Netflix se siente engañada por Sánchez al pactar con ERC la cuota del 6% en catalán
  1. España
Lo compensará con incentivos fiscales

Netflix se siente engañada por Sánchez al pactar con ERC la cuota del 6% en catalán

El presidente se comprometió en California a allanar sus inversiones con la eliminación de trabas administrativas, pero se topan con este peaje de última hora. Moncloa quiere que España sea el "Hollywood de Europa"

Foto: Sánchez, en los estudios de Netflix de Madrid. (Moncloa/Fernando Calvo)
Sánchez, en los estudios de Netflix de Madrid. (Moncloa/Fernando Calvo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El pacto del Gobierno con ERC para implantar, a cambio de aprobar los Presupuestos de 2022, una cuota del 6% en lenguas cooficiales en las producciones audiovisuales es entendido por Netflix como una nueva "obligación" de la que Pedro Sánchez nunca les habló durante su 'roadshow' por Silicon Valley el pasado mes de julio. Apenas unos días después de la crisis de Gobierno, el presidente se marchó a California para presentar a la multinacional audiovisual, entre otras compañías, su plan para convertir España en el "Hollywood de Europa". Les prometió ponerles una 'alfombra roja' para atraer proyectos, pero ahora se han encontrado con este acuerdo con los independentistas, una medida de la que poco se conoce aún. Tienen, por tanto, una sensación parecida a la de los grandes fondos de inversión cuando conocieron que la Ley de Vivienda sí iba a contemplar la regulación de los alquileres.

La compañía estadounidense ha hecho ver a sus asociados en España que el acuerdo de 'blindar' el catalán, euskera y gallego en la futura Ley Audiovisual es, para ellos, una "decepción". Es el término que emplean las fuentes consultadas, que añaden que el escenario de una obligatoriedad así no lo contemplaban hasta esta semana. Al contrario, Sánchez habló en todo momento tanto con Netflix como con otras grandes productoras estadounidenses como HBO o Disney de una hoja de ruta con todo tipo de facilidades. El presidente del Gobierno se comprometió 'in situ' con estas compañías, en una reunión celebrada en los estudios de NBC Universal en Los Ángeles, a aprobar "incentivos administrativos y fiscales", así como a facilitar "todos los escenarios y localizaciones posibles para recibir nuevos proyectos y crear nuevas ficciones" en nuestro país. Un mensaje en el que incidió Sánchez durante una visita a las instalaciones de Netflix en Tres Cantos, Madrid, el pasado mes de octubre.

La realidad con la que se encuentran, sin embargo, es una amenaza que les obligaría a replantear su hoja de ruta. No se plantean desinvertir, pero sí consideran que esta cuota del 6% en producciones audiovisuales podría terminar afectando a sus decisiones. Netflix ha apostado por España con inversiones millonarias y reconoce que en ningún momento el Gobierno habló de una medida de este tipo. En este momento, según explican fuentes de la compañía, el gigante audiovisual está produciendo en nuestro país una treintena de series y películas al año, siendo el principal motor del sector, muy por encima de Mediaset, Atresmedia, Televisión Española u otras 'majors'.

Foto: Rufián, Sánchez y Díaz en el Congreso. (EFE/Mariscal)

El Ejecutivo ha sabido responder a estas inversiones de la multinacional con sede en Los Gatos, California, y está preparando un gran acto de promoción de España como gran 'hub' audiovisual de Europa. Según cálculos del Gobierno, se esperan movilizar hasta 1.600 millones de euros en recursos públicos durante el periodo 2021-2025, aunque, de momento, y esta es otra de las quejas que surgen desde el entorno de la compañía, no se ha contado con el sector para optar a los fondos europeos. Únicamente ha habido anuncios de ayudas relacionadas con la digitalización. Este acto, que está siendo diseñado por Moncloa, el Ministerio de Economía y el ICEX, busca presentar nuestro país como un gran plató de producción audiovisual en el Viejo Continente y superar a Reino Unido en este terreno.

Un portavoz de Netflix afirma que la compañía aún no está en condiciones de emitir una opinión sobre el "blindaje" de las lenguas cooficiales en la futura Ley Audiovisual porque la normativa aún es "prematura". "No hemos visto ningún borrador", añade. La compañía, por tanto, está esperando a conocer el texto final para posicionarse públicamente. La misma versión ofrecen desde Aevod, la Asociación Española de Vídeo Bajo Demanda. Su portavoz, José Antonio de Luna, que es también fundador de la plataforma Filmin, asegura que la organización no hará valoraciones "hasta conocer los términos exactos de ese acuerdo o la redacción final de la ley".

Foto: Los portavoces de ERC, Gabriel Rufián, y EH Bildu, Mertxe Aizpurua, durante una reunión de la Junta de Portavoces del Congreso. (EFE/Paco Campos)

Un proyecto de ley que, aseguran desde la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Economía, se encuentra en su fase final. Está previsto que la norma llegue al Consejo de Ministros antes de final de año para, a partir de ese momento, iniciar el trámite parlamentario. Sobre la obligatoriedad de producir un 6% en lenguas cooficiales, el Gobierno señala que esa cuestión será desarrollada a través de un reglamento. Queda, por tanto, una labor de "ajuste fino" por delante para adaptar la futura ley a las líneas de acción de la normativa europea en materia de producción audiovisual.

ERC habla de cuotas y obligatoriedad en el doblaje

De la letra pequeña del acuerdo sobre el 'blindaje' del catalán solo se conoce la información que ha ofrecido ERC. Fuentes del grupo parlamentario dirigido por Gabriel Rufián aseguran que, "como han hecho el resto de los Estados que no tienen el inglés como lengua propia, también en Cataluña es indispensable fijar cuotas, ayudas y la obligatoriedad en el doblaje y la subtitulación para proteger, fomentar y normalizar el catalán en el uso y consumo de productos audiovisuales". "Proteger las lenguas es siempre garantía de pluralidad cultural y de cohesión social", añaden. La ley incorporará "por primera vez cuotas y la obligatoriedad de destinar recursos a la producción, la subtitulación y el doblaje en catalán", afirman los republicanos.

En concreto, siempre según la versión de Esquerra, ya que el Gobierno aún no ha ofrecido información, "la directiva europea prevé que un 30% del catálogo de las plataformas sea de obra europea. Con el acuerdo conseguido, la mitad de la oferta de la producción europea será en alguna de las lenguas oficiales del Estado, con la siguiente distribución: 40% para las cooficiales y 60% para el castellano. Es decir, de toda la oferta del continente disponible, un 20% de las producciones será en catalán, euskera o gallego. O, de otro modo, una de cada cinco obras europeas disponibles será en catalán, lo que representa un 6% de la oferta mundial del catálogo".

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters)

Además, añaden los independentistas, "se creará un fondo de promoción de la lengua para incluir en las plataformas el doblaje y subtitulación existentes, así como para garantizar y promover nuevos doblajes y subtitulaciones que las plataformas tendrán que incorporar en sus catálogos". "Esto es fundamental para recuperar la producción existente ya subtitulada en catalán", considera ERC. Y también se incorporará la lengua de signos catalana. También hay medidas que afectan a Televisión Española, como garantizar que el mínimo del 15% de la producción en el canal público sea en catalán, euskera o gallego. A última hora, ERC y EH Bildu arrancaron al Gobierno un fondo de 10 millones de euros para el audiovisual catalán, vasco y gallego.

De los grandes éxitos del catálogo de Netflix, solo una serie producida en lenguas cooficiales ha sido capaz de convertirse en una referencia a nivel mundial. Se trata de 'Merlí', rodada en catalán y emitida en TV3 entre 2015 y 2019. Sus cifras quedan, no obstante, lejos de las de 'La casa de papel' o 'Élite', apuntan fuentes del sector. Respecto a la obligatoriedad del 6%, estas fuentes consideran que Netflix, HBO o Disney, entre otras, no tendrán excesivos problemas en cumplir con la medida si finalmente queda reflejada así en el reglamento de la Ley Audiovisual, lo cual no quita para reconocerse en este término: "decepción" con el Gobierno.

El pacto del Gobierno con ERC para implantar, a cambio de aprobar los Presupuestos de 2022, una cuota del 6% en lenguas cooficiales en las producciones audiovisuales es entendido por Netflix como una nueva "obligación" de la que Pedro Sánchez nunca les habló durante su 'roadshow' por Silicon Valley el pasado mes de julio. Apenas unos días después de la crisis de Gobierno, el presidente se marchó a California para presentar a la multinacional audiovisual, entre otras compañías, su plan para convertir España en el "Hollywood de Europa". Les prometió ponerles una 'alfombra roja' para atraer proyectos, pero ahora se han encontrado con este acuerdo con los independentistas, una medida de la que poco se conoce aún. Tienen, por tanto, una sensación parecida a la de los grandes fondos de inversión cuando conocieron que la Ley de Vivienda sí iba a contemplar la regulación de los alquileres.

Catalán Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Pedro Sánchez
El redactor recomienda