Es noticia
Menú
El estadio ruinoso de La Romareda deja en el aire la aspiración internacional de Zaragoza
  1. España
Vía remodelación o nueva construcción

El estadio ruinoso de La Romareda deja en el aire la aspiración internacional de Zaragoza

La construcción de un nuevo estadio para albergar el Mundial del Fútbol y los JJOO de Invierno de 2030 es un clamor mientras se está en busca de un consenso político y de la financiación para pagar 150 millones de euros

Foto: Estadio de La Romareda. (C.C.)
Estadio de La Romareda. (C.C.)

El estadio de fútbol de La Romareda está en un estado deplorable y su imagen está a años luz de la apariencia que merece la quinta ciudad de España. Es tal el grado de abandono que le imposibilita organizar grandes espectáculos, eventos o partidos deportivos. Es por ello que en la ciudad se está empezando a generar un consenso político para lograr su remodelación o una nueva construcción que ya se proyecta en más de 150 millones de euros.

En el horizonte está la posibilidad de albergar los JJOO de Invierno como sede y el Mundial de España-Portugal como subsede. Es tanto el interés que hasta el Comité Olímpico Español y la Federación Española de Fútbol suplican que se reforme o se construya otro estadio. Pero el tiempo corre en su contra: o hay un proyecto financiero viable y se decide su remodelación o nueva construcción en menos de tres meses, o el estadio seguirá siendo una mole antigua y sin brillo. Y Zaragoza caerá en la irrelevancia por no ser el centro de atención de un mundial de Fútbol o de unos JJOO.

placeholder Javier Lambán junto a José Luis Rubiales. (Gobierno de Aragón)
Javier Lambán junto a José Luis Rubiales. (Gobierno de Aragón)

El gran escollo es la fórmula jurídica para levantar el estadio. ¿Debería pagarlo el Real Zaragoza como principal inquilino del estadio público? ¿El Ayuntamiento que está en una situación financiera complicada? ¿Un consorcio entre instituciones públicas y financieras como ocurrió en San Mames? ¿Hay que optar por los aprovechamientos urbanísticos para que se financie con la venta de suelo a grandes fondos o promotoras?

Este asunto divide ampliamente al Gobierno de Aragón del socialista Lambán y al Ayuntamiento del popular Jorge Azcón. Los dos son conscientes de que sólo podrá salir con una operación urbanística pero la gran duda es cómo y quién saldrá beneficiado. Es un tema que tiene muchas derivadas: políticas, económicas y urbanísticas. Las partes implicadas son conscientes de que es la última opción o habrá vieja Romareda para años.

Un nuevo estadio y un nuevo lugar

Para muestra un botón del estado penoso de La Romareda. El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, propuso que La Romareda sea el estadio para albergar un partido de la selección nacional en 2022 pero su estado es tan deficitario que tendrían que hacerse obras de mejora para tener el visto bueno de la FIFA. En la actualidad, debido a que su principal inquilino, el Real Zaragoza, está en Segunda División, el estadio aún aguanta las exigencias de La Liga. Pero a duras penas.

La intención de remodelar el estadio o la construcción de un nuevo campo ya fue la promesa electoral del actual alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón. Después de casi dos años donde la pandemia a revolucionado las prioridades, el futuro estadio vuelve a ser el objetivo del alcalde. No hay semana que no se hable de qué pasará con La Romareda. Por el momento, todos los partidos políticos en el Ayuntamiento tienen previsto sentarse en una mesa de trabajo con un folio en blanco. Sin prejuicios, ni apriorismos. Sin embargo, cada cual tiene ya sus ideas o intereses.

Según fuentes no oficiales del Gobierno de Aragón a El Confidencial, el estadio de La Romareda deberá tener una nueva ubicación pero no se postulan por ninguna zona concreta. Se especula en cada información publicada con situar el estadio en el barrio de Valdespartera, de Arcosur o en la zona de San José. Pero no hay nada claro. El presidente Lambán sabe que la construcción del futuro campo es un asunto capital. Es tal el interés del Ejecutivo autonómico que hasta el propio líder socialista lo sitúa entre los 15 proyectos más importantes de Aragón hasta el año 2030. “Es un asunto de Estado en la comunidad”, dijo.

placeholder La Romareda. (Real Zaragoza)
La Romareda. (Real Zaragoza)

Lo que el Gobierno de Aragón tiene claro, y así lo aseguró públicamente Javier Lambán, es que no se financiará con un consorcio similar al que impulsó las obras del nuevo San Mamés. En esta ocasión, ni la entidad financiera principal de la comunidad, Ibercaja, ni las instituciones públicas, tienen la capacidad inversora como para desembolsar más de 150 millones de euros. Sólo podrá hacerse un nuevo estadio con una gran operación urbanística donde se incluyan recalificaciones y aprovechamientos urbanísticos. Una línea de actuación que el Ayuntamiento de Zaragoza estaría dispuesto a aceptar, según explica a este diario fuentes cercanas.

“Tenemos un reto pendiente y ha llegado la hora de hacerlo realidad. Si no hacemos un campo de fútbol, Zaragoza se quedaría fuera del Mundial 2030 y no nos lo podemos permitir por la proyección que significaría para la ciudad”, dijo hace pocos días el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón.

Este estadio, según fuentes de la Real Federación Española de Fútbol, deberá ser ambicioso y proyectarse como un estadio de cinco estrellas para albergar hasta 50.000 espectadores. De manera preliminar, estas fuentes insisten en que la ubicación actual no parece la más adecuada por los accesos y la seguridad que exige la normativa internacional. Un aviso de lo que, casi por seguro, terminará siendo: el estadio dejará de estar en el barrio de La Romareda para emigrar a otra zona de la ciudad.

El tiempo corre

Fuentes del Ayuntamiento explican a El Confidencial que “hay tres meses para tener una foto fija de qué es lo que queremos hacer. Saber cómo se pagará el nuevo estadio, qué institución estará implicada y a qué nivel, cuáles serán las operaciones urbanísticas y si se podrá reducir los plazos administrativos para llegar a tiempo”. Es decir, hay tres meses para decidirlo todo.

En declaraciones a este diario, el consejero de Urbanismo de la ciudad, Víctor Serrano, reconoce que “si hay sintonía plena entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, habrá un amplio consenso político porque todas las partes estarán involucradas”. El presidente socialista Lambán gobierna con Podemos, Chunta Aragonesista y el Partido Aragonés; el alcalde del PP, Jorge Azcón, gobierna junto a Ciudadanos y con el apoyo externo de Vox.

Precisamente, otras fuentes no oficiales del Gobierno aragonés y del Ayuntamiento de Zaragoza concuerdan en que el papel promotor del consejero de Urbanismo es vital por “no estar contaminado por otros proyectos fallidos que emprendieron PP y PSOE”. El actual consejero es de Ciudadanos, un partido que sostiene al PP en Zaragoza y tiene una relación política estrecha con el PSOE de Lambán desde la oposición.

placeholder Azcón (c) en San Mamés. (Cedida)
Azcón (c) en San Mamés. (Cedida)

“El ayuntamiento está trabajando de manera discreta para evaluar todas las posibilidades que tenemos para elegir la ubicación o mantenerlo dónde se encuentra. Pero lo más importante es que tanto el Ayuntamiento de Zaragoza como el Gobierno de Aragón deberemos aportar dinero”, explica Serrano. La implicación de ambas instituciones con la aportación de capital se realizará después de rentabilizar distintas operaciones urbanísticas de venta de suelo que, por el momento, no se han decidido.

Tanto el gobierno aragonés como el ayuntamiento zaragozano saben que tiene que haber un acuerdo y que es la última oportunidad para que Zaragoza sea sede del Mundial de Fútbol o de los JJOO de Invierno. El presidente Lambán exige que “haya transparencia absoluta” para decidir el futuro estadio y el alcalde Azcón reclama que “no sea una cuestión partidista y haya un amplio consenso”. El tiempo corre.

El estadio de fútbol de La Romareda está en un estado deplorable y su imagen está a años luz de la apariencia que merece la quinta ciudad de España. Es tal el grado de abandono que le imposibilita organizar grandes espectáculos, eventos o partidos deportivos. Es por ello que en la ciudad se está empezando a generar un consenso político para lograr su remodelación o una nueva construcción que ya se proyecta en más de 150 millones de euros.

Javier Lambán Comité Olímpico Español (COE) Partido Popular (PP) Real Federación Española de Fútbol
El redactor recomienda