Es noticia
Menú
Yolanda Díaz agendó su audiencia con el papa Francisco a espaldas de Moncloa
  1. España
ACUDE MAÑANA AL VATICANO

Yolanda Díaz agendó su audiencia con el papa Francisco a espaldas de Moncloa

Hace varias semanas que la vicepresidenta gestionó el encuentro, pero no lo comunicó a sus socios hasta no cerrarlo. Carmena habría servido de intermediaria para llegar al Papa

Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Luca Piergiovanni)
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Luca Piergiovanni)

En puente y con alevosía comunicó Moncloa que la exministra de Educación Isabel Celaá sería nombrada embajadora en el Vaticano en sustitución de María del Carmen de la Peña Corcuera. No esperaron ni siquiera a tener el visto bueno de la Santa Sede, que es un mero trámite que tardaría muy pocos días. Fue la réplica de Presidencia a la comunicación de Yolanda Díaz de que acudiría el próximo sábado al Vaticano para ser recibida en audiencia por el papa Francisco. La vicepresidenta segunda comenzó a agendar el encuentro hace varias semanas, de forma autónoma y al margen de Moncloa, y no lo anunció hasta 48 antes de que se celebre. Todo se gestó en estricto secretismo.

La Secretaría de Estado del Vaticano no pone objeción alguna a los candidatos que se proponen, destacan fuentes de Roma donde sorprendió la “premura en el anuncio”. La Santa Sede no va a rechazar ningún perfil salvo una opción “muy provocadora”, que no era el caso. La única mácula de la creyente Celaá sería la maternidad de la Ley de Educación que limita los colegios concertados en favor de la oferta pública y relega la asignatura de Religión al currículo que no cuenta para nota. En estos asuntos ni entra ni ha entrado jamás la Iglesia para aceptar un embajador. “Ni gusta ni disgusta”.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez conversa con la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Las prisas se explican tras haber conocido ayer que la vicepresidenta, Yolanda Díaz, será recibida este sábado en audiencia por el papa Francisco. La visita de la ministra de Trabajo se gestionó por canales ajenos a la diplomacia española, según fuentes de Roma que recalcan que tendrá un carácter privado y no oficial. La conexión con el Papa de la vicepresidenta de Podemos vendría, según han manifestado otras fuentes a este medio, vía Manuela Carmena. La exalcaldesa de Madrid ha manifestado su simpatía por el proyecto que representa Díaz y, además, mantiene una buena relación con Francisco. Carmena fue recibida por el Pontífice junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el director de la ONG Open Arms en una audiencia privada en 2019.

El equipo de la vicepresidenta ha mantenido en secreto todas estas semanas el viaje al Vaticano. La cita se enmarca en el plan de Díaz para lanzar su nuevo proyecto político. El protagonismo que está adquiriendo la vicepresidenta preocupa en el ala socialista del Gobierno que ya hizo saber su malestar la semana pasada cuando en una entrevista a Radiocable Díaz dio a entender que el 8-M se celebró pese a que desde su ministerio se alertó de los riesgos que suponía por el estallido del coronavirus.

Foto: Nadia Calviño junto a Yolanda Díaz. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

La estrategia pasa por presentarla como una candidata “transversal” que, como ella mismo señaló, “no sea la esquinita” a la izquierda del PSOE. Díaz comenzará a partir del próximo mes de enero el proceso de elaboración programática de su proyecto político. En una primera fase, se recogerán las aportaciones de colectivos y profesionales de diferente índole. El objetivo pasa así por dar un carácter transversal a esta plataforma, y la audiencia en el Vaticano no podría ser mejor carta de presentación.

Con este gesto, la vicepresidenta evidencia una vez más su ambición en clara pugna con Sánchez, que es el único miembro del Ejecutivo que ha mantenido una audiencia con el Papa. Fue en octubre de 2020 y en los 35 minutos que duró se acordó que Francisco visitaría nuestro país en cuanto la pandemia se lo permitiera. Pablo Iglesias también coqueteó con hacerse la fotografía con el, para algunos sectores, Papa rojo, pero el exlíder morado no logró su propósito.

Foto: Las lideresas de izquierda en el acto "otras políticas" de Valencia. (Ella decide los tiempos y la gente empieza a ponerse nerviosa. (EFE/Ana Escobar)

En el encuentro se prevé abordar cuestiones relacionadas con la crisis del coronavirus, la creciente desigualdad o los derechos humanos. Una vez más coge la ministra de Trabajo la bandera social dentro de la coalición en la que ya no solo hay desencuentros con Díaz por parte de Nadia Calviño o José Luis Escrivá, sino también de otros compañeros de Consejo de Ministros que recelan de los objetivos “personalistas” de Díaz.

Una evidencia de que el desembarco de Celaá ha sido precipitado es el hecho de que la actual embajadora en el Vaticano estaba preparando ya la celebración de los 400 años de la embajada en el Palacio de la Plaza de España que se cumplían en 2022. De la Peña Corcuera mantiene una buena relación con el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, que ya estaría buscándole un nuevo destino tras el acelerado relevo.

Foto: Héctor Illueca, vicepresidente segundo de la Generalitat, de Unidad Podemos.

La exministra de Educación llega con el encargo de “pacificar” las relaciones con la Iglesia después de la tensión que se vivió con la vicepresidenta Carmen Calvo. El asunto de las inmatriculaciones de los bienes se sigue trabajando en una comisión bilateral que va revisando caso a caso y en la que se han producido avances. Atrás también han quedado los choques por la exhumación de Franco del Valle de los Caídos y la rectificación sin precedentes del secretario de Estado del Vaticano, Piero Parolín, para aclarar que la Iglesia no se había pronunciado en ningún caso sobre la inhumación en La Almudena.

Ahora, lo único que habría sobre la mesa es la cuestión de la Obra Pía. Celaá como embajadora se convierte en la “patrona” de todos los bienes históricos de España en Roma. Este patrimonio pertenece a la Iglesia, pero lo gestiona el Estado. Son bienes donados a lo largo de la historia por españoles en Roma con el fin de que se alquilasen y pagasen las misas por los fallecidos. Tanto desde el Vaticano como desde el Gobierno español se plantea la necesidad de “aclarar” la gestión de este “ente híbrido”.

En puente y con alevosía comunicó Moncloa que la exministra de Educación Isabel Celaá sería nombrada embajadora en el Vaticano en sustitución de María del Carmen de la Peña Corcuera. No esperaron ni siquiera a tener el visto bueno de la Santa Sede, que es un mero trámite que tardaría muy pocos días. Fue la réplica de Presidencia a la comunicación de Yolanda Díaz de que acudiría el próximo sábado al Vaticano para ser recibida en audiencia por el papa Francisco. La vicepresidenta segunda comenzó a agendar el encuentro hace varias semanas, de forma autónoma y al margen de Moncloa, y no lo anunció hasta 48 antes de que se celebre. Todo se gestó en estricto secretismo.

Moncloa Vaticano Carmen Calvo Yolanda Díaz
El redactor recomienda