Es noticia
El día que Margarita Robles se quedó sola en el Supremo en defensa de Dolores Vázquez
  1. España
Nunca fue indemnizada

El día que Margarita Robles se quedó sola en el Supremo en defensa de Dolores Vázquez

La acusada en falso de matar a Rocío Wanninkhof reclamó 4 millones al Estado, pero el Gobierno de Zapatero se lo negó. La actual ministra fue la única jueza que se mostró a favor

Foto: Dolores Vázquez en el documental. (HBO Max)
Dolores Vázquez en el documental. (HBO Max)

El Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero se opuso en 2010 a indemnizar a Dolores Vázquez, la mujer que fue acusada en falso de matar a la joven Rocío Wanninkhof y pasó casi año y medio en prisión. Reclamaba cuatro millones de euros al Estado por los daños y perjuicios ocasionados. Tras cinco años de litigio en los tribunales, la decisión recayó en el Tribunal Supremo, que confirmó la decisión del Ejecutivo socialista. La actual ministra de Defensa, Margarita Robles, exjueza del alto tribunal, fue la única magistrada que defendió indemnizar a la mujer.

La historia de Dolores Vázquez ha vuelto a la actualidad a partir de una serie documental producida por Unicorn y HBO en el que la mujer rompe su silencio tras más de 20 años. Su relato ha servido para recuperar los errores que se cometieron en esa investigación que le llevó a la cárcel y, en cierto modo, arruinó su vida. También el juicio paralelo sin respetar la presunción de inocencia a la que le sometió el que había sido su entorno, los medios de comunicación y la sociedad en general. Desde entonces, vive en Betanzos con estrecheces económicas luego de años de dificultades para encontrar trabajo y rehacer su vida.

Foto: 'El caso Wanninkhof-Carabantes' (Netflix)

Dolores Vázquez había presentado una reclamación patrimonial en 2006 por el tiempo que pasó en prisión provisional como presunta autora del crimen de Rocío Wanninkhof. Pedía cuatro millones de euros por los daños y perjuicios ocasionados. El recurso lo estudió la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso administrativo del Tribunal Supremo. Es la encargada de revisar las decisiones que adopta la administración, en este caso, rechazar una indemnización. Margarita Robles deliberó junto a los magistrados Juan Carlos Trillo, José María del Riego, Inés Huerta y Wenceslao Francisco, quien se encargó de redactar la sentencia.

En 2012 la Audiencia Nacional ya había rechazado conceder una indemnización por responsabilidad patrimonial a Dolores Vázquez. Confirmaba así la postura adoptada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en concreto por el Ministerio de Presidencia, en junio de 2010. La cuestión entrañó un enrevesado debate jurídico sobre cuál era la vía adecuada para pedir una reclamación.

La Audiencia Nacional entendió que Dolores Vázquez tendría que haber canalizado su reclamación a través del artículo 293 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y no en el marco del 294.1, donde solo se podría reclamar si no se hubieran producido los hechos. Así lo establecía el Tribunal Supremo a partir de un cambio de jurisprudencia que se había producido en 2010.

Foto: Dolores Vázquez, en una imagen del documental.

El Supremo refrendó esa tesis: "No se excluye la pretensión indemnizatoria porque se cuestione la culpabilidad o no de la recurrente que, insistimos, nunca se ha cuestionado, sino que la vía procedimental elegida sea la oportuna, conforme a nuestra legislación nacional". En una sentencia dictada el 21 de julio de 2015, el alto tribunal aseguraba que en este supuesto no se exigía a Dolores Vázquez prueba alguna de su inocencia, sino simplemente que acudiese a la vía ordinaria para obtener la indemnización correspondiente, que es la declaración de error judicial.

Sin embargo, Robles mostró su discrepancia con sus compañeros de tribunal por medio de un voto particular. Defendió que se debería haber atendido la reclamación de Vázquez "por unos hechos respecto a los cuales, no es que se haya descartado su participación por resolución judicial, sino que le son completamente ajenos". Recordaba que, una vez practicadas las pruebas correspondientes, "se descartó cualquier relación" y la Fiscalía no formuló acusación contra ella.

Pero el motivo principal de su rechazo era que a Dolores Vázquez ya se le había pasado el plazo para reclamar por la vía que ahora le proponían: "La tesis sostenida por la sentencia de la que se discrepa, impide que la actora pueda acudir a la vía de la previa declaración de error judicial (art. 293 LOPJ) por haber transcurrido el plazo de caducidad de tres meses previsto para ello". La actual ministra ponía de relevancia que, cuando Dolores Vázquez, comenzó su pelea por ser resarcida, todavía no se había producido el cambio de jurisprudencia del año 2010.

Sin embargo, Robles mostró su discrepancia con sus compañeros de tribunal por medio de un voto particular

La jueza Robles añadía que en este caso, además, se había condenado a una tercera persona por estos hechos, lo que evidenciaba si cabe con más razón la nula relación de Dolores Vázquez con los hechos por los que pasó 519 días presa. En 2004 el Juzgado de Instrucción número 6 de Fuengirola archivó el caso contra ella, decisión que después confirmó la Audiencia Provincial de Málaga.

El juicio en el que un jurado la declaró culpable de asesinato por el que se le impusieron 15 años de prisión se declaró nulo por falta de motivación. En la repetición del juicio, el caso dio un vuelco que terminó condenando por estos hechos a un ciudadano inglés llamado Anthony Alexander King que admitió el crimen. Más de veinte años después, el Estado no ha resarcido a Dolores Vázquez.

Dolores Vázquez Tribunal Supremo Rocío Wanninkhof Margarita Robles Audiencia Nacional Delincuencia
El redactor recomienda