Es noticia
Menú
El mapa del exceso de mortalidad en el primer año de coronavirus en cada municipio
  1. España
Fue peor en grandes ciudades

El mapa del exceso de mortalidad en el primer año de coronavirus en cada municipio

Entre las ciudades más pobladas, Leganés, Alcalá de Henares, Alcorcón, Torrejón de Ardoz, Alcobendas y Albacete son las que registraron mayor incremento de fallecidos

Foto: Exceso de mortalidad por municipios
Exceso de mortalidad por municipios

El año 2020 fallecieron en España 493.776 personas, un 17% más que la media de los cinco años anteriores. En total, son más de 70.000 las muertes que no tocaban ese año y la cifra se ajusta con bastante precisión a los fallecidos por coronavirus ese año: 60.358 confirmados y 14.481 con síntomas compatibles con la enfermedad, según cifró el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace un mes.

Durante toda la pandemia fue habitual hablar del exceso de mortalidad, esto es, el porcentaje de muertes de más respecto a la media de los cinco años previos. El sistema de monitorización de la mortalidad del Instituto Carlos III (MoMo) cuenta ya nueve periodos de exceso de mortalidad, de los cuales tres fueron en 2020. Y también el INE comenzó a difundir su estadística de defunciones semanales, que permitió aproximar la dimensión de los estragos del virus mejor de lo que en un primer momento lo hacían las cifras del Ministerio de Sanidad, debido a la escasa capacidad de diagnóstico.

Hasta ahora, el desglose máximo era la provincia. Pero los datos que publicó esta semana el INE permiten calcular el exceso de mortalidad en 2020 en cada municipio. Entre aquellos con más de 100.000 habitantes, Leganés es el que más elevó el número de muertes respecto a la media de los cinco años anteriores: un 67%. Le siguen Alcalá de Henares, Alcorcón, Torrejón de Ardoz y Alcobendas, todos ellos de la provincia de Madrid y superando el 50% de exceso de mortalidad. También la ciudad de Albacete, en Castilla La Mancha, superó este porcentaje.

Si se baja a un listón de municipios de más de 10.000 habitantes, el ranking cambia para dar paso a otras localidades que casi siempre tienen algo en común: están situadas cerca de las grandes urbes o capitales de provincia. Santa Margarida de Montbui, cercano a Igualada (Barcelona), registra el peor dato. En 2020, fallecieron 145 habitantes, mientras que lo habitual en los años previos eran unas 77 muertes al año, menos del 88%.

Pero hasta en 98 municipios de más de 10.000 vecinos la pandemia no tuvo impacto en la mortalidad. En Santiago del Teide, por ejemplo, la mortalidad por todas las causas cayó un 28%. Son varios los municipios de las provincias canarias los que aparecen entre los menos afectados durante ese primer año, que registra principalmente los fallecidos de la primera ola y parte de los de la segunda.

La imagen no es muy distinta de la que conocimos a finales de septiembre, cuando el Centro Nacional Epidemiológico facilitó a El Confidencial la cifra de fallecidos por Covid-19 con diagnóstico confirmado desde marzo de 2020. Pero esa foto no estaba completa: especialmente en la primera ola, muchos casos quedaron fuera de la cifra oficial de Sanidad. Ahora, con la información del INE, la foto para 2020 queda más completa. Y habrá que esperar a finales del próximo año para conocer el exceso de mortalidad en cada municipio de las olas vividas este año.

Foto:
En el agujero negro del covid: el mapa de la mortalidad, pueblo a pueblo
Marta Ley María Zuil Darío Ojeda Laura Martín Luis Rodríguez

De los datos que arroja el INE se desprende otra conclusión clara: el exceso de mortalidad fue mayor en las grandes ciudades, donde reside la mayor parte de la población. En los municipios con más de 50.000 habitantes hubo un 21,8% más de fallecidos respecto a la media de los cinco años anteriores mientras que en los de menos de 2.500 la cifra cae al 12,5%, prácticamente la mitad.

De hecho, en casi 3.000 municipios murieron incluso menos personas que la media anual. Ferrol, en La Coruña, es la ciudad más grande entre las que terminaron el año cero de la pandemia con menos habitantes fallecidos. Le siguen la Línea de la Concepción, en Cádiz, y Calvià, en las Islas Baleares. Y en otros 626 pueblos directamente no murió nadie, aunque el más grande de estos es Ardisa, en Zaragoza, con tan solo 74 habitantes.

El año 2020 fallecieron en España 493.776 personas, un 17% más que la media de los cinco años anteriores. En total, son más de 70.000 las muertes que no tocaban ese año y la cifra se ajusta con bastante precisión a los fallecidos por coronavirus ese año: 60.358 confirmados y 14.481 con síntomas compatibles con la enfermedad, según cifró el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace un mes.

Ministerio de Sanidad Coronavirus
El redactor recomienda