La lobista de 'confianza' de Juan Carlos I reclama 42 M al consorcio del AVE a La Meca
  1. España
arbitraje ante la cámara de comercio de parís

La lobista de 'confianza' de Juan Carlos I reclama 42 M al consorcio del AVE a La Meca

La consultora iraní Shahpari Azzany Zanganeh ha planteado un arbitraje para exigir a las nueve constructoras españolas privadas del proyecto que cumplan con el acuerdo de intermediación que firmaron en 2011

Foto: Shahpari Azzany Zanganeh, en una visita a las obras del AVE a La Meca. (EC)
Shahpari Azzany Zanganeh, en una visita a las obras del AVE a La Meca. (EC)

La intermediaria iraní Shahpari Azzany Zanganeh, exmujer del traficante de armas Adnan Kashoggi y lobista de 'confianza' de Juan Carlos I en Arabia Saudí, reclama a las empresas españolas del consorcio del AVE a La Meca una deuda de unos 42 millones de euros más intereses por interceder ante las autoridades de Riad para que les adjudicaran la construcción de la línea ferroviaria. Zanganeh ha llevado las compañías a un arbitraje ante la Corte Internacional de la Cámara de Comercio de París.

El contrato de las empresas españolas con Zanganeh está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción desde el verano de 2018 ante la sospecha de que fue utilizado para camuflar el pago de sobornos o comisiones ilegales a mandatarios saudíes y al propio Juan Carlos I. Zanganeh niega esas acusaciones y asegura que su labor de representación del consorcio está “respaldada por servicios reales y efectivos prestados”, y reclama por ello el pago de la totalidad de los importes pactados.

Foto: El rey Juan Carlos, con los ministros del Gobierno de Mariano Rajoy, en una visita a Arabia Saudí en 2014 para analizar la marcha del AVE a La Meca. (EFE)

Según consta en los documentos de arbitraje a los que ha tenido acceso El Confidencial, la consultora alega que alcanzó el objetivo para el que fue contratada cuando, en octubre de 2011, Arabia Saudí se decantó por la oferta del grupo español. Por contra, sostiene que sus integrantes, Cobra (ACS), Inabensa (Abengoa), Indra, OHL, Copasa, Imathia, Siemens, Consultrans y Talgo —las tres empresas públicas que participaron en el consorcio, Ineco, Adif y Renfe, no recurrieron a sus servicios—, todavía le deben una parte sustancial de las cuantías pactadas por su intermediación sin que haya concurrido ningún motivo para el incumplimiento del acuerdo.

Zanganeh relata que las empresas del consorcio comenzaron a pagarle en diciembre de 2012 y, aunque se produjeron algunos retrasos, la relación se mantuvo dentro de unos cauces aceptables hasta 2018. Ese año, alega la lobista, las facturas emitidas por su firma de consultoría, Epic Arabia Project Development (Epica), dejaron de ser satisfechas sin aviso previo. Aunque no lo especificaron, sus clientes tomaron esa decisión por miedo a que les afectara la apertura de la investigación de la Fiscalía en torno a ese contrato.

Foto: El Rey Emérito con el rey Abdullah bin Abdul Aziz.

La lobista reconoce en su demanda que las empresas del consorcio han saldado por completo el denominado “pago inicial” de 10 millones de euros que reflejaba el contrato de representación ante Riad. En cambio, reclama en torno a la mitad del importe principal del acuerdo, tasado en unos 76,5 millones de euros, y la totalidad del llamado “pago final”, que asciende a otros 16,7 millones. En total, Zanganeh cuantifica la deuda pendiente de cobro en unos 42 millones de euros (una parte pendiente debe de ser ingresada en riales saudíes y varía por las oscilaciones del tipo de cambio).

A esa deuda, Zanganeh añade los intereses que se habrían acumulado desde la fecha tope de pago fijada igualmente en el acuerdo que suscribió individualmente con cada una de las nueve empresas privadas del consorcio. Según su reclamación, el plazo para el abono del importe principal habría expirado en noviembre de 2018, unos días después de que la línea del AVE empezara a transportar pasajeros, y el “pago final”, en mayo de 2020, 18 meses después del hito anterior.

Foto:  Imagen: EC.

Las empresas pueden oponerse a los argumentos de la intermediaria. El conflicto se dirime en la delegación de Madrid de la Corte de Arbitraje de París. La deuda se reparte internamente en función del peso de cada compañía en el proyecto del AVE, con ligeros ajustes. Talgo, con una participación del 33,57% en las obras, acumula el mayor impago, seguida de Copasa, con un 13,69%, y OHL, con un 12,57%.

Como contó este diario, el presidente de OHL hasta hace unos meses, Juan Miguel Villar Mir, íntimo amigo de Juan Carlos I, fue el encargado de poner en contacto a Zanganeh con el resto de constructoras e ingenierías del consorcio en 2011 para que se convirtiera en la representante del grupo. La iraní había empezado a trabajar para OHL tres años antes, ejerciendo como lobista de la compañía en Oriente Medio y norte de África.

Foto: Fotografía facilitada por el Ministerio de Fomento de Ana Pastor (i) durante su visita a las obras. (EFE)

En la contratación de Zanganeh por parte del consorcio, también pesó un aval directo de Juan Carlos I. En marzo de 2006, el monarca redactó una carta dirigida al entonces ministro de Defensa de Arabia Saudí, Bin Abdul Aziz, en la que presentó a la consultora como su “persona de confianza” para realizar gestiones en su nombre en ese país. El documento fue entregado en mano días más tarde al dirigente de Riad por la propia Zanganeh.

En paralelo al arbitraje planteado por la empresaria, la Fiscalía mantiene abiertas sus diligencias sobre el acuerdo de intermediación. Las alarmas saltaron en el verano de 2018, tras la publicación de las grabaciones del comisario Villarejo a Corinna Larsen, en las que esta aseguraba que Juan Carlos I había colocado a Zanganeh de intermediaria entre el consorcio y el régimen de Arabia Saudí para asegurarse un porcentaje del importe de la adjudicación. Según afirmaba Corinna en los audios, el Rey emérito había recibido 100 millones de dólares por conseguir ese contrato para las empresas españolas.

Los movimientos bancarios internos de una de las sociedades instrumentales del monarca, Fundación Lucum, acabaron demostrando después que, efectivamente, recibió 100 millones de dólares de Arabia Saudí, aunque el dinero llegó a su cuenta en 2008, tres años antes de la adjudicación del AVE.

Rey Don Juan Carlos Renfe
El redactor recomienda