Interior, ajeno a la polémica por la 'tanqueta' en Cádiz: "No hay nada que justificar"
  1. España
CRISIS INTERNA

Interior, ajeno a la polémica por la 'tanqueta' en Cádiz: "No hay nada que justificar"

El Ministerio y la subdelegación defienden la eficacia de esta herramienta y advierten de que no tiene ninguna utilidad ofensiva. El dispositivo de seguridad contempla 700 agentes

Foto: Enfrentamientos entre la policía y manifestantes que querían cortar el puente
Enfrentamientos entre la policía y manifestantes que querían cortar el puente

“No hay nada que justificar”. De este modo rotundo se manifiestan desde el Ministerio del Interior sobre el uso de la llamada tanqueta en las protestas laborales de Cádiz, que ha provocado las críticas en el sector de Unidas Podemos del Gobierno. El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska permanece ajeno a la polémica y alega que este recurso forma parte de la planificación para el dispositivo de seguridad.

Fuentes del Ministerio eluden referirse al vehículo como una tanqueta y aclaran que se trata de un “blindado medio” que sirve para transportar personal de forma más segura. Al mismo tiempo explican que cuenta con una pala en la parte frontal que resulta de gran utilidad para deshacer barricadas en zonas urbanas. Este tipo de vehículos son aptos por zonas en las que las vías son anchas y se desaconseja en lugar de calles estrechas por las dificultades de movilidad.

Foto: Séptima jornada de la huelga del metal en Cádiz. (EFE/Román Ríos)

Según explican a El Confidencial fuentes de Interior, son los responsables del dispositivo de seguridad los que establecen las herramientas con las que quieren contar en función de las necesidades de cada momento. Y en ese sentido, el vehículo es un recurso más de la Policía que está a su disposición si lo consideran conveniente. Derivan, por tanto, esa responsabilidad a la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental de la que depende Cádiz y a la Delegación de Gobierno.

Subdelegación de Gobierno

Una portavoz de la Subdelegación de Gobierno de Cádiz consultada por este periódico coincide con la tesis de Interior. Sostiene que es un vehículo BMR (iniciales de Blindado Medio sobre Ruedas) y que no tiene ninguna función ofensiva, sino que es de carácter estrictamente defensivo. Su envergadura también se usa en ocasiones para taponar vías e impedir el paso de personas en sitios concretos.

Esta portavoz ha explicado que la semana pasada, cuando se analizó el plan de seguridad para afrontar posibles protestas por la huelga de los trabajadores del metal en Cádiz se optó por contar con este vehículo. Salió a la calle este lunes y lo ha vuelto a hacer este martes sin que conste que se hayan registrado incidentes por su uso. La Policía Nacional cuenta también con un vehículo cisterna que expulsa agua a presión para dispersar manifestantes.

Foto: Los trabajadores del sector del metal se manifiestan por las calles de Cádiz este lunes. (EFE/Román Ríos)

La Subdelegación de Gobierno informa que por el momento no se contempla su despliegue en las calles de Cádiz. En el dispositivo estaba previsto que intervinieran alrededor de 700 efectivos antidisturbios contando con Policía Nacional y Guardia Civil. En concreto, se ha desplegado a todas la Unidades de Prevención y Reacción (UPR) de la provincia y se ha trasladado Unidad de Intervención Policial (UIP) de Sevilla. Este periódico también ha recabado la versión de la Delegación del Gobierno, que insiste en que los planes de seguridad se establecen en función de las necesidades y los agentes actúan teniendo presente el principio de proporcionalidad.

Este martes se han registrado los incidentes más graves entre manifestantes y policías desde que empezaron las protestas. Los uniformados han llevado a cabo cargas y han lanzado pelotas de goma. Preguntado el Gobierno por la polémica generada, su portavoz Isabel Rodríguez se ha limitado a declarar que el Ejecutivo “siempre respeta” el trabajo de las fuerzas de seguridad “entendiendo que lo hacen con la ponderación necesaria para garantizar el derecho de manifestación, pero también el orden público, sin conocer con exactitud lo que se está produciendo en este momento”.

Críticas de Unidas Podemos

Durante la celebración este martes de la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, el portavoz de Podemos, Ismael Cortés, ha insistido en la necesidad de que se retire el BMR de la bahía gaditana. Ha apelado al "sentido de Estado progresista" para, "humildemente", pedirle a Grande-Marlaska que ordene la retirada de esta 'tanqueta' que no se usa en "barrios adinerados". "No hay tanquetas en las marchas neonazis ni la habrá el día 27 para aquellos que quieren blindar la 'ley mordaza', y me parece bien", ha asegurado Ismael Cortés. Según el portavoz del partido socio del Gobierno, este tipo de blindados no se pueden desplegar "contra la clase trabajadora". "No nos podemos permitir que la solución para la huelga sea la represión", ha dicho.

En la misma línea se ha manifestado el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Assens, al reclamar a Grande-Marlaska, que retire la tanqueta. Ha preguntado irónicamente si se verán este tipo de unidades en la manifestación "pro Ley Mordaza", en alusión a la protesta convocada por sindicatos policiales contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Esta nueva crisis interna en el Gobierno de coalición en torno a una tanqueta parte del rechazo mostrado por la figura más representativa del bloque de Unidas Podemos, la vicepresidenta Yolanda Díaz. Según ha desvelado El Confidencial, la ministra de Trabajo ha reclamado a Moncloa y al Ministerio del Interior explicaciones. Según explican fuentes de su entorno, elevó este lunes su queja a nivel interno en el seno del Gobierno para recibir información sobre los motivos que habían llevado a tomar esta decisión. El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, ha sido el primero en responder este martes a sus reclamaciones y ha defendido que Interior está actuando "conforme a los protocolos".

Ministerio del Interior Cádiz Fernando Grande-Marlaska Guardia Civil Moncloa Estados Unidos (EEUU) Yolanda Díaz
El redactor recomienda