobierno ha trasladado a las regiones confirma lo que venían repitiendo fuentes de Moncola en los últimos días, que no habría restricciones duras para frenar la explosión de positivos y el avance de ómicron y que el llamamiento a la vacunación sería el eje clave de la intervención de Sánchez. España batió ayer el récord de casos notificados en una jornada con 49.823, y la incidencia acumulada escaló hasta los 700 casos por cada 100.000 habitantes, tras subir 86 puntos en un sólo día. La diferencia entre lo propuesto por el Ejecutivo y lo plantado por algunas comunidades, como Cataluña, que ha vuelto a pedir autorización judicial para implantar un toque de queda, es abismal.

Lo expuesto por Sánchez se sitúa en la línea de lo defendido en los últimos días por la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, partidaria de no imponer ningún nuevo cierre que afecte a la economía y al día a día de la población. Así, el Gobierno ha descartado las propuestas planteadas por los técnicos del Ministerio de Sanidad, que llevan todo el mes trabajando con varios documentos. En el último borrador, se establecía para un nivel de riesgo 3, en el que ahora se encuentran ocho comunidades, limitar el aforo de la hostelería a un 50% y el cierre de las discotecas. En un escenario 4, en el que se sitúan varias provincias, los restaurantes no podrían servir en el interior. Pero todas estas recomendaciones han sido ignoradas.

Por tanto, además de la vuelta de la mascarilla obligatoria en exteriores, se reforzarán los equipos de vacunación con efectivos del Ejército y se pondrá a disposición de las regiones la red sanitaria militar. Uno de los objetivos principales del Ejecutivo es impulsar la campaña de administración de la tercera dosis ante los estudios que aseguran que sólo dos pinchazos no son protección suficiente para frenar la expansión de la nueva variante ómicron. Es una reflexión ampliamente compartida por las comunidades, si bien todavía no ha trascendido si se levantará el límite de seis meses desde que se recibió el segundo pinchazo para obtener el tercero, una medida planteada por Galicia.

Foto: Medidas anticovid. (EFE/Rolex Dela Pena)

Se ha establecido el objetivo de que aquí y hasta finales de año, el 80% de la población entre 60 y 69 años tenga la dosis de refuerzo. Que ese mismo porcentaje se alcance en la franja que va de los 50 a los 59 años el 24 de enero, y la primera semana de marzo en el caso del colectivo que tiene entre 40 y 49 años. Para los menores de 11 años, la meta fijada es alcanzar un 70% con la primera dosis el próximo 7 de febrero y ese mismo umbral, pero con pauta completa, el 19 de abril.

Reforzar el sistema

La propuesta de Sánchez también recoge un plan de acción en atención primaria y comunitaria, con el objetivo de “aumentar el número de profesionales sanitarios disponibles y mejorar sus condiciones laborales, reduciendo la temporalidad por debajo del 8%”. Para este cometido, los Presupuestos del próximo año destinarán una partida de 292 millones de euros. La mayor parte de esta cuantía, según las mismas fuentes, se transferirá a las comunidades autónomas. El presidente además prevé reforzar las plantillas con la "contratación de personal jubilado y prejubilado" y permitiendo la incorporación de "profesionales con título de especialista obtenido en Estados no miembros de la UE".

Foto: Tercera dosis. (EFE)

También, y como ha anunciado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, esta mañana en el Congreso, ante la escasez de autotest de antígenos, se va a permitir la venta en farmacias de las pruebas de uso profesional. Y como acordó ayer la Comisión de Salud Pública, las personas que hayan tenido contacto estrecho con un positivo y cuenten con la pauta completa, no deberán guardar cuarentena, aunque sí extremar sus contactos. Y a partir del 1 de febrero, de acuerdo a lo establecido por la Comisión Europea, el certificado covid tendrá una validez de 9 meses desde la fecha de administración de la última dosis.

Sánchez ha comunicado a los presidentes autonómicos que este jueves se celebrará un Consejo de Ministros extraordinario y monográfico para aprobar el Real Decreto-Ley del Ministerio de Sanidad con todas estas medidas. Además, el jefe del Ejecutivo ha comunicado que prevé convocar Conferencias de Presidentes periódicas mientras dure esta sexta ola.

No es suficiente

Varias comunidades ya han mostrado su disconformidad con lo planteado por el presidente del Gobierno. Los dirigentes de Galicia, País Vasco, Cataluña y Andalucía han replicado a Sánchez que la vuelta de la mascarilla obligatoria en la calle y el impulso de la campaña de vacunación no es suficiente para hacer frente a la crecida de casos. El gallego Alberto Núñez Feijóo (PP) y el andaluz Juan Manuel Moreno (PP) han vuelto a reclamar una ley de pandemias, mientras que Iñigo Urkullu (PNV), como ya avanzó el lunes, ha pedido un marco jurídico que permita a las regiones la adopción de limitaciones sin tener que estar al albur de los tribunales superiores de justicia. El presidente del País Vasco además ha propuesto que, en el conjunto del país, se paralice la actividad de la hostelería y el ocio nocturno en Nochebuena y Nochevieja.

El catalán Pere Aragonès (ERC), que previamente había reclamado que las medidas previstas en su comunidad, entre ellas el toque de queda, se extendiesen a la totalidad de España o al menos a los territorios más próximos, ha visto como su planteamiento ha caído en saco roto. El planteamiento del Gobierno siempre ha sido el de alejar el fantasma de las restricciones duras.

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba esta tarde el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores, pero horas después, ante la avalancha de críticas que se desataron, ha anunciado una serie de excepciones que suavizan dicha obligación. Es una de las medidas que el jefe del Ejecutivo ha trasladado al resto de mandatarios regionales en el seno de la Conferencia de Presidentes extraordinaria para abordar la explosión de contagios ligados a la sexta ola, según han informado a El Confidencial fuentes de Moncloa.

Pandemia Pedro Sánchez