ERC exige que los 'mossos' puedan jubilarse a los 60 para apoyar la reforma de las pensiones
  1. España
Cs rechaza salvar al Gobierno

ERC exige que los 'mossos' puedan jubilarse a los 60 para apoyar la reforma de las pensiones

Escrivá ve peligrar la aprobación del mecanismo de equidad intergeneracional que pactó con los sindicatos y sin la patronal. Los independentistas aprovechan para presionar con demandas históricas

Foto: Gabriel Rufián, Sánchez y Yolanda Díaz, en el Congreso. (EFE/Mariscal)
Gabriel Rufián, Sánchez y Yolanda Díaz, en el Congreso. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Gobierno está teniendo que emplearse a fondo para intentar conseguir los votos necesarios para aprobar el mecanismo de equidad intergeneracional, el instrumento que ha ideado el ministro José Luis Escrivá y que quedó solemnizado este martes en un desayuno en Moncloa con Pedro Sánchez, los titulares del área económica del Consejo de Ministros y los sindicatos. Faltaba la patronal. En el Congreso, al responsable de la Seguridad Social también le faltan apoyos. La oposición, por diferentes motivos, mantiene en este momento en vilo la andadura del instrumento, directamente vinculado a los fondos europeos. ERC, por ejemplo, supedita su apoyo a que se permita que los 'mossos' se jubilen a los 60. Si la reforma no se aprueba, las transferencias de Bruselas están en riesgo.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones está desplegando a finales de esta semana una intensa agenda negociadora. Tanto el ministro Escrivá como su secretario de Estado, Israel Arroyo, han contactado con varios portavoces de la oposición para intentar salvar el mecanismo que implica un incremento de las cotizaciones sociales de 0,5 puntos para la empresa y de 0,1 para el trabajador. Se aplicaría de 2023 a 2032 para sufragar los previsibles gastos que supondrá la jubilación de los 'baby boomers'. Pero, a pesar de que inicialmente no implica recortes de gasto, los apoyos no están garantizados.

Foto: El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. (EFE/José Manuel Vidal)

El compromiso firmado con la Comisión Europea indica que el mecanismo de equidad intergeneracional tiene que estar aprobado el 31 de diciembre. El ministerio ha pisado el acelerador. Este viernes se iniciará la ponencia y el lunes tiene previsto votarse en comisión, la primera prueba de fuego. Pensando en ese trámite, el propio Escrivá se reunió ayer con el grupo parlamentario de ERC. Fue una primera toma de contacto, en persona, para intentar atraer a los independentistas a, al menos, la abstención. Los republicanos son conscientes de que en este mes y medio, hasta final de año, se juegan los compromisos que puedan arrancar al Gobierno. Creen que no habrá otros presupuestos y por eso, sabedores de que Moncloa y Hacienda necesitan sus 13 votos para aprobar tanto las cuentas públicas como las reformas, están poniendo condiciones vinculantes.

Son varias las demandas de ERC en este sentido. Algunas tienen que ver con la propia reforma de pensiones, como una subida de las prestaciones mínimas al 90% del salario mínimo interprofesional o una auditoría de la Seguridad Social. "Aquí todo el mundo sabe del saqueo al que PSOE y PP han sometido la caja de la Seguridad Social para pagar, por ejemplo, deuda", aseguran. "Con el dinero de todos, que no es siquiera suyo", añaden. Unidas Podemos apoya esta auditoría. Pero los republicanos también plantean otras medidas relacionadas con los presupuestos y que el ministro tiene en su mano.

Foto: José Luis Escrivá. (EFE/Kiko Huesca)

ERC quiere que Escrivá cambie la ley para que los 'mossos' se puedan jubilar a los 60 años. "Una decisión así facilitaría mucho nuestro apoyo a la reforma de pensiones", apuntan desde el grupo catalán. La Policía autonómica de Cataluña, en efecto, aún no permite que los agentes puedan retirarse a esa edad, algo que sí pueden hacer otros cuerpos, como la Ertzaintza o los locales. Esquerra cuenta en esta demanda con el apoyo de UGT, que ya se ha reunido con el titular de la Seguridad Social y ha logrado arrancar un compromiso para abordar la situación.

El PNV tampoco tiene decidida su posición, según explican fuentes de la formación, de cara al debate y votación del mecanismo de equidad intergeneracional. "Compartimos la necesidad de aprobar medidas que contribuyan a la sostenibilidad del sistema de pensiones; es evidente que hay que reformarlo y que hay que dar una solución que garantice tanto las jubilaciones de los 'baby boomers' como el futuro del sistema en su conjunto". Los 'jeltzales' están "estudiando" el mecanismo validado por Sánchez en Moncloa y admiten que aún no tienen una posición fijada. Advierten, eso sí, que hubieran sido partidarios de un acuerdo más amplio. "En todo caso, más allá de esta u otra medida, echamos de menos una fotografía de conjunto, de todas las medidas que el Gobierno va a proponer para reformar el sistema de pensiones", concluyen.

Foto: Manifestación en defensa de las pensiones. (EFE/Eloy Alonso)

Ciudadanos cierra la puerta a Escrivá

El temor de Escrivá a poder perder la votación del lunes ha llevado al ministerio a sondear incluso a Ciudadanos para intentar sumarlos al acuerdo. El número dos, Arroyo, telefoneó al portavoz naranja, Edmundo Bal, para buscar su apoyo, pero la respuesta ha sido negativa. Bal consideró este jueves que el mecanismo de equidad intergeneracional es "otra nueva cacicada" por parte del Gobierno y criticó la "tramitación 'celérica' y apresurada" por parte del departamento de Seguridad Social. "Rompe el diálogo social y rompe el consenso del Pacto de Toledo", lamentó.

Precisamente, este 19 de noviembre se cumple un año del acuerdo alcanzado en el Pacto de Toledo para orientar el futuro de las pensiones. Las recomendaciones fueron aprobadas con los votos del PSOE, el PP, Unidas Podemos, Junts, el PNV, Más País-Equo, UPN, Compromís, Nueva Canarias, Coalición Canaria, Foro Asturias, el PRC y Teruel Existe. Solo votó en contra la CUP, mientras que Vox, ERC, EH-Bildu, Foro Asturias y el BNG decidieron abstenerse. El grupo parlamentario popular ya ha advertido de que no apoyará la reforma de pensiones que plantea Escrivá.

El Gobierno está teniendo que emplearse a fondo para intentar conseguir los votos necesarios para aprobar el mecanismo de equidad intergeneracional, el instrumento que ha ideado el ministro José Luis Escrivá y que quedó solemnizado este martes en un desayuno en Moncloa con Pedro Sánchez, los titulares del área económica del Consejo de Ministros y los sindicatos. Faltaba la patronal. En el Congreso, al responsable de la Seguridad Social también le faltan apoyos. La oposición, por diferentes motivos, mantiene en este momento en vilo la andadura del instrumento, directamente vinculado a los fondos europeos. ERC, por ejemplo, supedita su apoyo a que se permita que los 'mossos' se jubilen a los 60. Si la reforma no se aprueba, las transferencias de Bruselas están en riesgo.

El redactor recomienda