Es noticia
Las dos vidas de Isabel, la empleada de Gürtel que delata a sus jefes para no volver a prisión
  1. España
Administraba las empresas de la red

Las dos vidas de Isabel, la empleada de Gürtel que delata a sus jefes para no volver a prisión

Confiesa a lo largo de 117 folios las actividades de la trama en Boadilla, desde la confección de listas electorales a financiar actos de campañas para el PP con presencia de Aguirre

Foto: Isabel Jordán, llegando a la Audiencia Nacional. (EFE)
Isabel Jordán, llegando a la Audiencia Nacional. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Felisa Isabel Jordán Goncet no es tan conocida como Luis Bárcenas. Nadie le puso un mote como el Bigotes, Albondiguilla o Cara Rata. Pero Isabel Jordán lo sabe casi todo de la trama corrupta que marcó una época en España. Era la administradora de las empresas de la Gürtel, algo así como la guardiana de los secretos del cabecilla de la red, su jefe Paco Correa. Ante un nuevo juicio que la sentará de nuevo en el banquillo, mandó a la Audiencia Nacional un escrito de 117 folios con documentos para contar todo lo que dice conocer y asumiendo los hechos.

“Con este escrito quiero, nuevamente, colaborar con la Justicia poniendo en conocimiento diferentes hechos ocurridos desde marzo 2005 a octubre 2007, con más detalles de hechos que se reflejan en el escrito de acusación de la Fiscalía”, explica en el documento dirigido a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional al que ha tenido acceso El Confidencial. Los jueces de ese tribunal la juzgarán a ella y a otros 25 procesados desde la próxima semana por las actividades de la red en el municipio madrileño de Boadilla.

Jordán no quiere volver a prisión bajo ningún concepto. Y no se puede decir que haya estado mucho tiempo entre rejas, apenas 16 meses. Eso a pesar de haber sido condenada a más de 20 años de cárcel en diversas piezas de Gürtel. Su colaboración con la Justicia fue un pasaporte hacia la semilibertad por la vía rápida. Es algo poco habitual cuando se tienen causas pendientes y una condena tan elevada como la suya. Disfruta de un tercer grado, pero una pulsera de control telemático le recuerda su vida anterior. Según su relato, no ha sido un camino agradable.

Recuerda que Correa la llamó "hija de la gran puta" en unos calabozos

Relata haber sufrido amenazas, ataques de la prensa, haber necesitado protección policial durante años, acoso personal y familiar e insinúa que a su abogado le quemaron el despacho por su decisión de colaborar. Según dice, la situación empeoró cuando aportó un 'pendrive' con documentación que la Justicia consideró esencial para las pesquisas. Recuerda que Correa la llamó “hija de la gran puta” en unos calabozos. Toda esta presión tuvo consecuencias para su salud, dice.

Compañera de cárcel de la mujer de Bárcenas

placeholder Isabel Jordán durante una declaración en la Audiencia Nacional en 2019. (EFE)
Isabel Jordán durante una declaración en la Audiencia Nacional en 2019. (EFE)

En Alcalá Meco coincidió con la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias. Luego el extesorero del PP llegó a compartir el mismo abogado que Jordán, Gustavo Galán. Este letrado se presentaba como un experto en alcanzar pactos extrajudiciales con la Fiscalía. De momento, el extesorero solo ha sumado una condena más a su casillero por las obras de la sede del PP y hace días rompió su relación tras varios desencuentros.

Tras Isabel Jordán hay muchos otros sospechosos habituales que le han seguido los pasos en esta actitud de colaboración. Al menos 11 de los 26 acusados en la pieza de Gürtel Boadilla han confesado los hechos en busca de acuerdos de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción que les reporten una pena menor. Uno de ellos es Francisco Correa, pero Isabel Jordán avisa en su escrito de que su exjefe no está diciendo todo lo que sabe. Sostiene que trata de tapar al exdirigente del PP Pablo Crespo. Jordán dice, en cambio, que Crespo era la persona que a ella le daba las órdenes directas.

Según detalla la que fuera la mujer de confianza del cabecilla de la Gürtel, los hechos que describe Correa en su escrito “son por completo parciales y van destinados, entre otras finalidades, a exculpar a otras personas afines de su entorno, que ni tan siquiera llega a mencionar, a pesar de ser miembros destacados de su organización”.

Foto: El exalcalde de Boadilla del Monte (Madrid) Arturo González Panero. (EFE)

"Cogido por los huevos"

A la hora de relatar los recuerdos de su vida anterior, incluye como ejemplo una cena en mayo de 2007. Estaban ella, Correa, Crespo, el exdiputado del PP en Madrid Alfonso Bosch, el empresario y cerebro financiero de la Gürtel, Ramón Blanco Balín, y el que fuera jefe de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) de Boadilla César Tomás Martín Morales. Durante la velada, el cargo municipal les llevó la documentación para presentarse a un concurso público por valor de dos millones.

La empresa con la que iban a hacer el amaño era Easy Concept, de la que Jordán era la administradora. En un momento de la conversación, ella mostró su rechazo a esta operación y Bosch le pegó una patada por debajo de la mesa. Luego, a la salida, Correa le contó que tenían al alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, “cogido por los huevos” y que le iba a dar todos los concursos públicos que él quisiera.

Más adelante, el texto alude a una cinta con una grabación o a que establecieron unas "reglas de conducta" para regir la relación entre la rama empresarial de la Gürtel y el alcalde. También que la red corrupta tenía poder de influencia a la hora de confeccionar las listas electorales y que iban a "colocar" a Martín Morales para que llevase la Concejalía de Urbanismo.

placeholder Francisco Correa, el Albondiguilla, Alfonso Bosch, Pablo Crespo, y José Galeote. (EFE)
Francisco Correa, el Albondiguilla, Alfonso Bosch, Pablo Crespo, y José Galeote. (EFE)

Para reforzar su relato, los 117 folios de Jordán van acompañados de documentos, manuscritos o correos electrónicos personales en los que, entre otras cosas, se aprecia cómo pactaban los pliegos de los contratos públicos antes de someterlos a concursos en los que la adjudicación ya estaba decidida de antemano. También los pagos para financiar actos de campaña del PP en Boadilla de las elecciones 2003 y 2007. En alguno de esos eventos participó la que fuera presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre. “Puedo confirmar que la campaña del PP de Boadilla del Monte la financió la empresa TECONSA y CRESVA con mi conocimiento”, dice.

Jordán también incluye los estadillos de la contabilidad paralela de las empresas de la red. Hacían pagos para financiar actos electorales del PP, en concreto a Tomás Martín Morales que era el responsable de la campaña municipal. Además, aporta varios listados pormenorizados de todas las dádivas que se le dieron a Arturo González Panero, alcalde de Boadilla en el momento de los hechos y representado también por el abogado Galán. La cifra económica ronda los 80.000 euros y figuran viajes a Miami, Estepona, Grecia, zapatos, trajes, abonos para ver al Atleti o una pantalla de plasma.

placeholder Una de las anotaciones aportadas por Jordán.
Una de las anotaciones aportadas por Jordán.

Ahora, casi 20 años después de haber entrado a trabajar para las empresas de Correa, Isabel Jordán dice que su paso por la cárcel le hizo pensar sobre el ritmo de vida que llevaban: “La privación de libertad —la dura privación de libertad— me ha hecho reflexionar y darme cuenta de que conductas que dentro de la empresa las dábamos por normalizadas eran realmente absolutamente reprochables”. “Se hace necesario expresar mi sentimiento de arrepentimiento por mis malas conductas, pedir perdón”, zanja.

Felisa Isabel Jordán Goncet no es tan conocida como Luis Bárcenas. Nadie le puso un mote como el Bigotes, Albondiguilla o Cara Rata. Pero Isabel Jordán lo sabe casi todo de la trama corrupta que marcó una época en España. Era la administradora de las empresas de la Gürtel, algo así como la guardiana de los secretos del cabecilla de la red, su jefe Paco Correa. Ante un nuevo juicio que la sentará de nuevo en el banquillo, mandó a la Audiencia Nacional un escrito de 117 folios con documentos para contar todo lo que dice conocer y asumiendo los hechos.

Audiencia Nacional Empresas Francisco Correa
El redactor recomienda