Es noticia
Menú
Yolanda Díaz traza nuevas alianzas con los empresarios españoles: del Ibex a las pymes
  1. España
La audiencia con el Papa, "un hito"

Yolanda Díaz traza nuevas alianzas con los empresarios españoles: del Ibex a las pymes

Se relaciona bien con grandes 'popes' de los negocios aunque marca distancias con sectores como el de las eléctricas. Antón Costas juega un papel clave. Con CEOE y Foment mantiene un contacto fluido

Foto: Yolanda Díaz saluda a Antonio Garamendi. (EFE/Emilio Naranjo)
Yolanda Díaz saluda a Antonio Garamendi. (EFE/Emilio Naranjo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Yolanda Díaz se está rodeando de un grupo de empresarios, de todo tipo, en los prolegómenos del lanzamiento de su plataforma política. El "proceso de escucha" para dar forma al "proyecto de país", que la vicepresidenta segunda quiere impulsar una vez aprobada la reforma laboral, cuenta, por tanto, con dirigentes de la 'high class' empresarial a los que lleva cultivando desde que accedió al Gobierno. Desde algunos 'popes' del Ibex, madrileño y catalán, hasta la Corporación Mondragón, Díaz tiene redes lanzadas en distintos sectores para trazar nuevas alianzas. Los contactos, el trabajo y las relaciones con empresarios forman, por tanto, parte de su manera de trabajar en el marco de sus competencias. Tiene línea directa.

El proyecto de "expansión" de Díaz continuará a principios del año que viene. En Trabajo se acumulan las peticiones y van intentando encajarlas con viajes en agenda. El encuentro del Papa está marcado en rojo. Se pudo cerrar, explican desde el entorno de la vicepresidenta, tras una visita a Roma en octubre. El Vaticano tuvo una "actitud positiva". Y se concretó con una audiencia de la que saldrá una foto que se considera "un hito". El Papa no había recibido antes a solas a una vicepresidenta del Gobierno. Calviño mantuvo un encuentro con Francisco en un seminario, y no en solitario. Soraya Sáenz de Santamaría se reunió con el secretario de Estado, como antes lo hizo también María Teresa Fernández de la Vega y, después, Carmen Calvo.

Más allá del Papa, los empresarios son para Díaz una "parte esencial" de ese "proyecto de país" que quiere presentar. Lleva interlocutando con ellos desde enero de 2020, cuando tomó posesión de su cartera. Pero en marzo, con el confinamiento, empieza a hacerlo con mayor intensidad. Es en ese momento cuando la ministra de Trabajo comienza a cultivar a personas del entorno del Ibex 35 y conecta, de verdad, con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. Era lógico. En su departamento adquirió en esas semanas una categoría de "centralidad" política y económica y ambos, ministra y patronal, comenzaron a fraguar relaciones que hoy se mantienen, explican fuentes del entorno de la vicepresidenta segunda.

Foto: Héctor Illueca, vicepresidente segundo de la Generalitat, de Unidad Podemos.

Los ERTE ayudaron a que esa relación se consolidara. Se inició entonces una negociación con la patronal que Díaz quiso impulsar y respetar. Pedro Sánchez y Moncloa lo vieron también claro. En el entorno de la ministra citan el artículo 7 de la Constitución, que menciona específicamente a las asociaciones empresariales como actores en "la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que le son propios". "Supimos ver el rol de la CEOE y de Cepyme", rememoran. Solo hubo un tropiezo en esta relación fluida de Díaz con las pequeñas y medianas empresas: el apoyo que dio, junto a Begoña Gómez, al nacimiento de la asociación Conpyme, una organización competencia de las grandes patronales. La relación se recompuso rápidamente.

Escarrer, el turismo y los ERTE

Más tarde vino la negociación para prorrogar los ERTE y algunas se complicaron. Es entonces, en el verano de 2020, cuando empieza a congeniar con uno de sus mejores contactos en el panorama empresarial, Gabriel Escarrer. Se habla de una "relación privilegiada" entre la vicepresidenta segunda y el CEO de Meliá Hoteles y, a su vez, vicepresidente de Exceltur. Yolanda Díaz cuidó al turismo, a las agencias de viaje, al sector aeronáutico y conformó un nexo con Escarrer que a día de hoy continúa.

Otro de los foros económicos que ha cultivado Yolanda Díaz es el catalán. Y al más alto nivel. Ha estado en el Cercle de Economía y en Foment del Treball. Y ha tenido tiempo para aproximarse a directivos de CaixaBank, Sabadell, Puig o el Grupo Godó, entre otros, según destacan las fuentes consultadas. El objetivo de estas empresas con la ministra y la pregunta recurrente ha sido: "¿Qué opinión tiene Yolanda Díaz de la economía catalana?" La vicepresidenta segunda ha defendido ante ellos el "trabajo digno", el incremento del SMI, que será la próxima negociación con Nadia Calviño, y no se mordió la lengua cuando censuró la ampliación del aeropuerto de El Prat, lo cual le valió críticas. Allí, ante los VIP empresariales de Cataluña, llegó a hablar de la mesa de diálogo y de los indultos.

Foto: La viceministra segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (d); los alcaldes de Barcelona y de El Prat, Ada Colau (2d) y Lluis Mijoler (2i), y el doctor en biología Joan Pino (i) visitan la laguna de la Ricarda. (EFE)

Díaz también ha realizado incursiones entre el empresariado vasco, donde ha estado ya en dos ocasiones. En este caso su objetivo no era la gran empresa sino un conglomerado icónico en la autonomía: la Corporación Mondragón. En Galicia, por su parte, aceptó la llamada de la Conferencia de Empresarios para cerrar un congreso sobre talento femenino. Las alianzas, por tanto, están tejidas y continuarán tejiéndose. La orden es que allá donde vaya la ministra se agendará un evento con empresarios. Quedan pendientes visitas con mayor dedicación a la Comunidad Valenciana, a Extremadura, a Castilla y León, a Castilla-La Mancha, a Andalucía... y volver a Canarias para presentar el Plan de Empleo para La Palma.

Algo del Ibex y mucha pyme

Los grandes directivos del Ibex 35 no forman parte, en general, de los empresarios del entorno de Yolanda Díaz. Ha tenido algún "contacto puntual", por ejemplo, con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, aunque en la eléctrica lo rebajan a un "hola y adiós". También con José María Álvarez-Pallete, de Telefónica. Con Ana Botín, presidenta del Santander, llegó a hablar. Eran los momentos más duros de la pandemia y Díaz estaba trabajando en su despacho. Sonó el teléfono. Lo miró. Era un móvil desconocido. Descolgó y al otro lado estaba Botín. La banquera le confirmó que su entidad iba a colaborar para que los trabajadores en ERTE pudieran cobrar y movió hilos para acelerar un convenio con la Asociación Española de la Banca, en el que intervino también Calviño. Los expedientes temporales pudieron abonarse, pese al colapso del SEPE.

Díaz llegó a hablar por teléfono con Ana Botín para agilizar el cobro de los ERTE durante la primera ola de la pandemia

Mención aparte merecen Amancio Ortega y Pablo Isla. Se podría hablar, dicen en el entorno de Díaz, de una relación "amor-odio" con Inditex. Nunca ha habido contacto con la cúpula de una firma que la gallega viste y conoce perfectamente. No son de su agrado, pese a que lleve su ropa. Hay que recordar que Pablo Iglesias, en su etapa en la Vicepresidencia segunda, llegó a tener un encontronazo por teléfono con el reconocido como mejor empresario del mundo.

Yolanda Díaz, en definitiva, va seleccionando a sus contactos empresariales, mirando el panorama y privilegiando las agrupaciones de pymes. Las fuentes consultadas lo definen con esta frase: "Un mediano empresario es tan importante como Florentino Pérez". La obsesión de la vicepresidenta segunda, y en eso se va a jugar su carrera política, es conseguir mejorar las condiciones laborales de los españoles y por eso está apostando por empresas radicadas en el territorio. Compañías de capital nacional y que pagan sus impuestos en el país.

Antón Costas, hombre clave para Díaz

Entre todos los empresarios con los que interlocuta Díaz hay un hombre clave: Antón Costas. El expresidente del Cercle fue llamado por la vicepresidenta segunda para presidir el Consejo Económico y Social por su "visión humana de la economía". Catedrático, gallego de nacimiento, desarrolló su carrera empresarial en Cataluña, donde fue presidente del Consejo Asesor de Endesa. Díaz dijo que tenía el perfil perfecto para el CES, un órgano al que quiere poner en valor en lo que queda de legislatura.

Costas ya no ejerce de empresario al uso, pero su amplia agenda de teléfono es útil. Tanto para Yolanda Díaz como para su equipo

Costas ya no ejerce de empresario al uso, pero su amplia agenda de teléfono es útil. Tanto para Yolanda Díaz como para su equipo. ¿Ha facilitado algún contacto? "Puntualmente", explican las fuentes consultadas. Otra fuente afirma que no es necesario, ya que hay "mucho interés" en el tejido empresarial por contar con la gallega en sus actos.

Yolanda Díaz se está rodeando de un grupo de empresarios, de todo tipo, en los prolegómenos del lanzamiento de su plataforma política. El "proceso de escucha" para dar forma al "proyecto de país", que la vicepresidenta segunda quiere impulsar una vez aprobada la reforma laboral, cuenta, por tanto, con dirigentes de la 'high class' empresarial a los que lleva cultivando desde que accedió al Gobierno. Desde algunos 'popes' del Ibex, madrileño y catalán, hasta la Corporación Mondragón, Díaz tiene redes lanzadas en distintos sectores para trazar nuevas alianzas. Los contactos, el trabajo y las relaciones con empresarios forman, por tanto, parte de su manera de trabajar en el marco de sus competencias. Tiene línea directa.

Florentino Pérez Catalán José María Álvarez Pallete Castilla y León Ibex 35 Reforma laboral Yolanda Díaz Moncloa Ana Patricia Botín
El redactor recomienda