Es noticia
Menú
“Si el Gobierno recorta los beneficios de las energéticas, se carga la inversión en renovables”
  1. España
ENCUENTRO 'EL VALOR DE LA EXPERIENCIA'

“Si el Gobierno recorta los beneficios de las energéticas, se carga la inversión en renovables”

El exsecretario de Estado de Energía, Nemesio Fernández-Cuesta, analizó la situación energética internacional y de España, desglosando los porqués de la crisis de suministros

En un planeta globalizado que funciona como una compleja máquina, cada error en el engranaje puede derivar en fallos generalizados. La pandemia ha provocado desajustes en este mecanismo y, para arreglar el conjunto del aparato económico internacional, se debe reparar cada una de las piezas. La crisis energética, la escasez de suministros y el desabastecimiento son señales de esta avería en cadena. Identificar el origen de estos contratiempos y solucionarlos de forma eficaz resultará fundamental para recobrar la velocidad y que la recuperación sea una realidad sin paliativos.

Pero, para entender cómo se articula esta maquinaria, es necesario contar con el apoyo de un experto capaz de explicar la actual coyuntura global de forma divulgativa y comprensible para cualquier ciudadano. Con esta intención, El Confidencial organizó junto a Ibercaja una nueva cita del ciclo ‘El valor de la experiencia’, esta vez protagonizada por Nemesio Fernández-Cuesta, exsecretario de Estado de Energía, exdirector de Operaciones de Repsol y actual presidente de Eolia Renovables. Dirigido por José Antonio Zarzalejos, el encuentro sirvió para esclarecer por qué tienen lugar los fenómenos que actualmente copan las portadas de los medios de comunicación de todo el mundo.

placeholder Nemesio Fernández-Cuesta, exsecretario de Estado de Energía.
Nemesio Fernández-Cuesta, exsecretario de Estado de Energía.

Uno de los temas abordados —quizás el que más repercusión tiene en el ámbito nacional— fue el incremento del precio de la luz en España y las medidas adoptadas por el Gobierno para frenarlo. Nemesio Fernández-Cuesta expuso que, cuando en agosto comenzó la escalada, “se hablaba en términos de megavatios, que es una cantidad enorme equivalente a hablar de cuántas toneladas de pan se consumen en un hogar medio”. Esto, desde su óptica, serviría para “sobredimensionar los beneficios que obtenían las grandes compañías energéticas y poner a la opinión pública en su contra”, precisó.

Algunos datos relevantes sobre el mercado eléctrico nacional que el presidente de Eolia Renovables mencionó se centran en la transición energética. “Se trata de un sector que busca crédito para abandonar progresivamente la producción contaminante y que el futuro sea dominado por las renovables. Esta es la razón por la que la Unión Europea penaliza la emisión de CO₂ y apuesta por un mercado marginalista en el que las empresas puedan generar flujo de caja que permita inversiones futuras”. Fernández-Cuesta subrayó que, precisamente, la campaña contra estos beneficios “recorta este flujo de caja, así como la financiación que debe servir para materializar la transición”.

"Con los impuestos recaudados en plena subida de la luz, se podrían haber emitido ayudas a los más vulnerables" (Fernández-Cuesta)

Por otra parte, el veterano especialista indicó que el mercado también sufre debido a que “la legislación del Gobierno no tuvo en cuenta los acuerdos directos entre los productores de renovables y las energéticas en los que se cierra la cuota mediante transacciones bilaterales”. Y continuó: “Tampoco se modificó el denominado precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC). Por eso, estos usuarios ahora pagan más, mientras que para aquellos que tenían contratado un importe cerrado la factura es menor”, especificó.

placeholder José Antonio Zarzalejos (a la derecha) durante el encuentro.
José Antonio Zarzalejos (a la derecha) durante el encuentro.

Como medida oportuna que se debería haber tomado, el exsecretario de Estado de Energía concretó que, “con los impuestos que recaudaba España en plena subida del coste de la luz, se podrían haber emitido ayudas destinadas a los consumidores más vulnerables y a las empresas más afectadas, todo ello sin cargarte el flujo de caja tan necesario para acometer las inversiones que necesita esta industria”.

Bajo el punto de vista del ex-COO de Repsol, “es imprudente legislar sobre el precio de la luz sin saber cómo funciona realmente el mercado” y recomendó, para recuperar la buena senda, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez se reúna “con las grandes eléctricas para cerrar programas de financiación potentes que faciliten la transición energética”.

Si las piezas fallan, la maquinaria deja de funcionar

Gran parte de la tertulia giró en torno a la crisis energética internacional y el desabastecimiento de suministros en diferentes sectores económicos de todo el mundo. Respecto al primero de los temas, Fernández-Cuesta aseguró que es un escenario complicado como efecto derivado de la pandemia: “La producción de petróleo cayó porque su consumo está ligado a una movilidad que se frenó en seco debido a los confinamientos y, aunque se recupere la normalidad, las decisiones monopolísticas de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) afectarán considerablemente al precio y a la distribución”, sostuvo.

En lo tocante al gas, el experto concretó que, si el invierno es especialmente frío, “puede haber problemas de aprovisionamiento en el resto de los países europeos, porque sus almacenes se quedaron vacíos el año pasado y en estos momentos dependen de Rusia para llenarlos”. Factores como la complicada relación entre este país y Ucrania o la incorporación al mercado gasístico de gigantes como China e India pueden complicar la situación. No obstante, España escaparía de esta coyuntura porque “es una isla en materia energética, ya que el gas procede en su mayor parte de Argelia. Por lo tanto, pese a que nuestras alternativas son más caras, no dependemos de lo que ocurre en el resto de Europa”, añadió.

"Si la pandemia obliga a cerrar una parte de la cadena de suministros, todo el proceso se ve alterado" (Fernández-Cuesta)

En lo que se refiere a la crisis de suministros global, Fernández-Cuesta apuntó a varios elementos como principales generadores del desabastecimiento. Explicó que “la economía es global y para reducir costes se recurre a la subcontratación”, lo que deriva en “cadenas de valor muy eficientes, pero extremadamente largas”. El experto aclaró que, “por esta razón, cuando la pandemia obliga a cerrar una parte de esa cadena, todo el mecanismo se ve frenado y se produce un atasco similar al de las carreteras cuando falla un coche y afecta a la circulación que viene detrás”. Condicionantes como la inflación, la competencia entre regiones geopolíticas, la dependencia asiática, la destrucción del tejido industrial español o “un cambio de modelo de consumo que hace que los camioneros prefieran repartir para Amazon” igualmente influyen de forma negativa en la cadena de suministros, según comentó el invitado.

placeholder Nemesio Fernández-Cuesta es el actual presidente de Eolia Renovables.
Nemesio Fernández-Cuesta es el actual presidente de Eolia Renovables.

¿Cuándo se recuperará nuestro país?

Pese a las diferentes previsiones de crecimiento que realizan los organismos especializados para el producto interior bruto (PIB) español, Nemesio Fernández-Cuesta remarcó que, bajo su perspectiva, son tres los aspectos que pondrán fecha a la estabilización. El primero de ellos está relacionado con el turismo: “Si este sector vuelve a sus cifras habituales, la economía nacional también lo hará. Mientras tanto, no podemos hablar de plena recuperación”, admitió. “Además —continuó—, la incertidumbre política no ayuda. Asuntos sin resolver como la reforma laboral o el futuro de las pensiones retraen las inversiones”. Finalmente, como último factor a tener en cuenta, el exsecretario de Estado señaló a la inflación creciente, ya que “esta puede frenar el consumo privado y obstaculizar el crecimiento del PIB”, puntualizó.

Para cerrar el encuentro, Fernández-Cuesta se mostró optimista y destacó que las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indican que la normalización para el crecimiento y el fin de la crisis de suministros llegarán definitivamente en 2023, “teniendo el año 2022 como un curso de transición”. Al margen de esto, sí quiso matizar que, aunque la maquinaria vuelva a funcionar a pleno rendimiento, “este reequilibrio se alcanzará con precios que continuarán siendo relativamente altos”.

En un planeta globalizado que funciona como una compleja máquina, cada error en el engranaje puede derivar en fallos generalizados. La pandemia ha provocado desajustes en este mecanismo y, para arreglar el conjunto del aparato económico internacional, se debe reparar cada una de las piezas. La crisis energética, la escasez de suministros y el desabastecimiento son señales de esta avería en cadena. Identificar el origen de estos contratiempos y solucionarlos de forma eficaz resultará fundamental para recobrar la velocidad y que la recuperación sea una realidad sin paliativos.

Eventos PIB Inflación Factura de la luz Energía
El redactor recomienda