Es noticia
Menú
El precio de un alcalde en el 'boom' del ladrillo: 8,3 M en efectivo, casas y regalos a amantes
  1. España
cuantifican los sobornos a granados

El precio de un alcalde en el 'boom' del ladrillo: 8,3 M en efectivo, casas y regalos a amantes

La Agencia Tributaria concluye que Granados usó más de una veintena de fórmulas distintas para cobrar comisiones ilegales por el amaño de planes urbanísticos y concursos públicos

Foto: El exconsejero madrileño Francisco Granados en una fotografía de archivo. (Emilio Naranjo/EFE)
El exconsejero madrileño Francisco Granados en una fotografía de archivo. (Emilio Naranjo/EFE)

La Agencia Tributaria ha puesto cifras a uno de los principales casos de corrupción del 'boom' del ladrillo. Los inspectores de Hacienda han concluido que Francisco Granados, exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, exalcalde de Valdemoro y presunto cerebro de la trama Púnica, cobró supuestamente sobornos por importe de 8,3 millones de euros por el amaño de planes urbanísticos y la adjudicación fraudulenta de contratos públicos del municipio madrileño.

El informe es la radiografía de una época. Los funcionarios señalan que el exdirigente del Partido Popular empleó más de una veintena de fórmulas distintas para enriquecerse ilícitamente, entre ellas, el cobro de comisiones en metálico; el regalo de coches, plumas estilográficas, parcelas urbanísticas y una casa de veraneo; el disfrute gratuito de fincas rústicas y un barco de recreo; el pago de las obras de construcción de su chalé familiar; transferencias de empresarios a una amante y la transmisión de un coche a otra, y hasta el abono de facturas de restaurantes y clubes de alterne.

placeholder Haz clic aquí para ver el documento completo.
Haz clic aquí para ver el documento completo.

A esas rentas se sumarían los 1,6 millones de euros que el político ocultaba en dos cuentas de Suiza y 922.000 euros en billetes descubiertos por la Guardia Civil en un altillo de la casa de sus suegros en diciembre de 2015. Los datos figuran en un análisis patrimonial de la Agencia Tributaria sobre Granados que acaba de ser incorporado al sumario de Púnica, un escándalo que estalló en 2014 y que sigue, siete años después, instruyéndose en el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional.

Por un lado, el documento, al que ha tenido acceso El Confidencial, apunta que el antiguo colaborador de Esperanza Aguirre maniobró cuando era primer edil del Ayuntamiento de Valdemoro (1999-2003) y consejero regional (2003-2011) para lograr que dos constructores con los que llegó a asociarse, David Marjaliza y Ramiro Cid, consiguieran derechos de edificación privilegiados en hasta ocho sectores urbanísticos de su municipio que se encontraban en plena expansión inmobiliaria.

En uno de ellos, el de Juncareño, estos industriales lograron el 100% de los 15.000 metros cuadrados edificables que estaban disponibles. Algunos de estos desarrollos afectaron a espacios naturales protegidos. Granados hizo supuestamente todo lo que estaba en su mano para recalificar la mayor cantidad posible de suelo. Cuantas más casas se construían, más dinero ganaba.

Foto: Sergio Ríos, el pasado mayo, cuando compareció en el Congreso en la comisión sobre Kitchen. (EFE)

Hacienda también le atribuye la concesión irregular de contratos de obra pública a una compañía de estos dos empresarios, Obrum Urbanismo y Construcciones SL, por un importe total de 18,3 millones de euros entre 2003 y 2009, precisamente los años de la burbuja inmobiliaria. Un tercer constructor, José Luis Capita, también intervino presuntamente en esta rama de la organización. Entre las licitaciones bajo sospecha figura un instituto, un centro de día para la tercera edad y un aparcamiento disuasorio. Otras dos compañías, Begar y Virton, recibieron igualmente licitaciones a cambio de sobornos. La primera facturó al Ayuntamiento de Valdemoro 14,5 millones de euros entre 2001 y 2008. La segunda, 40,3 millones entre 2001 y 2015.

Según los expertos de Hacienda, que toman como referencia las abundantes diligencias practicadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil desde que arrancó el procedimiento, Granados habría cobrado incluso por condicionar la licitación de todo tipo de servicios públicos de Valdemoro, como la gestión del servicio de estacionamiento regulado, la retirada de vehículos (grúa), el servicio de gestión de multas, la concesión de cafeterías de titularidad municipal, el aprovechamiento de unas instalaciones deportivas y el alquiler de un aparcamiento. Cualquier contrato público del ayuntamiento era susceptible de ser manipulado.

La Agencia Tributaria ha estimado que todas estas operaciones generaron unas rentas no declaradas de al menos 8.349.103 euros

Los especialistas de la Agencia Tributaria han estimado en su informe, de 242 páginas de extensión, que todas estas operaciones generaron a Granados unas rentas no declaradas de al menos 8.349.103 euros. Parte de los fondos llegó directamente a su patrimonio, pero otro porcentaje habría sido canalizado a través de testaferros, como su antiguo jefe de Gabinete Ignacio Palacios y la esposa de este, o utilizando a una ciudadana brasileña con la que el político mantuvo durante años una relación sentimental.

“Las actuaciones realizadas revelan que Francisco Granados obtuvo sustanciales contraprestaciones de los empresarios señalados que parecen estar relacionados con el hecho de resultar éstos favorecidos en el desarrollo urbanístico de Valdemoro y que se concretan”, según el documento de Hacienda, “en la entrega de comisiones en efectivo por la adjudicación de obra pública, la enajenación de suelo municipal y la clasificación de determinados sectores; la adquisición de bienes por estos empresarios (parcelas de la calle Chequia de Valdemoro; vivienda de la Urbanización Playas del Arenal 55 de Marbella); el pago de los gastos de construcción de una vivienda para él y su cónyuge; la cesión del uso de vehículos (un Mini Cooper y un BMW); la condonación de cantidades adeudas por la adquisición o arrendamiento de inmuebles; la adquisición de bienes de propiedad de Granados con sobreprecio; y la entrega de regalos, pago de viajes, pago de obras y reformas...”.

Foto: Bárcenas, llegando a uno de sus juicios por corrupción. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Solo por la venta de una parcela de Valdemoro a una constructora de Marjaliza, Granados habría obtenido 1.125.094 euros en B, sostiene el informe. Por su parte, Ramiro Cid, le entregó supuestamente 1.069.961 euros haciéndose cargo de los gastos de construcción de su residencia familiar. Otras dádivas fueron el disfrute de una finca en un pueblo de la provincia de Ávila (521.636 euros), la utilización de un barco de recreo llamado Myriam (130.033); el pago de diferentes cantidades a una amante por un total de 45.000 euros y el regalo de un Mercedes SLK a otra segunda pareja sentimental por valor de otros 25.100 euros.

En total, la Agencia Tributaria considera acreditado que Granados recibió sobornos por importe de 5.397.487 euros. A esta cifra, los especialistas de Hacienda suman otros tres millones de euros descubiertos en su poder y “que mantenía ocultos a las autoridades fiscales españolas”. Se trata de los 1.669.616 euros que tenía depositados en dos cuentas suizas; 360.000 euros en efectivo que entregó a Marjaliza para la compra de una vivienda, y 922.000 hallados por la UCO en el altillo de un armario de casa de sus suegros y que el político identificó como suyos.

Otras supuestas comisiones recibidas por Granados no han podido ser cuantificadas por los expertos de la Agencia Tributaria

Otras supuestas comisiones recibidas por Granados no han podido ser cuantificadas por los expertos de la Agencia Tributaria, como el regalo de “relojes, plumas, ropa de alta costura, joyas…”; el pago de facturas de “restaurantes y servicios en clubes de alterne”; “fiestas y cacerías” organizadas por una constructora; obras realizadas en una vivienda de sus padres; el salario de un empleado de su finca rústica, y otros presuntos sobornos de los que no existe rastro documental.

El caso Púnica se divide en la actualidad en 13 piezas separadas. A pesar de que han transcurrido más de siete años desde el inicio de las actuaciones, tan solo se ha celebrado el juicio de la primera de ellas. Granados está acusado de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho, tráfico de influencias e integración en organización criminal, entre otros delitos. Además de las presuntas irregularidades relacionadas con el Ayuntamiento de Valdemoro, la Audiencia Nacional lo implica en la presunta financiación ilegal de las campañas electorales del PP en las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2007 y mayo 2011 y en las generales de marzo de 2008 y noviembre de 2011.

La Agencia Tributaria ha puesto cifras a uno de los principales casos de corrupción del 'boom' del ladrillo. Los inspectores de Hacienda han concluido que Francisco Granados, exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, exalcalde de Valdemoro y presunto cerebro de la trama Púnica, cobró supuestamente sobornos por importe de 8,3 millones de euros por el amaño de planes urbanísticos y la adjudicación fraudulenta de contratos públicos del municipio madrileño.

Francisco Granados David Marjaliza Restaurantes Audiencia Nacional Esperanza Aguirre
El redactor recomienda