Sin foto de la paz en el PP de Madrid: Ayuso y Casado tampoco coinciden en la protesta
  1. España
Tensión entre los populares

Sin foto de la paz en el PP de Madrid: Ayuso y Casado tampoco coinciden en la protesta

La presidenta regional no acompañó a sus compañeros durante la marcha, a la que el líder del partido llegó en su final

Foto: Pablo Casado junto a José Luis Martínez-Almeida durante la protesta de policías en Madrid. (EFE/J.J. Guillén)
Pablo Casado junto a José Luis Martínez-Almeida durante la protesta de policías en Madrid. (EFE/J.J. Guillén)

No hubo foto de la paz en el PP de Madrid. Tampoco en la manifestación de policías y guardias civiles. Aunque Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado acudieron a la marcha, lo hicieron por separado, en tiempos distintos y sin coincidir, en pleno pulso por el control del partido en la región.

La cita, más allá de las reivindicaciones contra el Gobierno, había generado mucha expectación por la posibilidad real de que ambos dirigentes se retrataran juntos, pero una vez más se han evitado. La presidenta de la Comunidad de Madrid solo estuvo al inicio de la marcha, en la Puerta del Sol, y desistió de acompañar a sus compañeros de partido durante la protesta. Todos sabían ya que Casado venía desde León tras otro acto y que no llegaría hasta pasada la una de la tarde.

Foto: Isabel Díaz Ayuso en la manifestación contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana. (EFE/J.J. Guillén)

Y así fue. En torno a la una y media, Casado hizo acto de presencia en la plaza de Colón, ya en el final de la manifestación policial, acompañado por el alcalde José Luis Martínez-Almeida, varios diputados y otros miembros del PP de Madrid, como Pio García-Escudero y Ana Camins, responsables de la gestora que controla la formación regional. La ausente, sin embargo, se hizo notar en los comentarios que rodeaban al líder de los populares, en el centro de una maraña de curiosos y periodistas, entre gritos de "presidente", selfies y reproches por la situación interna en el partido a partes iguales.

Pese a las evidencias, los protagonistas de esta guerra indisimulada se han afanado de nuevo en dar una imagen de normalidad. Desde Sol aseguran que la marcha de Ayuso estaba prevista de antemano y que su apoyo a los sindicatos policiales iba a ser solo al principio. La propia presidenta justificó su espantada en sus quehaceres al frente de la Comunidad de Madrid. "Tengo una labor como presidenta de la Comunidad de Madrid y creo que es mejor atender a mis labores de representación institucional. Igual que no he visto bien cuando ministros han estado a la cabeza de manifestaciones por motivos políticos", dijo ante los medios.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el presidente del PP, Pablo Casado. (Javier Lizón/EFE)

El último episodio de la lucha interna en el PP ha llegado cuando la tormenta parecía haber aminado al menos un poco, después de varios mensajes desde ambos frentes que apuntaban a una tregua momentánea. Todos parecían coincidir, al menos públicamente, en que esta lucha fratricida es un "error". Pero ni por esas. Esta vez ni siquiera han hecho falta declaraciones sobre cuándo debe celebrarse el congreso del partido, principal punto de fricción entre el entorno de Isabel Díaz Ayuso y Génova.

El runrún es constante. Esta especie de juego del gato y el ratón marca la agenda no solo de Casado y Ayuso, también del propio partido. Como ha informado El Confidencial, los dos dirigentes han tenido varias oportunidades para coincidir, invitados a los mismos actos en las últimas semanas, pero por una parte o por otra la foto de la paz no se produce. Ni siquiera se hará en Navidad, habida cuenta de que casi con total seguridad no se celebrará la tradicional comida de la formación, que desde 2019 reúne a los cargos y simpatizantes en torno a un cocido. La excusa en este caso ha sido el miedo al covid-19 por el aumento de los contagios.

PP de Madrid Manifestación
El redactor recomienda