El adelanto en CyL coge al PSOE en caída en los sondeos y a Podemos e IU sin alianza
  1. España
ELECCIONES EL 13 DE FEBRERO

El adelanto en CyL coge al PSOE en caída en los sondeos y a Podemos e IU sin alianza

Los tiempos de la plataforma que pretende impulsar Yolanda Díaz se escapan a la convocatoria electoral en un territorio donde la izquierda está fragmentado las candidaturas

Foto: El presidente de la Junta de Castilla y León y Fernández Mañueco. (EFE/ J. Casares)
El presidente de la Junta de Castilla y León y Fernández Mañueco. (EFE/ J. Casares)

El adelanto electoral en Castilla y León para el próximo 13 de febrero ha cogido a toda la izquierda con el pie cambiado. Los socialistas, liderados por Luis Tudanca, están lejos de volver a ser la primera fuerza, según coinciden en señalar las encuestas realizadas hasta la fecha, mientras que el frente amplio que aspira a impulsar Unidas Podemos está sin construir.

Ni siquiera se ha cerrado el proceso entre Podemos e IU para explorar una alianza, después de que concurriesen por separado en los últimos comicios. Por el contrario, el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, se situaría primero, según los sondeos, ganando apoyos y asegurándose un trasvase de los votos que en 2019 fueron a parar a Ciudadanos. Hasta el punto de que el popular aspira a una mayoría absoluta en las urnas que le permita gobernar en solitario, sin tener que depender de Vox.

Foto: Mañueco junto a Francisco Igea. (EFE/Nacho Gallego)

La coalición electoral entre Podemos e IU, así como su hipotético candidato, está en el aire. Las direcciones autonómicas vienen arrastrando profundas diferencias durante los últimos años, si bien el cambio de liderazgo en IU con el nombramiento de Juan Gascón, en sustitución de José Sarrión, ha ido acompañado también de un acercamiento a los morados. Según fuentes de la dirección del partido, "lo previsible" es que se cierre un acuerdo con Podemos, aunque reconocen las dificultades en este territorio. Con todo, el objetivo pasa sumar incluso a más actores políticos y sociales, pese a lo apretado del calendario. El propio Gascón accedió al cargo con el compromiso de trabajar por "construir un espacio político con Podemos y con otros agentes sociales".

Desde la dirección de la formación morada en Castilla y León, Pablo Fernández ha insistido en la misma línea mostrando su optimismo de cara a las elecciones del 13 de febrero en esta comunidad y que se conforme así "el primer paso del frente amplio". Los tiempos de la nueva plataforma que pretende liderar Yolanda Díaz están más orientados a las generales que a comicios autonómicos, y su objetivo pasaba por iniciar un "proceso de escucha" el próximo mes de enero, una vez cerrada la negociación sobre la reforma laboral. Esta convocatoria abrirá el ciclo electoral y la pretensión de los morados es que Díaz acelere su calendario para servir de paraguas en la cita con las urnas en Castilla y León, a las que seguirán las andaluzas, previsiblemente en junio.

Foto: El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (EFE/Victor Lerena) Opinión

La decisión de Mañueco de convocar elecciones anticipadas ha sido duramente criticada por los partidos que forman parte del Gobierno de coalición. Si bien ambos repiten el mantra de que están "preparados" y anticipan un vuelco en la Junta de Castilla y León, la tesis común que refuerza la fortaleza del dirigente del PP es que el presidente ha priorizado el interés electoral al interés general. "Mañueco se ha movido por intereses que no son los intereses generales de su comunidad, sino intereses totalmente partidistas. No piensa en los ciudadanos de Castilla y León, sino únicamente en su interés electoral", afeaba el portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, este lunes desde Ferraz. El líder de Podemos en Castilla y León y procurador en las Cortes, Pablo Fernández, lanzaba un mensaje similar desde la sede del partido morado, asegurando que la decisión del adelanto se debe al hecho de que al presidente popular solo le preocuparían las "cuentas electorales" anteponiendo sus cálculos "partidistas" a lo que le conviene a la ciudadanía.

La mayoría absoluta se sitúa en los 42 procuradores. En las pasadas elecciones, el PSOE fue la primera fuerza con 35, seguido del PP con 29. Mañueco logró ser investido gracias a los 13 representantes de Ciudadanos, con los que formó Gobierno de coalición. Populares y socialistas intercambiarían ahora posiciones, mientras que las encuestas apuntan a un impulso de Vox. Según el último sondeo de Metroscopia para Ical, los de Santiago Abascal serían imprescindibles para que Mañueco se revalidase al frente de la Junta de Castilla y León, al escalar hasta los 10 procuradores.

"Mañueco se ha movido por intereses que no son los intereses generales de su comunidad, sino intereses totalmente partidistas"

Esta misma encuesta otorga entre 34 y 37 procuradores a los populares y entre 27 y 29 a los socialistas. Unidas Podemos se quedaría en dos, al igual que Unión del Pueblo Leonés, mientras que Ciudadanos caería a uno. Otra encuesta de NC Report para 'La Razón' situaba a Mañueco al borde de la absoluta, con entre 38 y 40 escaños. Al PSOE le otorgaba entre 30 y 31. Vox se quedaría con entre seis y siete, Unidas Podemos con dos, UPL con entre uno y dos y Ciudadanos y Por Ávila con uno cada formación.

Ninguno de estos sondeos recoge la irrupción de la plataforma de la España Vaciada, Soria Ya!, que este lunes anunciaba su intención de dar el salto a la política y presentarse a las elecciones. Un escenario en el que venían trabajando durante meses. El adelanto, según han reconocido, les ha pillado "por sorpresa" y tendrán que centrarse durante las próximas semanas en elaborar las listas y preparar una candidatura que se presentará bajo el paraguas de la agrupación de electorales, siguiendo la estela de Teruel Existe.

Foto: La plataforma Soria ¡Ya! da el salto a la política. (EFE/Chema Moya)

Lo que tampoco recogen estas fotos fijas, realizadas el pasado mes de noviembre, es la actual situación sanitaria, en plena escalada de contagios por la sexta ola de la pandemia. Además de afectar a la participación, previsiblemente entre las franjas de edad más vulnerables al contagio que representan los mayores, principal caladero de los populares, la situación sanitaria se ha convertido ya en el principal campo de batalla abierto por la oposición para vaciar de argumentos el adelanto electoral. Mañueco lo justificó por pérdida de confianza en sus socios de Gobierno, Ciudadanos.

Los socialistas arremetieron contra una decisión "totalmente imprudente", mientras que los morados la tildaron de "irresponsable". "No es el mejor momento de paralizar una Administración autonómica a las puertas de que se aprueben los presupuestos del Estado que necesitan a las comunidades a pleno rendimiento para aprovechar los recursos de los fondos de recuperación", aseguraba el portavoz del PSOE, al tiempo que decía no entender la convocatoria debido "al momento sanitario". Fuentes de Unidas Podemos advirtieron sobre "el aumento de casos por la pandemia" para concluir que las elecciones "no están dictadas por el interés de la ciudadanía de Castilla y León, sino por los intereses del PP". El destituido vicepresidente autonómico, Francisco Igea, ha lanzado un dardo en esta línea comunicando que se incorporaba a su plaza de médico en el hospital de Palencia para estar "donde más se nos necesita".

Partido Popular (PP)
El redactor recomienda